Davos ¿cementerio de los banqueros?

Chávez inicio el combate a los banqueros hace mucho tiempo. Davos, ahora le da la razón. La mayoría de los asistentes al foro económico mundial que concluyo ayer con un lema que parecía decir: “matemos a los banqueros”

Lo que proyecto Obama el año pasado invitando al G20 previa la cumbre del G8, y la propuesta hace pocos días de reducir el tamaño de la banca, se concreto en los Alpes suizos. Esto demuestra el poder que tiene EEUU, o la necesidad del resto del mundo capitalista que, Estados Unidos se recupere de la crisis económica-laboral que lo aqueja para que no arrastre al mundo a otra recesión antes de salir totalmente de la crisis.

Cualquiera sea la razón, lo cierto es que la ira dirigida contra los banqueros fue evidente, lo reconoce Donald Moore, presidente del Morgan Stanley en Europa y por Peter Levene, presidente de Lloyds Bank quienes dijeron: “Es importante que los banqueros entiendan que el negocio necesita ser cambiado”. Mohamed Rachid, ministro de comercio e industrias de Egipto, agrego: “Hay que asegurarse que los banqueros cambien o hay que cambiarlos”.

La reacción internacional fue unánime contra los banqueros, por el papel de los bancos en la crisis económica y su comportamiento actual. La ira contra la banca se está derramando por todo el mundo.

“Creo que la relación entre los gobiernos y los bancos ha cambiado de manera irreversible”, dijo Peter Sands presidente ejecutivo del grupo británico Standard Chartered Bank y copresidente del foro de Davos, concluyo diciendo que, “Los bancos no han contribuido mucho a su propia causa. Hemos estado sordos y nos perjudicamos a nosotros mismos, todos necesitamos una dosis de humildad”.

Lideres políticos, negocios, industriales, banqueros, directores de bancos centrales, esperan que los países emergentes sean el “motor de la economía global” en medio de las dudas mundiales acerca de la recuperación del G8. Esto parece más, o una manipulación o una oferta político geoestratégica más que financiera.

Depender de los mercados de China, India, Brasil, aun con su mayor crecimiento no pasa de ser algo que habría que considerar muy detenidamente. Influir en la economía mundial requeriría salir del dólar como moneda comercial y superar los propios problemas sociales que tienen estos países, naciones en vías de desarrollo que, dependerán más de los créditos de los países desarrollados, de los organismos crediticios creando un exceso de capacidad solo en ciertos rubros como minerales y petróleo. Requerirían por otro lado incrementar la industria pesada o dejar que nos invadan de productos. Y, si no reinvierten en la política social interna reestructurando su economía, será un espejismo.

La expansión de EEUU, Europa y Japón, debido a su alto endeudamiento fiscal y al exceso de capacidad de algunas industrias y otros problemas, no reflejaran el crecimiento esperado para el 2010, por la incidencia de EEUU en la recuperación mundial, a pesar del crecimiento del 5.7% registrado por los norteamericanos el último trimestre del 2009.

Lawrence Summers, director del consejo económico nacional de la casa blanca manifestó que lo que acontece en EEUU es, “una recuperación estadística y una recesión humana, por los millones de estadounidenses sin trabajo de lo que muestran los datos oficiales”.

En Davos se concluyo que, la debilidad de las naciones desarrolladas seguirá preocupando por muchos años más. Lo acontecido en Davos es un giro importante respecto a los años 80 y 90, cuando la gran preocupación eran los desbarajustes de las economías emergentes, hoy se espera de sus mercados para ayudar a las naciones desarrolladas desarticulando la banca o cambiándola de posición.

Barack Obama propone hoy 1 de febrero un presupuesto federal de 3.8 billones de dólares para el año fiscal 2010, lo que elevara el déficit estadounidense cerca de 670000 millones. Espera llevarlo al .4% del PIB cuando termine su mandato en el 2013. Obama apuesta por medidas que reducirán el déficit al 3% del PIB para el 2015, según analistas. Parece que va tras la reelección.

El gobierno de EEUU invertirá 100000 millones de dólares en revitalizar el empleo. Robert Gibbs, portavoz del gobierno insto al senado a aprobar lo más pronto leyes que estimulen el crecimiento del mercado laboral.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3737 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad