México endurece las medidas para evitar el paso de migrantes en los trenes de carga

23 de septiembre de 2023.- El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador endureció las medidas para evitar el paso de migrantes irregulares por territorio mexicano usando trenes de carga, luego que el mayor operador ferroviario local detuviera esta semana el 30% de sus operaciones.

Miles de personas llegaron a la frontera con Estados Unidos en los últimos días y cruzaron hacia el norte, muchos de ellos después de emprender peligrosos viajes en trenes de carga conocidos como “La Bestia”.

El Instituto Nacional de Migración (INM) acordó acciones con autoridades locales, la empresa Ferromex y la Patrulla Fronteriza estadounidense que incluyen “intervenciones” a migrantes que estén en los trenes, carreteras o en la vía pública y el “retorno” a sus países.

El convenio, pactado tras una reunión en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, pretende “evitar que las personas migrantes arriesguen sus vidas al utilizar ese medio de transporte con la intención de llegar a la frontera”, según informó el INM en un comunicado.

La medida ocurre en momentos en que México reconoce estar desbordado por el flujo migratorio, según declaró la canciller Alicia Bárcena, quien informó que el presidente López Obrador busca reunirse en noviembre con su homólogo Joe Biden para abordar el tema.

Ferromex anunció el martes pasado la suspensión de la actividad de 60 trenes de carga -de una flota operativa de unos 200 diarios- ante el flujo de miles de migrantes que utilizan dichos vehículos.

Accidentes fatales

Unas 4300 personas permanecían hasta entonces sobre las locomotoras o en los patios de operaciones de Ferromex en ciudades como Torreón, Irapuato, San Francisco de los Romo o Chihuahua, a lo que se sumaron en los últimos días accidentes fatales, señaló la compañía.

Como resultado de la norma, varias docenas de migrantes se retiraron frustrados de las vías del tren a las afueras de Ciudad de México, bloqueados por las fuerzas de seguridad para que no pudieran viajar en vagones de carga.

En una vía férrea junto a un vertedero de basura en Huehuetoca, una localidad al norte de la capital, unos 40 agentes del INM en más de una docena de furgonetas circularon junto a las vías para cortar el acceso a los migrantes, y enviaron un dron para localizar a otros que se habían escabullido a las colinas circundantes.

“Nos corrieron, (nos dijeron) que nos alejáramos de las vías del tren”, dijo Jason, un migrante venezolano que pidió ser identificado solo por su nombre de pila. “Ya no tenemos recursos”, agregó. Los migrantes, cargados con mochilas y jarras de agua se abrieron paso a través de los altos pastos bajo el sol abrasador para retirarse a pie hasta la ciudad más cercana.

Durante años, los migrantes han usado los trenes de carga de México para cruzar el país rumbo a la frontera norte, donde solicitan asilo o cruzan ilegalmente. Muchos terminan muertos o lesionados al caer accidentalmente del techo.

Desde mayo pasado, las personas que cruzan ilegalmente a Estados Unidos se exponen a ser expulsadas, deportadas o vetadas para ingresar nuevamente por un período de cinco años, además de ser procesados penalmente por reincidencia.

A pesar de los riesgos de treparse a los techos de los vagones o acurrucarse en los vagones al aire libre, muchos dicen que no pueden permitirse otras opciones y temen ser extorsionados en las carreteras o que los agentes de migración los envíen de vuelta al sur de México.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2954 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter