Nuevo grito de independencia el 10 de agosto en Quito con UNASUR

El 10 de agosto de 1809 fecha en que se produjo el levantamiento autonomista en la Real Audiencia de Quito, en apoyo al depuesto rey de España Fernando VII por Napoleón Bonaparte. A este evento se lo conoce como el primer grito de la independencia y a los gestores de este hecho como los patriotas del 10 de agosto de 1809.

Siguiendo el ejemplo de Quito, el 18 de abril lanza su grito de independencia Caracas, el 25 de mayo Buenos Aires, el 20 de julio Bogotá, México el 16 de septiembre y Santiago de Chile el 18 del mismo mes. Toda América era un incendio cuya Chispa original se dio En Quito.

La segunda chispa para un nuevo incendio del segundo grito de independencia contra Estados Unidos y su satélite Colombia, se debe dar en la III reunión de jefes de Estado de UNASUR que se efectuara en Quito el 10 de agosto del 2009 sin la presencia de Álvaro Uribe y de su canciller Jaime Bermúdez, recorriendo América del Sur para torpemente justificar la entrega de Colombia a las bases militares estadounidenses, y justificar la guerra sucia del gobierno colombiano contra Venezuela y Ecuador, cortina de humo, típica manipulación del gobierno narco y para militar de Uribe para entretener al noble y hermano pueblo de Colombia de los graves problemas internos que lo aquejan.

La preocupada posición de los presidentes Lula y Bachelet, motivo el tour de Uribe por 7 naciones Sudamericanas sin pisar Venezuela y Ecuador, países con las que Colombia tiene rotas relaciones diplomáticas y comerciales, asunto militar que será tratado por el consejo de defensa adscrito a UNASUR y que deberá tomar postura con respecto a Colombia y a EEUU.

Además, y de una vez por todas UNASUR deberá resolver el tema sobre la presión internacional que crese sobre Ecuador y Venezuela promovida por Estados Unidos y su contra parte local Colombia, país de donde sale toda la guerra sucia contra los gobiernos revolucionarios de la región; aduciendo, la ya vieja acusación de amistad con las FARC.

El ardid legal ya esta montado para que la OEA, ONU, UE, y los tribunales internacionales intervengan sancionado a Venezuela y allanando el camino para un golpe o desestabilización contra Ecuador, utilizando organismos internacionales quienes dictaminaran su fallo, dejando al gobierno de EEUU la decisión final.

Ya no estamos hablando de afinidad ideológica, la acusación no puede ser desestimada por los gobiernos de Correa y Chávez, pues, se nos acusa de apoyo logístico a terroristas quienes han cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad. Los gobiernos de Uribe y Obama quieren salirse con la suya.

Simultáneamente al pedido de Uribe para que se apruebe en el senado la utilización de siete bases militares por parte de EEUU; lanzaron a los 4 vientos la acusación del armamento incautado en el campamento del mono Jo Joy, quien últimamente se ha convertido en el mejor colaborador del gobierno de Uribe con videos y armas encontradas EN SUS CAMPAMENTOS, vendidas a Venezuela por Suecia, pero que sirven para acusar a Chávez y a Correa, mucha coincidencia la del mono Jo Joy quien pide a gritos ser el jefe máximo de la guerrilla, pero que perdió protagonismo con Cano. ¿Sera que colabora con EEUU previa a una entrega o captura? El asunto que la polvareda con las FARC ya tomo cuerpo y esta siendo analizada por organismos internacionales para un sustento legal. UNASUR debe dar un parado a esta guerra sucia contra gobiernos que claman por el derecho a la autodeterminación.

Hace 60 años o mas, los gobiernos latinoamericanos se reunían solamente cuando EEUU lo autorizaba, en ellos se evidenciaba el más cercano a Washington. Ahora ya no es así, los presidentes se reúnen en cumbres de presidentes y jefes de estado en costa de Suipe Brasil, o del grupo de Rio, MERCOSUR, UNASUR, prueba de los intentos de integración subregional.

Lo importante con la reunión del MERCOSUR en Quito, ya no es solo reunirse, sino llegar a conclusiones positivas y determinantes respecto a la soberanía de los pueblos, esa es parte de la agenda entre otras, porque se acumulan las pruebas que demuestran que las bases militares de Estados Unidos en Colombia ligan las amplias ofensivas golpistas contra Venezuela y Ecuador, que incluyen transferencias masivas de información entre diferentes medios a nivel internacional para crear una matriz de opinión contra Venezuela, el premio mayor del golpismo.

El capitalismo norteamericano posee reservas inmensas, las puede tomar de China y del resto de Asia, todavía puede ganarse a los dirigentes medias tintas que no se guían por una concepción revolucionaria. De esta manera corrompió a muchos líderes; la diferencia actual es que los liderazgos están pasando a manos de los pueblos por su participación revolucionaria en las urnas que los Estados Unidos no han podido derrotar.

Poe eso, el segundo grito de independencia debe salir de UNASUR desde Quito, 200 años después.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4599 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: