Las masas Hondureñas sin derrotas y con la recta a millón

Zelaya 0 Clinton-Arias 2

Es patético el espectáculo de Zelaya y el entusiasmo de la izquierda tras el imperio con su diplomacia y sus negociaciones.

Primero Zelaya aceptó la primera oferta de Arias que para fortuna del defenestrado, el dictador no aceptó. Tras la restitución de Zelaya están los miles de hondureños volcados a las calles que tienen en jaque a la oligarquía y a su ejército. El sentido práctico de seguir las propuestas de Arias y la Clinton, y por ende Obama, es aplacar a las masas hodureñas en la calle. ¿Cuántos hondureños necesita Zelaya en la frontera para que haga frente a los gorilas y pueda transitar hasta la capital? ¿A cuántos coroneles y generales piensa Zelaya que debe convencer para que den la contraorden de disolver los retenes en las vías públicas?

Con lo que pasó el viernes Zelaya cuenta ya con dos derrotas mientras el pueblo y los trabajadores hondureños aún no les han infligido la primera, es más, como en buen juego de pelota, las masas hondureñas tienen la recta a millón. Tenemos que movilizarnos en apoyo a sus luchas para que mantengan la movilización y la huelga general. Pero también para que confíen en sus propias fuerzas y hagan plantones frente a los cuarteles exigiéndole a la tropa que se les una. Hay que salir a nuestras calles para mostrarles una solidaridad masiva del pueblo y los trabajadores venezolanos. Una solidaridad que sea convocada por todas las organizaciones de base de los trabajadores y el pueblo, que sea llamada por todo el cañón por el PSUV y el propio Chavez en vez de seguir viéndose el ombligo en las negociaciones que al imperio yanqui y a Obama le interesan mantener, y que les da sus frutos. Oscar Arias es un títere del imperio donde Obama ejerce su jefatura.

No hay salida política burguesa a la crisis económica en que esta inmersa Honduras como consecuencia de la bancarrota capitalista. Las alternativas pasan por lo que decidan las masas hondureñas en insurrección para barrer con la oligarquía, simple y llanamente, ellas no creen en negociación alguna con los golpistas ni con los gorilas. Desde los gobiernos del continente, incluyendo el nuestro, para nada se les motiva a las masas hondureñas a buscar sus caminos de autonomía frente al pacifismo de Zelaya para armar un gobierno de conciliación nacional con los golpistas. Todo el enfoque está centrado en Zelaya y su tímido accionar que por su lado aceptó no convocar a la constituyente e integrar el gobierno de conciliación mientras se convocan las futuras elecciones bajo el aparato político de la oligarquía. Todo un soberano monigote mientras logra calmar el ímpetu de las masas. Una cuestión es Zelaya su restitución, y otra es el esfuerzo los trabajadores, que sin duda, exigirán de que se concrete el aumento del salario mínimo que ha sido boicoteado por las propias instituciones del Estado capitalista y burgués. Ese es el motivo por los que gorilas y golpistas no ceden. Zelaya hoy es menos confiable ahora que como lo era ya cuando deciden sacarlo en pijama a Costa Rica. Pero toda la izquierda que avala a los gobiernos nacionalistas, de centro y de centro-izquierda del continente siguen ensimismados en Zelaya y las posibilidades de la negociación y la diplomacia bajo la sombra impuesta por los jefes del imperio.

La única salida en Honduras pasa porque las masas insurrectas saquen del medio a la oligarquía y a los milicos. Se hace urgente y necesario que sea a esas masas a quienes vayan dirigidos todos nuestros esfuerzos de solidaridad. Los pueblos del continente latinoamericano deben expresarse en las calles y de nosotros debe partir la exigencia a que esas movilizaciones masivas se den, a la vez que exijamos que Chavez y el resto de los gobernantes de igual modo las convoquen. Una respuesta masiva en nuestras calles es más efectiva que el pacífico Zelaya en la frontera de Honduras con Nicaragua.

Fuera la base militar norteamericana en Palmerola
Por el desmantelamiento del ejército, y la creación de una milicia popular
Disolución de los tres poderes públicos
Por la restitución de Celaya y una asamblea constituyente soberana, autónoma, democrática y con plenos poderes
Por la unión socialista de Centroamérica

roberyep@gmail.com
info@opcionobrera.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Roberto Yépez-Opción Obrera


Visite el perfil de Roberto Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: