La hojilla

Que difícil es mantenerse callado al ver tanta insidia contra un líder que cree en los hombres y mujeres de su país. Donde pueblo y gobierno construyen un sueño de dignidad en una nación que estuvo y todavía ésta, secuestrada por los hombres que hoy mienten, haciendo mentir a otros a través de sus medios de comunicación filiales de poderosas trasnacionales; poseyendo la impunidad para delinquir al manipular y distorsionar la información; engañando, difamando y despreciando al pueblo que dicen defender como a la democracia que ellos sólo la conciben como su conuco particular, de ahí que los llamen "los intocables".

A veces he sido duro en mis criticas contra el programa La Hojilla y el Sr. Mario Silva; eso ha sido mi derecho connatural a no ser un conformista, pero que bue no que existe La Hojilla, ya que es el único antídoto que hay para contrarrestar un bombardeo mediático con su carga de guerra psicológica; generando angustia, ansiedad, violencia y hasta desordenes mentales.

Con sólo ver las entrevistas que empiezan en los diversos programas de TV y radio en una cadena indefinidamente contra Chávez, donde los invitados terminan sufriendo el síndrome de Estocolmo, ya que son secuestrados y manipulados por los grandes promotores de la anticultura; siendo los padres de la verdadera miseria humana como es la desesperanza, la perdida de valores y la gran violencia en todos los sentidos.

Ellos se han auto adjudicado en la SIP como el nuevo procerato de una democracia que ellos mismo desdibujaron en sus empresas. Estos grandes promotores del caos acostumbrados a ser `los dueños de todo’, incluyendo al presidente de turno de nuestra nación, no han podido contra Chávez; generándoles una frustración tan grande que han recurrido descaradamente a ser simultáneamente los jefes del comando de campaña, los militantes, los machistas y hasta las attachés de Rosales; un hombre que lleva a cuestas su propia derrota, sencillamente por que no sabe lo que dice y alza banderas que ellos mismos le han criticado a Chávez, y este ya las ha superado.

Estoy seguro que los hombres y mujeres que hacen La Hojilla así como muchísimos como yo estamos claros en algo que nos une cada día más, y es que ya nos "atrevimos" a ser muchos con Chávez, un sentimiento irreducible de dignidad a su pueblo y de su pueblo hacia él.

Master en Filosofía


Esta nota ha sido leída aproximadamente 42408 veces.



Carlos Vicente Torrealba

Escritor / Über maestro en Filosofía / Entrenador de Vida / MTC

 carlosvicentetorrealba@gmail.com      @cartorrealba

Visite el perfil de Carlos Vicente Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Vicente Torrealba

Carlos Vicente Torrealba

Más artículos de este autor