En Colombia no hay oposición, hay complicidad

En un país carcomido hasta la médula por la corrupción y la ineficiencia gubernamental, el gran elector de Uribe son las FARC para el tercer periodo como en el segundo. Derrotar la guerrilla es mas importante que derrotar la pobreza, la desigualdad y la corrupción, esto ha constituido una gran ola fascista que mira a la izquierda como un peligro para la nación relacionándolos con la guerrilla y con Chávez, utilizando el enorme poder mediático encargados de difundir el dogma que la mayoría tiene la razón y esa mayoría es el gobierno de Uribe.

Uribe gobierna con el 70% de popularidad que le da las encuestas borrando los límites entre el gobierno y la oposición, se convirtió en jefe del gobierno y a la vez líder de la oposición a su propio gobierno. Los consejos comunales, propuesta de campaña en el 2002 se transformó en un Estado comunitario con la ayuda de Fedegan, el mas paramilitar de todos los gremios colombianos, este gremio ganadero agrupa a cientos de hacendados que se precian de apoyar financieramente a los grupos de autodefensa campesina, creación del presidente cuando fue gobernador de Antioquia, transformada después de justicia y paz en una defensa miliciana de mas de un millón de miembros armados y desempleados que patrullan los campos y las terminales proporcionando información al ejercito y a la policía.

Las primarias de los liberales y del polo democrático efectuadas hace menos de un mes solo sirvieron para cambiar a los Gaviria como secretarios de sus respectivos partidos, auto llamados la oposición no pueden frenar a Uribe para su tercer mandato una vez que la corte constitucional apruebe el referendo reeleccionista, y el pueblo lo elija una vez mas para que gobierne uno de los países mas pobres de América Latina, centralizando el poder ejecutivo para lograr una unidad de mando en la guerra civil con un modelo económico que concentra tierra y capital en 10 familias, mientras el capital financiero controla la estructura principal de la economía. Proyecto fascista, absorbe y disminuye el senado, fortalece el aparato militar y paramilitar con ayuda de los narco capitalistas logrando una total negación de las libertades democráticas.

Ejecuciones extra judiciales por el ejercito para hacerlos pasar como guerrilleros y cobrar recompensas, desapariciones y secuestros, entrega del DAS a las mafias para que asesinen, pinchen teléfonos de gente que no piensan como ellos, aun miembros de la corte suprema de justicia. 40 Miembros del congreso, en su mayoría de partidos políticos afines del gobierno están sindicados y enjuiciados por vínculos con paramilitares, cohecho, entrega de notarias, contratos, empleos públicos y cargos diplomáticos, a cambio de votos para la reelección. Entrega de sumas millonarias a ricos en el programa “agro ingreso seguro”, zonas francas para favorecer a jóvenes empresarios allegados a sus hijos y a miembros de su entorno presidencial, bombardeo a territorio ecuatoriano, perdida comercial con Venezuela, y el desempleo y subempleo utilizados como estrategia política dentro de su política oficial, igual que el desalojo de sus tierras de mas de dos millones de campesinos, encuentran la complicidad e hipocresía de la oposición.

Hipócritas pacientes, calcularon su triunfo, desperdiciando una gran ocasión para hacer oposición y frenar los desmanes del gobierno, caídos en desgracia; de 29 millones de electores inscritos en el padrón electoral e impresas 23 millones de cartillas para las primarias a un costo de mas de 52 mil millones de pesos solo se presentaron mas o menos un millón y medio de personas entre liberales y democráticos del polo. Apatía trasmitida por los falsos juramentos de esa exigua oposición, los nuevos lideres como Rafael Pardo y Gustavo Petro, quieren continuar sirviéndose del pueblo no sirviéndole, comportamiento vicioso niega el temor a Dios por una fe prestada apartada de las cualidades y virtudes oposicionistas.

Todos los candidatos inscritos esperan que Uribe no se presente o que la corte no apruebe el referendo para poder participar con algún chance, son el símbolo de la falsa oposición porque engañan al pueblo, hacen de la complicidad su palabra política.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2757 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: