Los precios del petróleo y el revólver de Elías

Hay que ganar la batalla de la opinión pública

             Nelson Rockefeller, comentó un día que si llegase a arruinarse y sólo le quedara un dólar en la faldiquera se tomaría un café en la mejor cafetería de Nueva York y gastaría el resto en decir que se tomó ese café. O lo que es lo mismo según. Mr. Nelson, hay que decir lo que se hace así se trate de una bagatela. Es igual que sí Ud. tuviere dólares a Bs. 4,30 y no se lo dijese a nadie  nunca los vendería. Tomemos como ejemplo el escándalo que arma una gallina cada vez que pone  un huevo. La Canalla Mediática imita  la gallina ponedora porque  por cuanta vaina que inventa” (pone un huevo) arma una culequera en sus nidos naturales (medios privados y  redes sociales). Lo que quiere decir que La Canalla Mediática no es más que una gallina ponedora. Una Gallina Mediática.

            El presidente Chávez invirtió tiempo y esfuerzos por proveer a la Revolución de una buena plataforma mediática tanto en medios impresos como audiovisuales. Pero visto los resultados tenemos que aceptar que no hemos tenido el suficiente éxito para captar gran parte de esos venezolanos que por determinadas razones, la mayoría mediática, no terminan de aceptar y comprender el inmenso alcance de los beneficios sociales que le ha brindado y le seguirá brindando  la Revolución al grueso de la población venezolana, especialmente a los más pobres. Es cómo dice el Comandante Fidel no puede haber en Venezuela cuatro millones de oligarcas. Algo está fallando. Algo hay que revisar. Cómo que no está funcionando la guerrilla mediática. Y digo yo “cómo que la Intoxicación Lingüística ha hecho su trabajo”.

            No recuerdo el nombre del joven que desde Filadelfia escribió hace 10 años que los que se erigieron en tacamahacas en el manejo de los medios de comunicación social para proyectar y defender la Obra de Chávez tendrán que ser juzgados por la historia por no cumplir bien con tamaña responsabilidad. El mismo Comandante Eterno se quejó de ello  varias veces a cielo abierto. En una de esas quejas le oí decir en Barquisimeto, cuando buscó en su escritorio la lista de precios regulados de unos alimentos y al no encontrarla, expresó: “La falta de información pública de mi gobierno ha sido una de las más grandes fallas. Ahora no encuentro la lista y tampoco salió en los periódicos”. Es más Chávez estaba tan molesto que llegó a grabar una cuña con su propia voz publicitando su obra. Fue aquélla que decía “He hecho carreteras, autopistas viaducto, escuelas, universidades, puentes sobre el  Orinoco, he obsequiado Canaimitas a las escolares, he construido casas dignas, he aumentado salarios y homologado pensiones, he devuelto la tierra a los campesinos, he otorgado créditos agropecuarios a pequeños y medianos productores etc.”.Cuando oí esa cuña sentí pena ajena por el Comandante y me hice la siguiente pregunta: ¿Y dónde está el coñazo de comunicadores y publicistas y de medios con que cuenta el gobierno?

            A decir verdad. Si se quiere La Canalla maneja mejor los medios que nosotros. La Canalla Mediática no ensaya. Va a lo suyo. A minimizar los aciertos del Gobierno y a maximizar los errores. Todos los días se inventa una vaina (pone un huevo y cacarea). Nosotros actuamos de forma tardía ante los ataques al Gobierno. Si no es, por ejemplo que Diosdado denuncia la marramuncia de los Scarano y Zurda Konducta, lo del Pichón de Terrorista, la bicha nos gana la partida. No se puede seguir ensayando en la guerra mediática ni nuestra reacción debe ser espasmódica, convulsionante, por ráfagas; tenemos que reaccionar en pleno combate y de manera sistemática, en el desarrollo de los acontecimientos como dice el Maestro Walter Martínez. En el terreno de los acontecimientos  y en función del comportamiento del enemigo.  Mejor es adelantarnos a los hechos cómo le hizo Cocacola cuando le dio el “golpe de estado a Pepsicola” que al otro día de la negociación  no existía el logo  ni los colores de Pepsi en ninguna de sus instalaciones ni en los vehículos  de distribución del producto ni del transporte de empleados y obreros.

El  enemigo es poderoso y temible y maneja bien los medios. Tenemos que proveernos de un recurso humano excelente, de primera línea. Tenemos que actuar con el cerebro y no con el corazón. El  manejo de un medio tiene que ser frío y calculador. Los encargados de dirigirlo deben apartar lo emocional, las pasiones. Ya es tiempo de actuar con precisión y talento en el manejo y conducción de los medios de comunicación social afectos a la Revolución. Es tiempo de anteponer el talento y la eficiencia en la conducción y manejo de los medios a las pequeñeces humanas y espirituales. Si a usted quiere anteponer la mediocridad y las bajas pasiones hágalo en su periódico. Monte su propio diario y dele rienda a sus bajos instintos. No lo haga en un periódico del pueblo.

Ejemplo reciente de La Gallina Mediática en su feroz y destructivo manejo mediático de lo que a todas luce como un error involuntario como es el caso de la niñera de Elías a quien en el aeropuerto carioca le hallaron un revolver en su equipaje. El  arma es legal y pertenece a Elías. La culequera es tan necia que el gobierno de Brasil no se ha pronunciado. Otro ejemplo del cacareo de  La Gallina Mediática es la “alharaca festiva” que ha desatado con la baja del precio del petróleo. Han dicho que esa bajón es una noticia positiva para Venezuela y que hay darle las gracias a Gringolandia. ¡Qué bolas! A La Canalla Mediática se le olvida que en el 2002 el barril llegó a cero dólares porque no producíamos un solo barril por culpa del paro petrolero criminalmente auspiciado por ella, y el pueblo no pasó hambre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1265 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: