Feliz día del periodista, dual

Como periodista, graduado en la Misión Sucre, esa maravillosa creación de nuestro líder revolucionario para estudiar en el tercer nivel en la República Bolivariana, me siento muy bien y de verdad que no pensé aquella mañana, cuando me inscribí hace una década aproximadamente que llegaría a ser profesor de la UBV. Simplemente acate el llamado de Chávez y elegí Comunicación Social. Así, luego de ser conejillos de indias por ser de la primera promoción, ahora me siento con una responsabilidad enorme y tengo a quien agradecer por llegar a la meta y esas personas las profesoras y profesores que me enseñaron como ser un periodista que se deba al pueblo y no a los billetes y “si son verdes mejor”.

De esa cantidad de profesoras y profesores, recuerdo con especial atención a una periodista muy querida que fue presidenta del Colegio Nacional de Periodistas del estado Aragua, graduada en la UCV y muy conocida; nuestra profesora de proyecto Lic. Alejandrina Gómez, quien como muchos otros que ya estaban en la mecedora, casi fastidiados se levantaron de allí y ayudaron a una incipiente universidad. Como profesora era demasiado eficiente y a uno le gustaba ir al barrio 23 de Enero a ir levantando nuestro proyecto, en nuestro caso, era un periódico comunitario que fundamos con los habitantes de dicha barriada populosa del oeste de Maracay. Hoy en día funciona y la gente del barrio lo bautizó como “El Tacarigueño”.

“Aleja”, como le decían a la profe Alejandrina sus amigas y amigos, en su periodo como presidenta del Colegio de Periodistas del estado Aragua, siempre estuvo avocada a usar los espacios del colegio a favor de los estudiantes de comunicación social de la Misión Sucre-UBV y semana tras semana, eran común los foros, talleres, cursos y todo lo que se relacione con la preparación del periodista. De verdad, que recuerdos tan gratos de la profe Alejandrina. En una oportunidad tuvo gran confianza en nosotros y hasta teníamos las llaves del colegio, para ayudarla en alguna actividad en la que ella no podía abrir a las 7:00 am como le gustaba. Ahí compartimos con profesores como Adalberto Rodríguez, Gloria Mejía, Jesús Vivas, Orlando Conde, Aurora Salinas, Mario Muchacho, Cesar Nieves, Briceida Sánchez, Mélido Estaba, Leticia García, Silvia Mirabal y muchos que se me escapan.

Pero digo que es dual porque ahora uno como graduado en la UBV, no cuenta con el apoyo de un colegio que se convirtió en una especie de nido de periodistas capitalistas, un tanto alejados del pueblo y que apoyan en su gran mayoría, como trabajadores de medios privados; el golpe suave o de mecha lenta que se está dando en Venezuela, donde no hemos tenido suerte porque hasta nuestros más altos líderes, si son cambiados de sus cargos o suspendidos, escriben una vaina loca, tienen razón en muchas cosas pero en lo más importante que es la legitimidad de Maduro se pela, se pela en ayudar a los escuálidos de esta manera tan vil, (los trapos sucios se lavan en casa)pero mientras nosotros nos organizamos ellos pelean por liderazgos.

Creo que Nicolás y el equipo de “Comunicadores Socialistas de Venezuela” debemos reunirnos y crear una casa del periodista que mejore el colegio existente y que tenga su propia sede en cada estado, donde para el estado Aragua, propongo el nombre de la profesora Alejandrina Gómez para la “Casa Nacional del Periodista Alejandrina Gómez” como eterno agradecimiento en la creación, pedagogía, continuidad, desarrollo y tantos aportes de esta gran persona desaparecida lamentablemente, pero como nuestro comandante, personas de esas tan especiales, tan revolucionarias, siempre irreverente, combatiente, guerrillera, amiga, camarada, compatriota, con la ética por delante. Debemos ir pensando donde nos reunimos los periodistas de la UBV para poder planear, la investigación, la acción, la participación y la transformación de un gremio muy importante para que la revolución siga su ruta revolucionaria y si nos atacamos, en pocos casos a nosotros mismos, menos mal que son pocos los casos. Repito en Aragua “la Casa Nacional del Periodista” debe llamarse Alejandrina Gómez y estoy seguro que en cada estado hay revolucionarios que merecen ser los que coloquen su nombre en esta utopía mía, de la Casa Nacional del Periodista y así la dualidad de nuestro periodismo duela menos, al tener nosotros los periodistas revolucionarios nuestra propia sede con todas las del la ley, incluyendo periódico, emisora de radio y de tv.

Feliz día del periodista, a todas y todos los periodistas antiimperialistas y que aman esta patria más que nada o como a su mamá, que no tienen problemas con que el chorro petrolero, llegue también a las pobres. Sobre todo aquí en Venezuela, donde se ponen a prueba diariamente de manera contundente, las dos caras de la moneda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1125 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a190588.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO