Aporrea cumple 20 años siendo el único archivo en Internet de los primeros años de la Revolución Bolivariana


Hace 20 años, el 14 de mayo de 2002, comenzó a operar la página web Aporrea.org.

En los tiempos en los que las páginas web se hacían con Microsoft Frontpage (un editor parecido a Word) y era muy tedioso actualizar una página para añadir noticias nuevas, el amigo Martín Sánchez @MartinSanchezVe ideó un sistema para publicar noticias de forma dinámica en la página web, en cuestión de segundos. Lograron sacarnos de la "era de las cavernas" digital, y colocar a la revolución bolivariana a la par de sitios web de derecha muy sofisticados, como los de El Universal o El Nacional.

Voy a tratar de explicarlo mejor.

En aquel momento de la web 1.0, los sitios web se clasificaban en "estáticos" y "dinámicos".

En los sitios web estáticos, el periodista o redactor debía tener una copia del sitio web en su computador personal o de trabajo. Cuando necesitaba publicar una nueva noticia, tenía que crear a mano una nueva página HTML en editores como Frontpage o DreamWeaver; redactar allí la noticia, colocarle manualmente las fotos, editar la portada o índice del sitio web para que se viera la nueva noticia, y finalmente subir todos los cambios al servidor del sitio web utilizando un protocolo llamado FTP. Era lento, tedioso. Un fastidio.

Así se veía editar una página web en DreamWeaver:

"Dinámica" significa que el sitio web tenía un software instalado que se encarga de gestionar los contenidos. El periodista o redactor sólo tenía que ingresar al sistema con una contraseña, escribir el texto de la nueva noticia en un formulario, subir las imágenes y publicar la noticia. Y se publicaba de inmediato, en décimas de segundos. Es lo que se hace hoy con software de administración de contenido sofisticado como Wordpress o Joomla, pero el detalle es que nada de eso existía en mayo de 2002. Había algunos softwares para administración de noticias, pero no eran tan buenos como los que conocemos hoy. Eran muy primitivos y problemáticos.


Apenas había pasado un mes del golpe de estado de abril de 2002 y la página de noticias del proceso revolucionario más conocida era antiescualidos.com, que era administrada por los amigos de ANMCLA (Asociación de Medios Libres, Comunitarios y Alternativos). Era un esfuerzo espectacular. También existían otras páginas muy buenas, como redbolivariana.com, surgida en marzo de 2001 por iniciativa de Evit Luzardo y otros compatriotas de Maracaibo.


En el estado, existía la agencia de noticias Venpres (años después cambió de nombre a Agencia Bolivariana de Noticias, ABN, y luego a Agencia Venezolana de Noticias, AVN).


El problema de todas estas páginas, en aquel momento, era que ninguna tenía un sistema dinámico de publicación de noticias. Publicar cualquier novedad en ellas era tedioso y se actualizaban muy poco, una vez al día o a veces pasaban varios días sin actualizarse, y publicaban principalmente artículos de opinión, manifiestos, resúmenes, etc.

El problema eran las noticias. En aquellos tiempos que vivíamos, cuando surgían noticias muy importantes con inmensa frecuencia, muchas veces al día, se requería algo que fuera dinámico y permitiera que periodistas profesionales, alternativos o comunitarios enviaran notas y se publicaran lo antes posible.

Los sitios web abiertamente de derecha y antichavistas, como El Universal, El Nacional o Globovisión, desde hacía años tenían sistemas de manejo de contenidos dinámicos y muy eficientes, que permitían tener muchos periodistas y redactores publicando noticias simultáneamente, con fotos y contenido multimedia. Apenas ocurría algo y se veía en los noticieros de televisión, en cuestión de 5 o 10 minutos estaba publicado en sus sitios web. Pero, obviamente, publicado de forma parcializada y tendenciosa, siempre colocando en mala posición a cualquiera que fuera chavista, de izquierda o del movimiento popular, y sin posibilidad alguna de dar un derecho a réplica o de que haya un mínimo balance en la información.

El sistema creado por El Universal (EUD) era muy famoso y había ganado premios a nivel internacional, pues ellos habían invertido en un equipo informático de alto nivel.


En Internet, los revolucionarios estábamos en una desventaja terrible. Y recuerden que no existían redes sociales digitales, como Facebook, Twitter o Instagram.

Martín Sánchez y los amigos de Aporrea fueron visionarios en el sentido de crear, a partir de un software de foros, una página web de noticias con un sistema dinámico y muy sofisticado, que se mantiene en funcionamiento hasta el día de hoy.

A los pocos días de lanzada Aporrea, algunas personas notamos el importante esfuerzo, comenzamos a redactar noticias y enviárselas por correo electrónico, y veíamos que las publicaban a los pocos minutos. Toda una sorpresa. Al tiempo, hicimos una relación de amistad y Martín nos confió usuarios a mí y a otro grupo pequeño de personas, que ayudamos a alimentar la página web, lo que nos permitía publicar información en tiempo real.

Yo me incorporé a Aporrea en junio de 2002 y los apoyé hasta febrero de 2003, redactando noticias durante uno de los momentos más convulsionados del proceso bolivariano como lo fue el paro petrolero-empresarial. Me siento muy orgulloso de eso.

En estos días, Martín escribió un tuit recordando que lo que él hizo fue "tecnología de punta en aquel momento. No había Drupal, ni WordPress, ni nada de eso hecho. Había que crear toda vaina. Me fajé a aprender tecnologías que ni en la universidad me enseñaron. Fueron meses de mucho trabajo y estrés, pero que siguen dando frutos hasta hoy".

También recordó que aquellos fueron "días de mucho trasnocho. Muchos no tienen ni idea del estrés constante por los rumores de que venía otro intento de golpe de estado, luego de la impunidad post 11 de abril. Recuerdo las 'alertas populares anti-golpista' en la cual nos turnábamos haciendo guardia en Aporrea, a punta de café".

Además, no se puede obviar la labor de la Asamblea Popular Revolucionaria y de Gonzálo Gómez @GonzaloAporrea quienes, durante el golpe de abril, estuvieron en las calles denunciando -al igual que muchos otros movimientos sociales y medios alternativos- el golpe de Estado de Carmona y el secuestro de Hugo Chávez.


Aporrea es una de las poquísimas páginas web venezolanas que ha mantenido su archivo de noticias por 20 años; es posible consultar cualquier noticia colocada desde ese momento hasta hoy.

Otras páginas que eran muy activas en ese momento, como las de El Universal o El Nacional, en determinados momentos borraron sus archivos de noticias. También pasó con muchas páginas de noticias del Estado, que en determinado momento eliminaron sus archivos.

Luego de irme de Aporrea, continué publicando allí artículos ocasionalmente, y Aporrea también publicaba noticias y artículos tomados de las páginas web donde trabajé entre 2003 y 2009 (RNV y YVKE Mundial). De hecho, gracias a Aporrea, fue que la gente conoció estas nuevas páginas del Estado.

Me duele mucho que los equipos que trabajaron después de mí en esas páginas web (RNV y YVKE) decidieron borrar todos los artículos y noticias que había en ellas, y casi todo lo que escribimos quienes trabajamos allí se perdió. Excepto lo que se publicó en Aporrea.

Es horrible que las reseñas y noticias de lo que ocurrió en ese período del proceso bolivariano y de la Presidencia Hugo Chávez se haya perdido. Excepto lo que se publicó en Aporrea.

Aporrea, nos guste o no, ha sido un banco de información del proceso bolivariano, incluyendo noticias, palabras de Chávez, declaraciones de políticos, debates en torno a temas cruciales. Los investigadores de hoy y del mañana requieren de Aporrea para sus investigaciones.

Muchos NO estamos contentos con ciertos giros que tomó Aporrea en momentos más recientes del proceso revolucionario. Le han dado a voz a personas y organizaciones que yo dudo muchísimo que puedan ser calificadas como de izquierda. Soy de quienes está descontento con diferentes decisiones del gobierno, pero también creo que salir de él, como proponen algunas de esas voces, es dar un salto en el vacío, facilitarle el trabajo a una derecha que no dudará en exterminarnos a todos si llega al poder.

Pero, por otro lado, todas las fuerzas y opiniones de izquierda han seguido presentes en Aporrea, incluyendo las que apoyan y respaldan a Nicolás Maduro. Allí escriben con frecuencia ministros actuales y anteriores, escritores, intelectuales, directores de instituciones.

Yo lamento mucho que Conatel y Cantv mantengan bloqueada a Aporrea. Tengo entendido que no hay una participación de por qué está bloqueada, no hay un procedimiento legal ni se ha dicho qué deben hacer para desbloquearla. ¡Pero sí me uno a las voces que piden su desbloqueo!

Y deseo a Aporrea un muy feliz cumpleaños, que cumplan muchos más y que ojalá algún día la izquierda venezolana podamos tolerarnos y trabajar juntos, al menos en aquellos temas en los que coincidimos, para la continuidad de lo que hemos construido hasta ahora.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 652 veces.



Luigino Bracci

Estrecho colaborador y antiguo miembro del equipo editor de Aporrea. Bracci es un celoso defensor del Software Libre y de la libertad de expresión.

 lbracci@gmail.com      @lubrio

Visite el perfil de Luigino Bracci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: