Nuestro saludo y compromiso

A las Aporreadoras y Aporreadores en el Nuevo Año 2020

El nuevo logo de Aporrea.org

El nuevo logo de Aporrea.org

Credito: Aporrea.org

Hoy, primero de enero, entramos en el 2020; para los chinos el "Año de la Rata". En el inicio de los Años 20 del Siglo XXI, Aporrea cumplirá 18 años en la comunicación popular y alternativa.

El 2019 se despidió con nuevas oleadas de lucha de los pueblos, en defensa de sus libertades y derechos, pero también con los zarpazos de las oligarquías que se aferran a sus privilegios.

Lo interesante es que las luchas colocan a los actores en la base social, con su acción directa, y no sólo en las superestructuras políticas y en las mesas de triquiñuelas para capear los temporales.

Los sistemas de dominación no ceden fácilmente, pero los pueblos encuentran sus maneras de resistir y de repente irrumpen, dando "sorpresas".

Ese ha sido el signo distintivo en los últimos meses de 2019 y parece que podría dar un toque de distinción al 2020.

Soplan esos vientos en América Latina, también en Francia, de nuevo en algunos países árabes, y por allá donde comienza el año: la zona oriental del planeta, como China-Hong Kong. Las mujeres en distintas latitudes del mundo protagonizan masivos coros que apuntan hacia el Estado como "violador".

Mientras tanto, el tiempo del Planeta se agota esperando por cambios y acciones más contundentes que superen las formas irracionales de vida y las autodestructivas prácticas depredadoras impuestas a la humanidad.

Pero estamos en estos tiempos que todo lo combinan, la agitación de la gente busca orientarse entre espejismos y confusiones enmarañadas. En nombre de los derechos y libertades éstos son aplastados, las luchas de los pueblos oprimidos son señaladas como "terroristas" y hasta sucede que las revoluciones se vuelvan contrarrevolucionarias.

En medio de todo esto sigue, más vigente que nunca, la importancia de la denuncia, del debate, la divulgación de las experiencias de base, frente a los hegemonistas del pensamiento y sus expresiones mediáticas. Las distintas vertientes del poder tratan siempre de bloquear estas otras voces que escapan al control.

En este temporal navega Aporrea, en Internet y en la vida social, aunque a veces le quiten el mar.

Nacimos con la sorpresa que improvisó un pueblo que no quiso entregar su destino, por allá por el año 2002, y en este año que empieza, que conjuga en otro orden esos mismos números, cumpliremos 18 años de nuestra propia existencia como medio alternativo y popular digital. Eso será el 14 mayo, fecha en la que aparecimos en la escena.

No se nos olvida que seguimos siendo pueblo, que no somos una corporación mediática de ningún poder económico, ni somos gobierno: ¡somos un medio surgido de las luchas!, al servicio de ellas y de su cualificación. Y ese es el sello de nuestra identidad y de nuestro destino.

Seguiremos cumpliendo nuestro papel con nuestros usuarios y usuarias, autores y autoras, reporteros y reporteras populares, aporreadores y aporreadoras… como les quieran llamar. Seguiremos siendo una gran cartelera interactiva para la reflexión y discusión, para la visibilización y el protagonismo de los trabajadores y el movimiento popular autónomo.

Nuestro compromiso, dentro del país y como página de alcance y difusión internacional, ha sido y es…

Con la irreverencia y la acción independiente de los obreros que defienden la dignidad y el valor del trabajo en la sociedad, su papel en la conducción democrática.

Con las comunidades campesinas que alguna vez fueron llamadas a garantizar nuestra soberanía alimentaria y a hacer realidad la posesión colectiva de la tierra.

Con las comunidades barriales que no renuncian al sueño de ser realmente "Poder Popular", para labrar el bien común y la mejora de sus condiciones de vida.

Con los pueblos indígenas que buscan preservar sus raíces ancestrales y los territorios avasallados por la ambición extractivista, destructora de la naturaleza.

Con quienes reivindican sus demandas de género y el respeto a la diversidad sexual.

Con las víctimas del desarraigo y la emigración, en donde quiera que estén.

Con las víctimas de la represión y el autoritarismo en cualquier lugar del mundo.

Con las corrientes críticas del pensamiento, que buscan preservar el oxígeno imprescindible del debate en libertad.

Con todas y todos los que luchan por causas justas.

Reciban nuestro más fraternal saludo de Año Nuevo y deseos de un ¡Feliz Año!, al tiempo que anunciamos la entrada de una nueva fase y la preparación, junto a ustedes, del año en que cumpliremos 18 años de Aporrea, para seguir rompiendo los cercos mediáticos y seguir "aporreando", como siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4631 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter