“¡Oh Zeus! ¿Cuáles son tus planes para conmigo? ”Esquilo

Alvaro Uribe Velez da la cara a su destino

El Presidente Uribe es un excelente domador de caballos, conoce ese arte desde niño por eso es capaz de crear y lanzar metáforas busca persona relacionadas con ese universo. También creo que es un verdadero hipnotizador; lo digo porque me puse a mirar una serie de videos donde él es protagonista y quedé impactado al ver como proyecta su mirada. Cuando llegué a las imágenes donde él le responde a un estudiante que él si es un hombre frentero, Suaj, quedé embobado y totalmente convencido de que efectivamente no le teme a nada ni a nadie porque va por a vida confiando en su propia valía.

Recordé que alguna vez dijo que si él hubiese sido guerrillero, lo habría sido y de los mejores. No tengo la menor duda de que en ese caso nuestra patria, hoy seria de verdad, muchísimo peor de lo que es ahora, una nación no en vías de desarrollo, sino el territorio de una sociedad camino a su autodestrucción.

Ahora que veo cómo todos los que votaron por sus programas tratan de apartarse y que muchos, como Pedro, pretenden negar no solo una, dos, tres, cuatro, cinco, sino hasta seis veces a su Maestro… Pienso en la tenebrosa y profunda soledad que le tocará vivir tras dejar el poder; Pero si logra salir airoso de las acusaciones se convertirá en un hombre cuya palabra seguirá tronando en el futuro de Colombia.

Los poderes hipnóticos de su imagen, sus palabras y sus gestos lograron convencer a varios millones de personas en varias elecciones en su larga carrera política que finalmente lo llevó a la Presidencia, logró además, que lo reeligieran y que a pesar de todos los escándalos por corrupción en los que están envueltos muchos miembros del gobierno y de su partido, interceptaciones ilegales, masacres, acusaciones por narcotráfico, persecución a sus opositores, su imagen favorable se mantenga hasta el fin de su era, como la más alta que haya alcanzado presidente alguno en el siglo XX, según se afirma… contando la época en que no existía el Centro Nacional de Consultoría.

El Señor Presidente logró la admiración de muchos líderes mundiales y tuvo el coraje de dejarse condecorar por el sanguinario George Bush, presidente norteamericano, quien recibió como único castigo hasta ahora, luego de las matanzas en Irak y Afganistán, el lanzamiento de un pequeño zapato, de manos de un periodista inconforme al que le falló la puntería.

Los colombianos somos fáciles de hipnotizar; dicen fuentes bien informadas que un hipnotizador español llamado Tony Kamo, se hizo rico hipnotizando a todo el que quisiera llamarlo por teléfono. El profesor Antanas Mockus alcanzó la alcaldía de Bogotá, con solo bajarse los pantalones y abrir el C… ante los adolescentes de la Unal… ahora va al frente de las encuestas para reemplazar al Señor Presidente…

En el Perú sucedió exactamente lo mismo con el profe de Física y Matemáticas Alberto (Ken-ya) Fujimori, quien se subió a un tractor y eso le bastó para dejar boquiabiertos a los electores, dejar en el olvido al escritor Mario Vargas Llosa y arrasar con la politiquería peruana; luego gobernó como un tiranuelo a su país durante 10 años y ahora debe pasar 25 años en la cárcel por haber cometido crímenes de lesa humanidad. Los hermanos del Perú y los colombianos nos parecemos también en la forma de jugar al futbol, no solamente porque nos privaron de ir a Suráfrica, sino porque nos unen muchas cosas más…

Creo que el Señor Presidente debió hacer un juramento; una promesa muy estremecedora y profunda ante el cadáver de su padre, para acabar con las Far, como las llama, (sin la C de Colombia) y me atrevería a decir, siguiendo el método de mi maestro Noam Chomsky, que ese juramento incluye… frases como: “hasta las últimas consecuencias”, o “hasta el último día de mi vida”, “caiga quien caiga y pase lo que pase”. Ese compromiso parece ser el Mandala o el uróboros de su existencia.

Cuando al Señor Presidente le hablan de Derechos Humanos le da una furia bíblica, como esas que según los cristianos le daban al Dios del Antiguo Testamento. Todo su cuerpo, su mirada, su palabra, su tono se transforma… pero tiene la capacidad de contenerse, con un yoga, no sin antes explotar o lanzar un flechazo que va a dar a de lleno a los medios de comunicación, para que los periodistas hagan su oficio.

Su rabia centellea, cualquier ser humano la percibe a plena luz del medio día y su energía indudablemente impacta en el ambiente.

Uno puede verlo y sentirlo como un corrientazo que tiene repercusiones en el fenómeno del niño o la niña, según sea el caso. Todo esto sucede porque él considera que las ONGs, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Amnistía Internacional, El Comité Internacional de la Cruz Roja, Human Right Watch, La Corte Penal Internacional, la Senadora Piedad Córdoba, las mamás de los soldados secuestrados, Marleni Orjuela, Hollman Morris, León Valencia, el Presidente Hugo Chávez y hasta el profesor Moncayo, quien sufrió con su familia 12 años el secuestro de su hijo, Pablo Emilio, secretamente han urdido un plan para impedirle el complimiento de su promesa.

Creo que el Señor Presidente, inclusive estaría dispuesto a enfrentar la Justicia en cualquier tribunal y en cualquier escenario de la tierra. El está seguro que la guerra santa emprendida, utilizando los métodos más espeluznantes contra quienes considera sus enemigos, es defendible en los bautismos y en otras ceremonias religiosas; en los almuerzos o en cualquier foro mundial.

Estos procedimientos que ya se atrevió a investigar la Fiscalía General de la Nación, han causado horror al mismísimo Juan Gossain quien parecía haberlo visto todo, contado todo y callado todo.

Así pues que, ahora, cuando la mayoría de los uribistas, dan la impresión de estar abandonando poco a poco a su líder, hasta al poderoso Juan Manuel Santos quien ofrece un programa de gobierno, en la misma dirección con otro rumbo; siento el estremecimiento de no querer ver al presidente Uribe en la misma situación del General Manuel Antonio Noriega Moreno, a quien cariñosamente sus coterráneos apodan Carepiña, ex presidente de la hermana Panamá; y entiendo perfectamente al Senador Gustavo Petro cuando dijo que si fuera elegido presidente de los colombianos, jamás se lo entregaría a la Corte Penal Internacional, porque le garantizaría un juicio justo en Colombia.

Conozco el dolor de Colombia en carne viva, he visto a las madres de los jóvenes asesinados de Soacha; las he visto llorando como unas verdaderas Antígonas y las he apoyado moralmente en su tarea de ir de un lado a otro esperando que se haga justicia. Es difícil saber también cuál hubiera sido nuestro comportamiento, donde nos corresponda el destino de vivir bajo la piel, y en las circunstancias del Señor Presidente…

Es estremecedor reconocerlo, pero los indicios de que tarde o temprano, el que ha sido considerado en las encuestas como el mejor presidente de Colombia en toda su historia, podría terminar siendo juzgado como el peor de todos…

Mi uribismo repentino, luego de ver en todos esos videos, a este vecino de mi tierra… defendiendo como un león los alcances de su gobierno, me atrevo a pedir con todo respeto, a la Corte Suprema de Justicia o a la instancia Judicial que le corresponda, que si el Señor Álvaro Uribe futuro ex presidente de Colombia es vinculado a una causa y llamado a Juicio… se le brinden todas las garantías Constitucionales… del debido proceso…

Y SE RESPETEN SUS DERECHOS FUNDAMENTALES.

franciscoamin@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3042 veces.



Francisco Amin Mosquera


Visite el perfil de Francisco Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: