Tanto va el cántaro al lago hasta que se derrama

Hace algunos meses que publicamos un artículo bajo el título de: “Es usted un héroe señor Presidente”. No era precisamente porque venía victorioso de un acto bélico, sino precisamente por algo más relevante, como fue aguantar durante mas de una hora en las pantallas de TV la presencia y los graznidos de esa ave de rapiña, con el perdón de los buitres, que es el presidente o mejor dicho mandadero del pentágono en la hermana República de Colombia.

Esta crónica la escribimos a propósito de la última vez, que usted recibió al señor Alvaro Uribe,en Miraflores, cuando buena parte de los venezolanos nos sentimos indignados y ofendidos por haber recibido en nuestra amada patria a un sujeto que presumimos odia hasta a sus propios progenitores y seguramente le sobraran razones, porque francamente lo peor para una materia debe ser albergar un alma tan ruin y disecada por el odio como la del señor Uribe.

Entonces comentábamos, que mientras usted, entrecerraba los ojos con devoción patriótica y amor revolucionario, mientras hablaba del padre de la patria Simón Bolívar y los nexos de hermanos que había creado para toda la eternidad entre los pueblos de Colombia y Venezuela, el avechucho que estaba a su lado, extendía su mirada de halcón, escrutadora y calculadora al infinito, sin un objeto fijo madurando la próxima traición contra sus vecinos o quizás maldiciendo la hora en que Bolívar nació tan cerca del país, que él como presidente ha hipotecado al imperio gringo como potrero para que traiga a pastar con todos sus aperos a las bestias que a través de los años ha creado para sacrificar a pueblos inocentes, como los de Asia, África, América Latina y El Caribe.

Consideramos que la posición asumida en el Consejo de Ministros en la tarde de ayer, es la más digna y ojalá la mantenga hasta que ese buitre sea echado de esa parte de nuestra patria grande. Ojalá y no se deje hipnotizar de nuevo, por ese cancerbero del imperio como ya lo ha hecho en otras oportunidades, cuando ha tenido el agua al cuello y necesitado oxígeno. Porque ciertamente cada vez que se acerca a usted y a Venezuela, es porque algo necesita, nunca con ánimos de hermandad y de buena vecindad.

De hecho nosotros podemos ser hermanos del colombiano de a píe, del que convive con nosotros, que ha venido huyendo del hambre, la miseria y la violencia en que la oligarquía vende patria ha sumido a Colombia, podemos dar nuestra solidaridad internacionalista como revolucionarios, a los compatriotas que sufren y aguantan las calamidades a que los somete la narcopolítica y paramilitar, que ejerce la burguesía en esa patria de Jorge Elíecer Gaitán, pero con el establecimiento en ese hermano país no debemos ni siquiera intercambiar el saludo.

Esa tolerancia, esa paciencia, ese trato de hermanos a la más agresiva y mafiosa oligarquía Latinoamericana nos ha costado la mitad de nuestro territorio que se lo ha engullido la voracidad de esos indeseables vecinos y que nosotros hemos entregado sin lanzar ni siquiera un triquitraque y ahora vienen por nuestro Zulia y el Lago de Maracaibo, porque esa burguesía es insaciable. A finales de la primera mitad del siglo XX,le pegaron la última dentellada a nuestro territorio cuando nos robaron todo el territorio del Río de Oro y la Guajira que históricamente ha sido venezolana, ya antes con la complicidad de los imperios europeos, nos había quitado mediante un rastrero arbitraje internacional buena parte de nuestro territorio. Ese laudo había establecido que con esa decisión quedaba zanjado todo y no había lugar a nuevos reclamos, sin embargo la mafia heredera del espíritu de Santander volvió al ataque y López Contreras de manera complaciente le entregó otra parte de nuestra geografía.

Ahora en el nuevo rol de pilares en la vietnamización del continente asumen el mismo papel que Vietnam del Sur, durante el conflicto del Sudeste asiático, en el cual fueron arrastrados países como Laos y Campuchea o Camboya, que al principio nada tenían de afinidad con la disputa interna de Vietnam, como ahora Venezuela, Ecuador, Bolivia y el resto nada tienen que ver con la guerra interna de Colombia y que la oligarquía y el imperio quieren extender a todo el continente en busca del saqueo de las riquezas energéticas y los recursos naturales.



En Vietnam hicieron lo mismo, se entrometieron en nombre de “la democracia y la libertad” en un conflicto interno, dividieron a este país asiático, desestabilizaron todo el sudeste del continente y provocaron un verdadero genocidio, que a la fecha todavía la humanidad no se repone de tan triste episodio y donde por efecto de los ensayos criminales de los gringos con armas prohibidas siguen naciendo niños y niñas con mal formaciones especialmente por las secuelas del gas naranja.

Por eso es que los pueblos del continente y de manera especial el colombiano debemos rechazar y ejercer todo tipo de presiones contra las negociaciones entre los gobiernos de Bogotá y Washington para instalar bases militares y plagar al territorio neogranadino de militares gringos y contratistas,que son la peor lacra que ha parido la tierra.

Por lo demás es verdaderamente doloroso que al cumplirse 226 años del natalicio de Simón Bolívar,padre libertador de cinco naciones, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia y Perú, estos últimos dos se encuentren retrocediendo hacia el colonialismo, en contra de lo que el Libertador luchó hasta la muerte. Colombia es un país con su soberanía hipotecada y convertido en base de operaciones militares imperiales para sembrar el terrorismo en el continente, mientras que Perú se ha convertido en el refugio de los delincuentes políticos del continente y para colmo, recibió con honores y condecoró con la orden de la ciudad de Lima a un mafioso del sionismo internacional, que vino exclusivamente ha cumplir su papel de cipayo del imperio en nuestra región.

Al pueblo de Colombia solo le queda un camino, unidad y lucha contra la continuidad de la parapolítica y el narcotráfico representados por el Santo, que ahora aspira la presidencia. Hay que espantar al perro antes que se haga la gracia. En cuanto a nosotros solo nos queda marcar distancia con esa mafia irresponsable que gobierna a nuestra hermana república y1que nos ha tomado como blanco de sus calumnias y odios, porque: “ Tanto va el cántaro al lago hasta que se derrama.

(*) Periodista

CNP 2414.
cd2620@gmail.com
cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1844 veces.



Castor Diaz (*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: