Para Tania la Ministra, la camarada, la imagen: una política comunicacional eficiente

¡Qué tal, camarada!  Buscándole la vuelta a cómo centrar el proceso revolucionario en informar, y espero me acompañen en este planteamiento. ¡Sólo eso! 

Todos hemos expuesto que no contamos con una política comunicacional efectiva, si es que existe.  

Siguen pasando ministros, tremendos camaradas, pero pareciese –o estamos seguros– que no han logrado conformar equipos integrales y, mucho menos, presentar una seria y constante manera de transmitir logros revolucionarios. 

El presidente Chávez entiende que no se está mostrando ni un porcentual de todo lo importante que ejecuta, no hay suficiente y eficiente capacidad para difundirlo. Muchas veces l@s Ministr@ de Información hasta son premiados formando parte de comitivas presidenciales a otros países.  

Pudiese ser una vez y para captar el sentido y la proyección de nuestras bondades y planes, y para los que no estén en el fogueo político.  

Y ahí queda… con una respuesta espasmódica, sin política comunicacional.  

Creemos que Chávez por fin descubrió un sistema de comunicación directo con todos, buenos y malos, y anda emocionado con lo del twitter. Para dar respuesta a tantas cosas ha creado un equipo. Lástima que no lo hizo desde que hace años venimos proponiendo, empezando porque estuviesen pendientes de leer las proposiciones, reclamos, etc., hechos por estas valiosísimas páginas virtuales.  

Bien. Con “cuarentipíco” tristes años de la anquilosada democracia bobalicona, perdidos en la formación integral del venezolano, quisiéramos que los dinámicos de nuestro esfuerzo, que formaría parte de esa política informativa, lograran cambiar el país desde las raíces.  

Y para que sea radical tiene que modificar nuestra manera de pensar. Y como será muy difícil cambiar viejas mentes esperamos que sí esté ocurriendo en nuestra revolución educativa escolar y de la secundaria, principal punto de partida para todo, pienso. 

Fíjate, camarada, y lo expuse recientemente, por emergencias hemos iniciado campañas de ahorro de agua y energía. Ahora, en el campo de la salud, o sanitario, aparecen potenciados el dengue y el mal de chagas.  

¿Tendremos que esperar que aparezcan otras emergencias para iniciarlas?  

Y para la formación integral, ¿dónde están las políticas ideologizantes para ser un buen ciudadano? Un buen vecino. Hasta ser más solidarios que ante una tragedia, ata las internacionales, donde nos damos el lujo de demostrarlo con creces. 

Eso por esa parte. ¿Y la política informativa de los logros revolucionarios? Los de Chávez, me refiero. Porque a niveles regionales y municipales todo mundo se pregunta: ¿Dónde está la revolución? 

Salga a la calle, camarada, sin apasionamiento revolucionario o chavista, y dígame cómo puede un ciudadano común sentir la Revolución.  

¿Quién supervisa a los gobernadores y a los alcaldes y demás funcionarios? ¿Cuáles son los planes, los programas? ¿Dónde está el empoderamiento del pueblo, etcétera? Por el contrario, siguen l@s veinteocher@s franelas y gorras rojas-rojitas. 

Quienes andamos en la calle, los que tenemos contacto diario con personajes comunes, tenemos que calarnos los “descuidos” de los que sí está llena la cotidianidad de ciudades y pueblos.  

Calarnos las críticas sin culpa nuestra propia. Y cada vez son más fuertes. 

Sólo medio pataleando por logros nacionales. 

Por eso los revolucionarios estamos cazando las intervenciones del presidente Chávez, los viajes, las inauguraciones, los Aló Presidente, para reforzarnos revolucionariamente. ¡Gracias, presidente!  

Para conocer avances podemos ver programas muy interesantes que transmiten VTV –que deberíamos cambiar de canal de todos los venezolanos para canal del estado y nos quitamos la pendejada de que abusamos de su programación, haciéndola solamente oficialista– y TVES, pero en horarios “invisibles”. Si tiene algún valor que yo lo haga, felicito al Lic. Castillo por la excelente programación de TVES, pasa a ser un canal del cual no provoca cambiar a otro. 

Puedo mencionar “Noticias Agrarias”, que muestra los éxitos,  emocionantes los más, en ese campo, ah, pero los sábados a las 6 a.m., que comenté en anterior este artículo, ahora he visto que lo transmiten en horarios de la tarde. 

Los domingos el tremendo programa “Semillas y Senderos”, que nos deja boquiabiertos por los avances en la producción agropecuaria, avícola, piscícola, etc., ah, pero a las 6 a.m.  

Si los logros no los conocen la mayoría de los revolucionarios qué podemos, entonces, pensar de los del equipo del escualidismo. 

Habría, pienso yo, que cambiar los horarios. Estos son programas estelares. De logros, de alcances, de esfuerzos, de éxitos. Los referidos a la información política son buenos. Nos encantan, pero considero importante –también importante– dar a conocer los avances de nuestra revolución en esos campos. 

Consideramos conveniente, porque somos muchos los que así opinamos, programar unas cadenas con esa información. Cadenas permanentes cortas pero como la gotica de agua permanente. Sí hay pataleo escuálido saquemos una ley de información pública.  

No pueden pretender los contrarrevolucionarios que el país que estamos construyendo con tantos esfuerzos y con éxito –aún los pelones- no debe ser conocido sino por los chavistas, y, en su defecto, seguir echándole mierda. 

Todos los venezolanos deben participar de la información de la maravillosa obra revolucionaria. En especial los jóvenes. Habrá que crear sistemas audiovisuales para los institutos educacionales. Por lo menos, o por lo más. 

¡Gústele o no a los escuálidos! Estamos hartos de ocultar por negligencia y sólo medio replicar. Debemos ser agresivos.  

¡Vamos a hacer una revolución o no! La timidez nos está jodiendo. 

Vuelvo con una especie de utopía personal: ordenar en los medios radiales y en especial los televisivos para que sus programaciones de noticias, todas, sean generadas por ellos mismos dándole mayor empleo a periodistas.  

Con ello podemos prohibir la lectura de periódicos mostrándolos, bien directos del papel o de las páginas de internet. El que quiera verlos que compre sus periódicos, pero no podemos calarnos toda esa diarrea de información falsa, tendenciosa, o exagerando problemas que nos muestran a toditos, amaneciendo, o cerrando las noches. 

Vainas vomitivas como Tal Cual, el Nuevo País y pare usted de enfermar, que nadie compra ni por urgencias sanitarias de carretera, nos las calamos, tanto los revolucionarios como, con peor efecto psicológico, los escuálidos y los ni-nis. 

Además, si es necesario legislar al efecto, aunque la sigan chillando, para que exista un verdadero equilibrio informativo, por lo menos en las primeras y últimas páginas. Por cada defecto, error, que hay por montones (descuidos de mucha gente) que muestren en fotos o titulares, al lado debe presentarse un logro de las mismas dimensiones.  

Equilibrio informativo. Menos ventajismo visual opositor. Comenzar a medio ganar, aunque sea una batalla, en la inclemente guerra de cuarta generación, que nos están ganando y es lo único que nos perturba nacionalmente.

Por otra parte, debemos crear programas fijos de los Concejos Comunales que han hecho grandes progresos. 

Siguiendo con los medios de comunicación. En el dial del radio del carro mantengo a Radio Nacional, tanto el canal normal como el cultural. A primeras horas de la mañana ambos cuentan con valiosos programas de opinión. Luego en el clásico colocan conciertos clásicos completos -que son extraordinarios- y el resto del día se inserta algunas otras informaciones. 

En esta época de guerra mediática arrecha considero, humildemente, que debemos aprovechar los horarios diurnos, los mejores, para ahondar en concientización, en información. Y disfrutar de una excelente música en las noches. 

Por cierto, que ocurre con la transmisión de música venezolana. Siempre en las mañanas y sólo la llanera. Se requieren horarios estelares obligatorios en todas las emisoras. Aunque sean cortos.

Deseamos escuchar programas de las comunidades. Sin muchos moderadores estrellas. Ellos mismos y sus avances. Participación de programas seleccionados de las emisoras comunitarias.  

A veces he escuchado programas infantiles que habrá que evaluar su raiting. En VTV y TVES hay unos excelentes pero amaneciendo los sábados. Como son muy didácticos sugiero sea obligatorio colocarlos en horario estelar infantil, en las tardes, y que sean para evaluación en los colegios. 

Quisiéramos escuchar o ver programas nacionales con voces de la Provincia. Y no de llamadas, sino de producción provincial. 

Hay globoterrores con programas hasta insultantes. Llenos de mentiras. Si usted invita a  alguien y miente, deben ser penalizados ambos, entrevistador y entrevistado, y tal vez el productor y el director del programa. Se ha avanzado un poquito, peo con fallas en las acusaciones. Los abogados defensores se lucen y nos hacen quedar muy mal parados. 

Hay una cadena provincial “R” que desde Barquisimeto nos envía un programa radial televisado, desde un estudio de radio. Es una manera muy torpe de hacer televisión. Es de un periodista –que por el ventajismo  mediático de todos es candidato a diputado- con una joven que lo que hacen es leer los periódicos, incluso de internet, y analizarlos según sus criterios estrechos. Con una burlita a todo. 

A veces repiten, sin asegurarse de la veracidad de todos  los mensajitos de texto que les llegan. Que recuerde uno de esta semana: “En Guanare el gobernador y la alcaldesa sólo están pendientes de caballos y gallos” ¿No es una infamia? 

Además, que les paren bolas a los mensajes enviados en los cintillos a todos nuestros programas de opinión, donde los permiten. Terminan leyéndolo sólo los que los envían. Especies de diálogos entre unos y otros mensajetexteros. El mismo equipo de 200 para el twiterismo.  

No hay respuestas. Es una falta de respeto. 

Insistimos en que se den charlas semanales sobre proyectos, obras (que desconocen hasta de los mismos institutos), capitalismo vs. Socialismo, etc., en todas las oficinas de gobierno. Obligatorio para todos los funcionarios (más del 60% son escuálidos, escuálidos lights y ni-nis, quienes sólo cumplen con lo básico de sus funciones) 

Queremos escuchar a los directores de gobernaciones, y de las alcaldías, del proceso, claro, conversando, dictando charlas a sus empleados, sobre esos temas revolucionarios.  

Incluye a gobernadores y alcaldes. No se les escucha nunca. Menos cuando andan de visitas en centros comerciales, en espacios de reuniones. La revolución debe ir por delante. 

Sin miedo. ¿Queremos cambiar mentalidades? Bueno, a echarle bolas. Que no estarán de acuerdo, que es ideologización, discutámoslo también. 

Que se escuche vibrar la Revolución en las comunidades. Queremos debates. Calle pareja. Megáfonos.  

Hay que darle un revolcón  a muchos. Chavistas inclusive.  

Como será que la mayoría de los funcionarios de vaina sí se ponen las gorras y franelas rojas en manifestaciones o mítines para que los vean los jefes y revolucionarios. Les da pena con los vecinos. Con los de las panaderías donde compran. Hasta con los compañeros de trabajo porque son escuálidos y quieren respetarlos. 

A la inteligente ministra Tania Díaz, por favor, con el debido respeto a una gran dama que no queremos se la trague la falta de una visión comunicacional integral, considero lo más conveniente que haga una encuesta nacional que la apoye para hacer una real y firme política informativa del gobierno. Que esté en cada rinconcito de las oficinas públicas informando.  

Una política participativa y protagónica. Todos tenemos alguito que aportar. 

Que se aguanten nuestra fortaleza. Revolución o pelazón. Vencemos o perdemos. Obligatorio es cambiar.


edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2587 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas