Cronología del Ocaso de Occidente y Notas del Agravamiento de la Crisis Mundial

Mientras terminaba de escribir este artículo, había fuertes voces en la prensa internacional en el sentido de hacer creer al mundo que la crisis estaba pasando, eran las voces desesperadas de las burguesías por salvaguardar sus intereses. El asunto es: ¿Realmente son ciertas esas afirmaciones? ¿La crisis verdaderamente esta pasando? Y la respuesta es una sola: No. Más al contrario, la crisis se esta agravando. Por eso, ahora, es en mí, la desesperación y la premura, por llegar cuanto antes a mis lectores con este articulo, en la que demuestro la profundización de la crisis mundial. Y, más aun, demuestro que la consecuencia inmediata de ese agravamiento es la puesta al rojo vivo de las tensiones militares en el mundo y que a la larga conducirán inevitablemente al ocaso a occidente.

Y, con esto, inicio este artículo: 

Ante todo advierto que en 1973 se inicia el actual ciclo económico largo de contracción del sistema capitalista. ¿Pero en qué me sustento para hacer semejante afirmación? A no dudarlo es en el panorama internacional de ese momento. Entonces no es una afirmación gratuita. Es precisamente porque en este periodo EEUU desactiva unilateralmente el sistema Bretton Wood, cuando observa que ya no tiene reservas de oro y engatusa a los países productores del petróleo (OPEP) para que estos comercialicen ese elemental líquido solamente en su moneda (dólar) a cambio de cierta protección militar que les brindaría. Y, además, porque esta saliendo derrotada, ojo, ¡derrotada!, de la guerra de Vietnam. Ese es el antecedente inmediato del ciclo económico largo de contracción que hoy nos tocó vivir.

Y, así, en 1980, en medio de algunos altibajos (ciclos económicos cortos), la crisis empieza a ahondarse en el mundo. Hay una paulatina disminución de los beneficios capitalistas. En la ex URSS se vislumbra una profunda crisis política y económica. Y, en medio de esa situación, los capitales financieros occidentales (EEUU y Gran Bretaña) (Ronald Reagan y Margaret Thatcher) imponen el neoliberalismo y con ella inician el mayor desorden del sistema productivo capitalista. Exigen, entre otras, apertura de fronteras, claro, para un libre transito de sus capitales financieros especulativos. Su consecuencia: un gran proceso de internacionalización de los capitales financieros que pasan a dominar el ámbito mundial de una manera casi total. La especulación financiera está en la cúspide de su gloria. Y, a esto, las burguesías han decidido llamarla, globalización.

Entre 1988 y 1990 se inicia la quiebra de la ex URSS con su secuela la absorción de la mayoría de los países de Europa del Este por occidente. Y, con ella, vienen los siguientes hechos: 8 de febrero de 1988, retirada del ejército soviético de Afganistán. 24 de agosto de 1989, se instala un gobierno anticomunista en Polonia. 25 de octubre de 1989, Gorbachov denigra públicamente el pensamiento socialista. 9 de noviembre de 1989, se produce lo que se llama la “caída del muro del Berlín”. 29 de diciembre de 1989, “revolución de terciopelo” en Checoslovaquia (en realidad contrarrevolución fascista). 3 de octubre de 1990, reunificación alemana. Y, así, se percibía en el mundo una clara reacción política apuntada, en lo fundamental, a criminalizar la protesta de los pueblos. En efecto, las burguesías financieras habían resuelto reorientar la efectividad de sus formaciones ilegales en sus Estados, en este caso, intensificaban la consolidación de sus organizaciones neofascistas (paramilitarismo) traducidas como barras bravas, movimiento de pandillas y hordas religiosas que, a partir de ese momento, se convierten en la base de las contrarrevoluciones que occidente despliega, no sólo en Europa del Este, sino en todas la regiones hostiles a su política. Y, con ella, las guerras de baja intensidad se hacían muy duras.

El 8 de diciembre de 1991 Boris Nikolaievich Yeltsin disuelve la ex URSS (a lo que la burguesía occidental llamó el “fin del comunismo”). Este es un hecho absolutamente gravitante en la historia mundial de estos últimos tiempos. Y, tras la cual, siguió el desmantelamiento de los bienes de varias generaciones soviéticas (incluso de sus archivos secretos) (1). Se observa una gran fuga de capitales rusos hacia occidente. Un verdadero festín de los especuladores financieros. Fue, en realidad, una consecuencia de la desviación ideológica del PCUS ocurrida tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Y, en 1992, como consecuencia de la quiebra de la ex URSS, se inicia en el mundo la hegemonía total de la burguesía financiera norteamericana. Se declara vencedor absoluto del socialismo. El mundo se hace unipolar bajo su égida. En lo económico se habla de una “Nueva Economía”. Jolgorio de estas burguesías. En sí, el mundo esta a expensas del capital financiero especulativo. Ese mismo año (1992) Francis Fukuyama escribe: “The end of History and the last man”, que en español es: “Fin de la historia y el último hombre”, y, con ella las burguesías financieras inician una gran ofensiva ideológica en el mundo, sobre todo, apuntada contra las ciencias sociales y, a consecuencia de ello, exponen solemnemente el “fin de las ideologías”. Si antes se referían a su principal oponente ideológico con el zahiriente adjetivo de “comunismo” y “cortina de hierro”, esta vez lo hacían en términos de nombres de etnias y nombres de religiones (sunnis, chies, pastun, islamismo, fundamentalismo, mesianismo, talibanismo, etc.). Como siempre las burguesías han negado el contenido ideológico de las luchas de masas. Sin embargo estas luchas han seguido su curso de forma inalterable aunque, claro está, con algunos altibajos (periodos de ascenso y descenso).

En 1995 se crea la Organización Mundial del Comercio (OMC). Aparece tras los procesos de la internacionalización de los capitales financieros y tras este encumbramiento de la burguesía financiera norteamericana. Es una organización que niega el ingreso de Rusia como miembro de la misma (2).

A partir de 1996 hay una paulatina reacción de los países asiáticos. Pero previamente entre 1985 y 1996 se habían dado grandiosas inversiones en China. China se había convertido en la “fabrica del mundo”. Y, así, en 1996 se creó el “Foro de Shanghai” en medio de las discusiones de delimitación de fronteras que efectuaban los países independizados de la ex URSS, luego, el 15 de junio de 2001 se define como “Organización de Cooperación de Shanghai” (OCS) en el que participan: China, Rusia, Kazajstán, Kirguizistán, Uzbekistán, Tayikistán y, como observadores: India, Irán, Pakistán y Mongolia. Es la mayor organización político-militar contrapuesta al poderío de occidente y la OTAN. Ante esto las burguesías financieras de occidente estaban muy preocupadas.

El 11 septiembre 2001 se produjo el atentado a las Torres Gemelas. Para algunos estudiosos, serios y bien documentados, habría sido un auto atentado. Esta tesis es la que hoy cobra mayor importancia en los círculos intelectuales. Sería algo así como una reacción de las burguesías financieras occidentales a la profundización de la crisis capitalista y a los avances que empezaban a obtener los países asiáticos, particularmente, China e India. Y, por lo tanto, se habría efectuado de forma similar al incendio del Reichstag alemán el 27 de febrero de 1933 y al incendio de Roma por Nerón en el año 64 de la Era cristiana. Y, bajo este pretexto, se iniciaba una ofensiva militar sin precedentes en la historia del sistema capitalista. EEUU hizo advertencias que podía ingresar militarmente en cualquier país del mundo. Se dieron directivas para las guerras preventivas o lo que ellos llamaron “guerras contra el terrorismo”. Hubo una desestabilización total del ordenamiento mundial. Algunos sostuvieron que aquí verdaderamente se habría iniciado la Tercera Guerra Mundial (sobre esto, por el momento, propongo profundizar las investigaciones)

Y, a partir de ahí, arrecian las tensiones militares en el mundo. El 7 de octubre de 2001 se produce la Invasión de Afganistán por parte de los EEUU. 13 de noviembre de 2001 caída de Kabul (capital de Afganistán). Pero hay una dura resistencia del pueblo afgano que, a medida que pasa el tiempo, se consolida y obtiene contundentes victorias haciendo retroceder al enemigo (hoy se dice que el 70% de los territorios de Afganistán están en poder de las resistencias).

Luego, el 20 de marzo de 2003, después de una dura campaña propagandística y disuasiva se inicia la invasión de Irak por parte de EEUU. El primero de abril 2003 cayó Bagdad. Y, recién el primero de mayo de ese mismo año se proclamó el fin de las operaciones. Parece que la táctica de Saddan Husein, consistente en dejar a cubierta un buen número de avituallamiento militar para las resistencias posteriores, habría tenido pleno éxito. Por lo demás, fue la mayor ofensiva militar desplegada con la anuencia de un buen número de países dirigidos por la OTAN. La razón era que Saddan Husein había excluido a los consorcios norteamericanos del negocio del petróleo y la mayor parte de sus divisas las iba convirtiendo en euros. El pretexto, la supuesta tenencia de armas de destrucción masiva sostenida por el invasor, fue desvirtuado automáticamente tras la caída de Bagdad. Y, ante el estupor del mundo y tras un irregular proceso, en el que el invasor (EEUU) fue juez y parte, Saddan Husein fue colgado el 30 de diciembre de 2006. Hoy se habla de 1.8 millones de personas asesinadas y de 5 y 6 millones de personas refugiadas. El armamento que se destina es fabuloso. Se dice que los gastos militares serían del orden de los 3 billones de dólares. Otros afirman que son entre 4 y 5 billones de dólares. Pero, de hecho, es la mayor sangría económica norteamericana. Y, respecto al cuantioso armamento que EEUU tiene desplegado en Irak, leamos el siguiente informe: “Según informaciones oficiales del Pentágono, se puede llegar a la conclusión de que si los vehículos militares que Estados Unidos tiene desplegados en Irak se alinearan en una columna, con sus parachoques en contacto, ocuparían el espacio que hay entre Madrid y Varsovia; y si desfilaran en columna a unos 50 km/h, con los intervalos requeridos, se necesitarían dos meses y medio para verlos pasar a todos.” (3).

El 23 de marzo de 2006 la Reserva Federal norteamericana deja de publicar el índice M3 con la que se daba cuenta de la masa monetaria (dólares) que circulaba en el mundo. Este es uno de esos hechos gravitantes en la historia de la humanidad, pues, a partir de aquí se inicia la distorsión y quiebra posterior del sistema financiero internacional (emisión sin control del billete verde) (4).

Y, en estas circunstancias, se inicia en diciembre de 2007 la actual crisis capitalista mundial. El epicentro estaba localizado en Wall Street. En un primer momento, algunos economistas, sostuvieron que la causa de semejante crisis era la explosión de la burbuja inmobiliaria en los EEUU. La crisis pilló a las burguesías financieras occidentales cuando sus transnacionales imponían al mundo excesivos precios al petróleo (casi 150 dólares por barril en julio de 2008), para luego aterrorizadas por la profundidad de la crisis las bajasen abruptamente (50 dólares por baril en el último trimestre de 2008). Pero en lo fundamental la crisis había sobrevenido por la distorsión de la actividad productiva capitalista, la sobreproducción de mercancías y la sobre acumulación de capitales que se expresaban en quiebra de mercados y en la excesiva cantidad de capitales ficticios que circulaban en esos mismos mercados. Y, así, se venía abajo el principal centro de especulación financiera mundial. En un inicio la prensa occidental escondió esta situación.

En lo que va de la mitad del año 2008 las tensiones militares en el mundo se hicieron muy duras. En Irak y Afganistán la lucha era encarnizada. La OTAN y la “Organización de Cooperación de Shanghai” habían seguido avanzando en sus posicionamientos. Además, la crisis económica mundial iba ahondándose cada vez más. Las estadísticas mostraban que el volumen de las transacciones financieras era, en ese momento, del orden de los 2,000 billones de dólares cuando el PBI mundial era sólo de 44 billones dólares (5). ¡Cuánto capital ficticio estaba en juego! (6) Y, en ese contexto se produce el 7 y 8 de agosto de 2008 la invasión de Osetia del Sur por Georgia instigada por occidente. Tskhinvali (capital de Osetia del Sur) fue arrasada. Pero, hay una reacción inesperada, Rusia interviene y, en sólo 5 días expulsa al ejército invasor. La intervención de este país es contundente, se dice, que con esta acción se habría decidido (Rusia), finalmente, a contener el incesante expansionismo norteamericano hacia oriente.

En septiembre de 2008 la crisis capitalista mundial estaba profundizándose. La línea automotriz en EEUU estaba en picada: Chryler cayó en -30%, General Motors, -23%, Ford, -21%. Además, las estadísticas mostraban el siguiente dato: 1997, la producción mundial de vehículos era de 53’100,000. 2007, había subido a 73’100,000 vehículos (+ 37%). Y, en 2008, había bajado a 67’900,000 vehículos (-7%) (7).

Y, como en 1929, septiembre y octubre, en este caso, de 2008, son meses muy negros para la economía mundial, particularmente, para los EEUU. En este periodo caen los cinco bancos de inversión de los EEUU (Bears Stearns, Bank of América, Goldman Sachs, Merrill Lynch y J.P.Morgan-Chase). En marzo de 2008 Bears Stearns había sido absorbido por J. P. Morgan-Chase. Merrill Lynch también fue absorbido por Bank of América. Y, finalmente, Goldman Sachs y Bank of America tuvieron que convertirse en bancos comerciales para acceder a los rescates financieros de la Reserva Federal y el Tesoro norteamericano.

En diciembre de 2008 se esfuman en los grandes centros de especulación financiera aproximadamente 30 billones de dólares (8). Otros hablan de 50 billones. Aunque también hay de los dicen que fue sólo de 8 billones.

En los primeros meses de 2009 las estadísticas muestran el incremento de las tasas de desocupación en EEUU en un orden de 600,000 mensualizado. Se habla con fuerza de la estructura multipolar. La bancarrota de la economía norteamericana es a todas luces muy grave.

Tras la implantación de una nueva administración en los EEUU (Obama) la guerra se amplía: de Afganistán al lado pakistaní (marzo-abril de 2009). Uso de aviones predator (aviones teledirigidos) que sin contemplaciones de ninguna clase embisten con furia descomunal. Y con ella, los conflictos se vuelven, absolutamente, inhumanos. Genocidios masivos.

El 31 de mayo de 2009 cae oficialmente la General Motors (GM). Se acentúa la parálisis industrial en EEUU. Se incrementa la actividad terciaria. La deslocalización industrial ha sido muy acentuada en esta región. EEUU se sostiene sobre la base de los préstamos vía bonos, emisiones irregulares del billete verde y en base a su poderosa industria militar.

En junio de 2009 ocurre el encumbramiento militar nuclear de la RPDC (República Popular Democrática de Corea). La RPDC se convierte en una nueva potencia nuclear. Se trastoca la correlación de fuerzas habidas hasta esos momentos en el mundo y, así, se acentúa la estructura multipolar.

En julio de 2009 prosigue el desastre económico en EEUU (California, Miami, etc.). Se ahonda el asunto de la iliquidez. Los bancos se niegan a conceder líneas de crédito. Hay “una masiva pérdida de riqueza personal,…” (9). Se espera la explosión de nuevas burbujas (10). Además, se habla de la depresión económica mundial (11).

Ese mismo mes (julio de 2009) hay avances en la formación de la OPEP del gas. Estaría conformada por Rusia, Irán, Venezuela, Argelia, Qatar, Kazajstán, Nigeria y Bolivia. Y su sede sería: Doha (capital de Qatar) (12).

Y, finalmente, el 15 de julio de 2009 se efectúa el primer conclave del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) en Ekaterimburgo (Rusia). Allí ocurre un hecho trascendente en el mundo: no se permite el ingreso de EEUU como observador de la misma. Y, para los incrédulos, a los pocos días de esa infausta decisión, el 25 de julio de 2009 aparecía en RIA NOVOSTI el siguiente titular: “China excluye a Inglaterra y a EEUU de la lista de observadores en maniobras militares con Rusia”. Me pregunto: ¿Si esto no será el inicio de una puesta al rojo vivo de las tensiones militares en el mundo? Además: ¿No será el inicio del ocaso de alguien?

NOTAS:

(1).- “Estertores de la burguesía financiera norteamericana y nuevo ordenamiento mundial”. Autor: Enrique Muñoz Gamarra, publicado el 30 de agosto de 2008, en: www.kaosenlared.net

(2).- “Rusia sigue sin encontrar su camino a la OMC”. Publicado el 13 de julio de 2009 en RIA NOVOSTI.

(3).- “Irak y Afganistán después de la era Bush”. Autor: Alberto Piris, publicado el 19 de julio de 2009 en: www.rebelion.org

(4).- “¿Inicio el colapso del dólar?”. Autor: Alfredo Jalife-Rahme, publicado el 01 de mayo de 2006, en: www.rebelion.org

(5).- “Respuestas ilusorias y respuestas necesarias. ¿Debacle financiera, crisis sistémica?”. Autor: Samir Amin, publicado el 25 de noviembre de 2008, en: www.rebelión.org

(6).- Wim Dierckxsens en “La gran depresión del siglo XXI inaugura ‘la administración Obama’” habla de “La ‘torre de Babel del siglo XXI’ alcanzó a mediados de 2008 algo más de 600 billones de dólares,…”, artículo publicado el 15 de diciembre de 2008, en: www.rebelión.org Es la misma cifra que utiliza Jorge Beinstein en “Rostros de la crisis. Reflexiones sobre el colapso de la civilización burguesa”, publicado el 5 noviembre de 2008, en: www.rebelion.org

(7).- “El Corazón de la automoción estadounidense…”. Autor: Laurent Carrote, publicado el 13 de marzo de 2009, en: www.rebelion.org

(8).- “De la mano invisible a a mano negra”. Autor: Alfredo Toro Ardi, publicado el 16 de diciembre de 2008, en www.rebeleion.org

(9).- “Vuelta a la realidad. La recesión no ha terminado, ni por asomo”. Autor: Dave Lindorff, publicado el 06 de agosto de 2009, en: www.rebelion.org

(10).- “Entramos a la mayor depresión de la historia. Futuras burbujas a la espera de estallar”. Autor: Andrew Gavin Marshall, publicado el 11 de agosto de 2009, en: www.rebelion.org

(11).- “Gran depresión económica mundial y extrema agudización de las contradicciones interimperialista”. Autor: Enrique Muñoz Gamarra, publicado el 12 de junio de 2009, en: www.kaosenlared.net

(12).- “En marcha la ‘OPEP’ del gas”, publicado el 14 de julio de 2009, en: www.aporrea.org

 (*) ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA

Sociólogo, investigador y analista político peruano. Especialista en asuntos internacionales. Hoy trabaja en forma independiente. Su Página Web es: www.enriquemunozgamarra.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2103 veces.



Enrique Muñoz Gamarra (*)

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

 henry764@hotmail.com

Visite el perfil de Enrique Muñoz Gamarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a84578.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO