Política Comunicacional Bolivariana (II)

La Sociedad venezolana vive una coyuntura transicional. Esta sometida a una intensa transformación revolucionaria que estremece los cimientos del viejo orden social creando las estructuras, valores e instituciones del devenir. Ciertamente esto no es un proceso fácil que se deslice en línea recta, tiene y tendrá sus altibajos, incomprendido por algunos, anatemizado por otros. Pero avanza que es lo que cuenta porque tiene el apoyo y el cobijo del pueblo. El pueblo constituido en sujeto histórico hace suyo y estimula los cambios sociales que están en puerta. Cambios que se manifiestan en todos los ámbitos de la vida nacional, en unos más acentuados que en otros.

En el ámbito comunicacional es más que evidente los cambios revolucionarios que se han venido operando en la sociedad venezolana. Los viejos esquemas comunicacionales han sido resquebrajados. El modelo tradicional que se sustenta en la “Metáfora del Tubo”, según el cual la comunicación es algo que se genera en un punto, se lleva por un conducto (o tubo) y se entrega a otro extremo, no tiene fundamento. En la Venezuela bolivariana se esta rompiendo con ese esquema que concibe el hecho comunicacional como una relación en la que debe existir un emisor (activo) y un receptor (pasivo). Esta concepción no tiene consonancia con la dinámica y la esencia del nuevo país insurgente. Aquí, y ahora, se está abriendo paso una práctica innovadora, creativa y colectiva que parte de considerar la comunicación social como algo que sucede en las relaciones humanas, entre una pluralidad de sujetos, activos y coparticipes críticamente, entre constructores de una verdad producida por todos. Es una concepción de naturaleza claramente revolucionaria que se fundamenta en el axioma que el protagonismo es del pueblo y no de los comunicadores, a quienes les corresponde la función facilitadora y estimuladora de la participación social.

Esta concepción revolucionaria de la comunicación debe ser profundizada y fortalecida incentivando, cada día, el involucramiento del colectivo social en el quehacer comunicacional. Lograr que todo el pueblo se haga participe del hecho comunicacional, que asuma lo comunicacional como una de la funciones vitales de la humanidad, tal cual como lo fue en los orígenes de la sociedad humana donde el lenguaje (la comunicación) y el trabajo se conjugaron, en el marco natural, para darle vida a la especie humana. Posteriormente con la aparición de la propiedad privada y la división social y técnica del trabajo, el bien común comunicación fue enajenado de tal manera y llevado al paroxismo actual, que el hombre o mujer contemporáneo (a) asume lo comunicacional como una creación totalmente ajena así mismo (a). Todos tenemos derecho a comunicarnos, a informar y a estar informados, pero quienes detentan la propiedad privada de los medios se atribuyen la potestad de informar o desinformar según se correspondan con sus particulares intereses.

Que nuestro pueblo se involucre masivamente en el quehacer comunicacional se constituye, indiscutiblemente, en un acto profundamente revolucionario y, por supuesto, de contenido altamente democrático. Democratizar la comunicación en Venezuela debe ser la gran consigna que oriente la acción tanto del Estado como de la sociedad en materia comunicacional. De esta manera estaríamos estableciendo las bases para la construcción de una sociedad de la comunicación y con ello contribuyendo a rescatar el rasgo humanista de las relaciones sociales lamentablemente extraviado en el tortuoso camino privatizador por el que ha transitado la vida en sociedad.
Sin duda esta es la razón por la que la Venezuela Bolivariana se sitúa a la vanguardia de las luchas y expectativas de los pueblos del mundo en la confrontación mediática en la que estamos inmersos y en el esfuerzo creador comunicacional en el que estamos empeñados.

(En la próxima entrega abordaremos la propuesta concreta sobre Política Comunicacional Bolivariana).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11956 veces.



Miguel Ugas

Miembro de la coordinación nacional del MoMAC

 miguelugas@gmail.com

Visite el perfil de Miguel Ugas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ugas

Miguel Ugas

Más artículos de este autor