¡No comamos cuentos!

Entendidos y sumergidos como estamos en el contexto nacional e internacional por un mundo mejor; de paz, libertad, soberanía, independencia y bienestar común, seguro estamos de los ataques imperiales. La estructura de poder dominante no tiene límites ni reconoce derecho internacional alguno. ¡Ya de eso sabemos mucho, pero muchísimo!

Ahora, en ese sentido, cuando altos funcionarios de gobiernos extranjeros, senadores, instituciones o empresarios, señalan estar convencidos, por informes de prensa o de ONG´s, financiadas por ellos, de lo malo, maluco, dictatorial…, que es Nicolás Maduro y su gobierno, lo primero que criticamos es la inoperancia de nuestra política comunicacional. ¡Parece un cuento viejo! La verdad es que; él que quiere estar equivocado respecto a Venezuela, lo está sin excusa ni razón válida, pues en este mundo de hoy si algo sobra es COMUNICACIÓN y formas de comunicación…

¡No puede ser verdad! Que un primer ministro, jefes de Estado, de gobierno, presidenta de Congreso, o empresario…, sean tan fácilmente engañables por hacedores de propaganda, de mala propaganda. Hoy cuando todo mundo, en todo el mundo, sabe de la mala reputación del periodismo y quienes como heraldos de la guerra y la muerte lo ejercen a plenitud. ¡Ni decir del espionaje institucionalizado por las "grandes" potencias y sus cuerpos de "inteligencia"!

Toda esa farsa puede ser para la gente común, corriente, que sólo ve de pasada los titulares o repite lo que alguien ya repitió de las redes sociales. ¿Sera que estos "lideres" no confían en sus cuerpos diplomáticos?

¿Cuál es la función del cuerpo diplomático acreditado en un país?

Si ellos, los diplomáticos, al igual que los "periodistas" dan mala o nula información a sus gobiernos, estamos mal. ¡Están conspirando contra la institucionalidad republicana y el estado de derecho!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2727 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: