Chávez y Uribe en Quito

Rafael Correa en calidad de presidente Pro tempore convoca una reunión extraordinaria de UNASUR para el martes 9 de febrero a las 0900 hrs. Han confirmado la asistencia 6 presidentes: Alan García, Fernando Lugo, Evo Morales, Hugo Chávez, Álvaro Uribe y René Preval de Haití, la presidenta de Chile se excuso porque tendría que haber pedido permiso al congreso al quedarle solo un mes en el cargo, en su lugar asistirá Juan Gabriel Valdez embajador chileno en Haití, informo Ricardo Patiño flamante canciller ecuatoriano.

La sorpresa la da el presidente colombiano Álvaro Uribe, cuando en las anteriores reuniones de la organización se excusaba por no asistir aduciendo que no había garantías para él. Hoy, fortalecido por la reanudación de las relaciones diplomáticas con Ecuador, confirmo con días de anticipación su asistencia.

La otra sorpresa es la presencia de René Preval, presidente de Haití, invitado por el presidente Correa para tratar la asistencia al pueblo haitiano. Muchas voces se han pronunciado respecto a la reestructuración integral de Haití. Reconstrucción política, económica y social, no pueden continuar con el mismo sistema de invasión estadounidense de tanto en tanto “para reestructurar la democracia haitiana”.

Rafael Correa dice: “Se trata de una nueva visión de desarrollo que significa fortalecimiento y acompañamiento de las instituciones haitianas, porque sin gobierno e instituciones el país no puede seguir adelante a no ser que sea como una colonia, y eso no lo vamos a permitir”.

La semana pasada UNASUR reunió en Quito a los ministros de defensa. A pedido del delegado venezolano se analizo muy brevemente el libro blanco de intervención norteamericana para la región. Pero, ha existido negligencia en UNASUR para tratar de una vez por todas, el uso de las bases militares y el número de tropas que se asentaran allí. El argumento colombiano es muy pobre, es el mismo cuento de siempre: para luchar contra el narcotráfico y enfrentar al terrorismo.

Pésimas excusas con las que se alquila Colombia, una vez traducidos 10 años del plan en fracaso absoluto, el narcotráfico continua y las FARC se adaptaron a la nueva circunstancia sin mayor costo. 8000 Millones dedolares vale el alquiler del país para que desde Washington se ordene como administrar la nación.

Sería ocioso preguntarse si la escalada de violencia y protestas que viven Ecuador y Venezuela no es producto de la exportación de guerra sucia desde Bogotá y Washington, tarea extremadamente indignante para los presidentes Correa y Chávez, en esas circunstancias, estrechar la mano de un hipócrita de oficio por exigencia diplomática.

El anti socialismo es la ideología de la negación que falsifica los hechos y recubre la mentira. Su contenido principal reside en calumniar el orden socialista, falsificar la política y los objetivos reales del pueblo.

La eficacia de nuestra lucha contra el imperialismo aumentara si conocemos y observamos a Álvaro Uribe, los medios y los métodos falsos empleados, estos métodos tienen un papel importante por la utilización y el aprovechamiento de los medios de comunicación al servicio del golpismo, con dos aspectos distintos.

Uno, la propaganda reeleccionista que constantemente utiliza alabando el éxito de la seguridad democrática y los logros de su gobierno en su constante campaña.

Dos, La seguridad que la da UNASUR. Organización que no pudo evitar la instalación de las bases norteamericanas con el apoyo de Brasil, Argentina, Perú, Chile y la abstención de Paraguay, naciones que adujeron asuntos de soberanía.

Desde el gobierno de Uribe no hay un repliegue ni un cambio de actitud respecto al papel que debe ejecutar por encargo de Washington. El ofrecimiento de disculpas, el pedido de perdón, son constantes por parte de este señor que, no valen nada, porque lo hace siempre que el daño ya está hecho. Uribe pide perdón o disculpas por interés político, con eso trata de cambiar las aguas agitadas. Muchos gobiernos caen en la trampa, al menos se hacen los que caen por congratularse con los EEUU.

En UNASUR hay un serio problema, no pueden o no quieren expulsar a Colombia de la organización, con ellos no se puede mantener una actitud de orden e integración Sudamericana, es decir, ¿Dónde queda la unión y defensa de las naciones Suramericanas? Con los norteamericanos en el medio ¿Cómo? Es imposible que haya una posibilidad de dialogo con ellos, dialogar con Hillary Clinton ¿para qué? Acaso se pueden definir los conflictos que salen desde Bogotá y Washington contra los gobiernos de Caracas y Quito especialmente, o será darle la oportunidad para que oficialmente nos pongan sus condiciones.

En este momento tenemos un proceso de desestabilización vía universidad en Venezuela y vía oposición separatista con Nebot desde Guayaquil.

Ojala, y de esta reunión, también, surja una propuesta para detener el golpismo de Obama y Uribe.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3351 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: