Venevision lanza nuevo símbolo sexual, mientras nuestra tv no compite

Comparto video de nuestra entrevista con revelaciones de la nueva figura de Venevisión: https://www.youtube.com/watch?v=Yq7UkWF-HTM
 
Inquieto como soy en el ejercicio de todas las formas de lucha por transformar la sociedad en un lugar mejor, me metí en la cuestión mediática, artística y comunicacional. Desde ahí veo que nuestra tv popular y pública todavía no compite en cantidad de seguidores con la tv comercial, nuestros queridos canales, que gustosamente hemos apoyado con carácter ad honorem, aun no generan contenidos que derroten los esquemas del aburrimiento y logren de manera creativa, sana y divertida atraer a millones de televidentes jóvenes y adultos contemporáneos. Hay honrosas excepciones. Mientras tanto, del otro lado del espectro radioeléctrico, hay una tv que sigue batiendo records en los niveles de tele audiencia y arrasando culturalmente en la lucha por la hegemonía audiovisual. 
 
Es así que el próximo 15 de junio se estrena telenovela estelar en Venevisión y una chica será la villana en el papel de símbolo sexual, nuevamente dándole vida al controversial estereotipo de la cosificación femenina que tanto rating televisivo genera en Venezuela, para bien o para mal. Roles, conductas, códigos y valores serán promovidos por la poderosa fábrica de productos sociales o mejor dicho el Hollywood venezolano que en nuestra Patria se conoce como el canal 4. 
 
Se trata de la misma protagonista del más reciente hallazgo en el cine venezolano que ahora debuta como actriz en la pantalla chica. En el cine ella acaba de ser la joven de alta sociedad que se unió al chico de barrio, juntos vencieron adversidades, es la historia fantástica que siempre engancha a las audiencias. En 2015, así permanece todavía en cartelera la película “Hasta que la muerte nos separe”, la más taquillera del cine venezolano, protagonizada por la espectacular modelo Alexandra Braun Waldeck, ahora convertida en la actriz revelación del año.
 
Ocurre que desde hace tiempo tv y cine cine son más que show y tienen cierto poder político. Ejemplo es EEUU cuya industria televisiva y cinematográfica ha influenciado la vida de millones de personas y pueblos en el mundo más que las acciones militares. Venezuela no escapa a este contexto.Miles han ido al cine a ver esta obra inspirada en Otelo de Shakespeare,por eso urge analizar lo que el pueblo consume, más todavía en un año electoral. 
 
El cine venezolano es policlasista pues el humilde no juega golf, ni el burgués juega bolas criollas, pero en el cine nos encontramos todos. Con el boxeo pasa igual, este permite “golpes de suerte” para que muchos cambien su vida. Cine y boxeo emocionan. Y este film recrea una lucha de clases con final feliz. Zapata 666 encarna al boxeador que con trabajo sale del rancho, tal como lo intenta el pueblo, es luchador, a veces desordenado pero siempre aspira una vida mejor.
 
De la unión entre la bella y el vagabundo nacieron tormentas pasionales que ellos prefirieron soportar antes que separarse. La película alcanza su momento más polémico cuando él perdona el polémico pasado de ella para salvar la relación. Eso se parece a una reconciliación nacional.
 
Por último, el boxeador cae a los pies de Alexandra quien personifica estéticamente al capitalismo. No obstante ella atraviesa una verdadera “revolución” personal al dejar su vida farandulera y tomar la de esposa y madre. ¿Podría esto significar una aproximación hacia una sociedad socialista?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4950 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: