¿Por qué la libertad de expresión no puede ser ilimitada?

La libertad absoluta no existe y se trata de una conclusión elemental. Quién pretenda desconocer esa realidad simplemente es un idiota. La misma naturaleza en su escencia establece reglas, normas, leyes o como usted prefiera calificarlas o llamarlas que no se pueden romper porque evidentemente cualquiera que pretenda hacerlo va a tener consecuencias serias por no decir graves o al menos va a tener respuesta. Voy a poner un ejemplo simple: Existe entre dos montañas un espacio que las separa de unos 35 mts. de distancia con un acantilado de unos 140 mts. de profundidad.

La única forma de desplazarse de una montaña a la otra es a través de un puente colgante de un metro y 1/2 de ancho construido con cuerdas y madera, que puede soportar a la vez unas 5 personas de un peso promedio de 75 kgs., por supuesto por donde solo se puede pasar caminando. Imaginen nada más que sucedería si a un irracional se le ocurre tratar de pasar por allí en un vehículo rústico de 900 kgs. Un individuo por más ignorante que sea sabe por inercia, por intuición, por lo que sea, que existe algo conocido como la fuerza de gravedad de la tierra incluso soportada teoricamente por algo que se conoce como ley de gravedad.

Lo que quiero decir con todo esto es que, por muy "libre" que yo me sienta de hacer lo que me de la gana, sencillamente no lo puedo hacer. La "libertad" no me da la potestad de hacer todo lo que a mi se me ocurra porque todo lo que yo haga va a tener consecucuencias en menor o mayor medida. Eso es lo que estos irracionales que tanto magnifican y se llenan la bocota con la mal llamada "Libertad de Expresión" parecen no entender y lo peor es que hacen alarde de su intelectualidad. Conclusión: La "Libertad Absoluta" NO EXISTE, cualquier tipo de Libertad en sus más diversas manifestaciones, está limitada por diversos factores.

A mí, mi libertad me permite subir al techo de un edificio de 10 pisos y lanzarme desde allí a volar. ¿El hecho de que yo sea libre implica que pueda volar?, porque yo soy libre y porque soy arrecho, por supuesto que no. Para finalizar, desde que el hombre sintió la necesidad de vivir en sociedad, desde ese mismo momento se vió en la necesidad de establecer una serie de normas a respetar para poderse relacionar con los demás y esas normas no son otra cosa que las leyes. Así de sencillo y son esas leyes las que limitan la libertad en la relación entre todos los seres humanos y quien viole esas leyes evidentemente debe ser sancionado. ¡Coño!, ¿Es tan dificil de entender esa vaina?...

arnomartinez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3450 veces.



Arno Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: