Eliminemos la infofrenia

Todos sabemos o conocemos que el imperio nos ha estado dominando por mucho tiempo; se podría decir que demasiado tiempo, con sus armas publicitarias y mediáticas, conocemos sus herramientas, películas documentales, series de tele visión libros, de aventuras personajes fabulosos como las antiguas mitologías. Pero aunque estamos enterado de todo lo antes mencionado seguimos pegados al televisor, devorando toda nueva y vieja película producida por ese monstruo llamado Hollywood, por CNN, Fox, discovery en todas sus edades, national geografic, y mucho mas, y lo triste no es eso sino que nos ayudamos con esos mamotretos mortíferos para que nos ayuden a cuidar a nuestros hijos sobre todo usamos la televisión y las computadoras con su hermano internet o mas cercano familiar.

Desde el arribo de la revolución bolivariana al escenario político-gubernamental de nuestro país, mucha gente ha venido internalizando esto que hemos descrito. Pero, ¬siempre hay un pero¬, todavía no podemos curarnos de esa bomba de tiempo que es la infofrenia sembrada en nuestro cerebro, y que el imperio activa cada cierto tiempo según sus necesidades.

El vehículo mas utilizado para anular al pueblo es la televisión tanto la producción nacional como la gringa que nos llega por transmisión venezolana y extranjera sobre todo por las cableras.

Es risible como en cualquier hora del día encuentra usted a familiares de algún militante del PSUV y que aparte es miembro de una patrulla, hipnotizado por un capitulo de CSI en Miami o Las Vegas, o New York calándose un capitulo de propaganda gringa, donde nos venden consumismo derroche, sexualidad, `porque los actores no actúan; simplemente coquetean y pareciera que de un momento a otro se raspan a un muerto que todavía esta bueno o buena, al cual estén practicándole una necropsia, o una simple experticia forense.

También te venden su patriotismo y altruismo “amasado” con amor y desprendimiento hacia la libertad, ensalzando su “desprendimiento y solidaridad” cuando van a otras tierras lejanas a luchar por la libertad. A pelear para darle la libertad a Irak de ellos ¬los gringos¬ mismos o defender a Afganistán contra sus propias y malignas costumbres y sobretodo defender al pueblo de los estados unidos.

No nos olvidemos de la “benevolencia” del imperio cuando nuestros héroes estadounidenses, nos muestran cómo los delincuentes por lo general latinoamericanos, se queman los sesos tratando de realizar los mas perfectos crímenes que al final se estrellan con la súper capaz inteligencia anglosajona.

Y claro es bueno dejar insinuado que el cerebro de esas tramas no es otro que el archienemigo del mundo que es Hugo Chávez, y sus fieles amigos Evo, Correa, Noriega, Lula, Zelaya y el máximo asesor y gurú don Fidel.

Pero lo que mas llama la atención es el reciclaje de argumentos y tramas, para producir esos bodrios, se nota a leguas que son repetidos y se puede adelantar el desenlace, aparte de lo ridículo que son algunas tramas: como es el de poner a pelear a varios personajes porque han emitido una opinión, no conveniente acerca de la colección del mas anciano de los personajes que tiene una fijación con muñecos de héroes de ficción, y el que colecciona ombligos de recién nacidos.

Esa ridícula trama es más o menos como sí yo me pusiera a coleccionar, envoltorios de hayaquitas y mi suegra que ya tiene 70 años me los tirara a la basura argumentando que esas hojas de mazorca de maíz, envolvían, unas hayaquitas que se parecían al torso de una quinceañera que estaba bien buena.

Esta situación según los sesudos guionistas gringos serviría con creces para redondear un historia en la cual pudieran ellos ¬los gringos¬ informarle al resto del planeta, por qué ellos están empeñados en librar a honduras del dictador Manuela Zelaya, o porque tenemos que perseguir al fantasma de Bin Laden por todo el planeta con la invaluable ayuda y cooperación de los hermanos colombianos, Paquistaníes e Israelíes. Y por qué el imperio debe destruir el ALBA, y la Revolución Bolivariana.

Insistimos camaradas, para conquistar el socialismo debemos comenzar por erradicar de nuestras mentes y costumbres esos elementos alienantes de la cultura imperial ala cual nos quieren someter a diario.

Con esas basuras esos gringos continúan manejándonos, recuerden que el personaje central de este planteamiento es un familiar de un chavista, del PSUV, patrulleros y otras cosas. Aunque no pareciera conveniente, puede ser verdad, que esto suceda.

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE ¡VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2989 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a92308.htmlCd0NV CAC = Y co = US