Hilary Clinton quiso sacar de las entrañas del imperio, el caso Honduras

La Sra, Hilary Clinton en su condición de secretaria del gobierno de los EEUU, quiso sacar de las entrañas del imperio el caso Honduras y con su diplomacia previo acuerdo con el Presidente de Costa Rica el señor Oscar Arias, propuso a este País como centro de reunión del acercamiento entre el Presidente Constitucional Manuel Zelaya y el golpista Micheletti para una supuesta finalización de la crisis en Honduras, bajo la modalidad de mediación, colocando de este modo en igualdad de condiciones al agraviante y al agraviado como si la razón política estuviese a favor de los dos. No y no, porque no es así, el Presidente Zelaya fue objeto de un golpe de estado, demostrado ante el mundo entero y la solución pasa por el proceso de restituir a su verdadero mandatario elegido en las urnas por su pueblo, tal cual como lo ha dicho la canciller Patricia Rodas y el propio Zelaya, no hay negociación posible. Entonces lo que le queda al Sr. Oscar Arias es, recomendarle a los golpistas su retiro del gobierno usurpado y el abandono si es posible del País en crisis y paralelamente informarle al gobierno de Obama de su mediación y dificultad encontrada para el retorno de la vida constitucional de Honduras. Pero esto debe ser urgente, porque se trata de una especie de papa caliente que la secretaria del gobierno de Obama, lanzó para Costa Rica, quizás con la finalidad de sacudirse la posible implicación de ciertos estamentos del poder norteamericano en el golpe.. Muchos se preguntan, ¿Qué llevó a unos militares a encapucharse para llevar a cabo el asalto de que fue objeto Zelaya en su residencia, el día del golpe?, ¿Será que algunos de ellos pudieran ser de las fuerzas especiales acantonadas en la base militar que tienen los EEUU en Honduras? o ¿Será también que los asesores del golpe están relacionados con esta base militar?, cualquiera que sea la respuesta indica que existe una injerencia solapada del gobierno de los EEUU y de allí la fortaleza con que cuenta Micheletti y por eso actúa envalentonado. No hay duda, que Micheletti con su caradurismo pretende enredar la situación política de Honduras, se siente oxigenado a diario con las posibles recomendaciones que les dan sus asesores gringos, que responden a los intereses más recalcitrantes y reaccionarios del imperio. Esta actitud de participación subrepticia, es la que permite deducir a mucha gente, la doble cara que tiene el imperio con Honduras, porque por una parte se propone al Presidente de Costa Rica y a su País como centro de una mediación sin sentido, y de esa forma lavarse las manos como Pilatos y por la otra, a través de sus personajes, unos que están en la embajada y otros que viven en la base militar que tienen en Honduras, que cumplen misiones conjuntas con el ejército hondureño y que por lógica tienen que estar al tanto desde la planificación del golpe y de todo lo que ocurre en el proceso interno del mismo, siendo esta la causa de esa estrategia de alargar en el tiempo, una expectativa falsa de solución a través de una mediación, para de esa forma producir en la población el desgaste y el adormecimiento de la lucha. En otras palabras, contribuir de esa forma a que los golpistas se mantengan en el poder e ilusionar al pueblo con una matriz de opinión de prontas elecciones. Indudablemente que lo que quiso hacer la señora Clinton, fue pretender decirle al mundo que con su decisión del nombramiento de una comisión de mediación, previo acuerdo con el Presidente Oscar Arias como mediador, estaría sacando de las entrañas del imperio el golpe de estado y de esa forma sacudirse la responsabilidad de su gobierno en el mismo, sabiendo quizás de antemano, que la palabra mediación en este caso no tiene sentido, ¿Por qué esto último?, porque si nosotros nos atenemos al significado de mediación, la misma dice lo siguiente:”(Del latín mediatio), acción de mediar. En derecho internacional, actividad que tiene por objeto la averiguación de los hechos en un caso de litigio, así como la presentación, a los estados afectados, de las propuestas de solución más convenientes. Ejemplo de esto es el papel que juega el Consejo de Seguridad de la ONU, entre países en conflicto, y la palabra litigio (Del Lat. Litigium) que se refiere a pleito, disputa, contienda”. Por eso es que el concepto de mediación para el golpe en Honduras no tiene aplicación y se deja a la suerte una solución que nunca termina de llegar, que lo que hace es robustecer al gobierno de facto de Micheletti. Ahora, lo que sí está claro, es que el imperio tiene mucho que ver con esta variante de golpe de estado y es por eso que el Presidente Obama debe orientar su línea de mando a poner orden en sus connacionales e identificarse con su calificación de golpe de estado y supresión del apoyo a gorileti. De lo contrario, de no hacerse algo parecido a lo expresado, se estaría certificando que a nivel del gobierno de los EEUU, una cosa es el Presidente, y otra el departamento de estado y la CIA que con sus halcones y acciones, quieren reeditar los golpes de estado en la América latina. Finalmente, la solución del caso Honduras comienza por la reposición del gobierno legitimo de Manuel Zelaya, dentro del contexto del reconocimiento por parte del Presidente Barack Obama, al avance inevitable de los pueblos de Centro América y de la América Latina al derecho de su lucha por la justicia social y que hoy más que nunca están decididos a ser libres y soberanos, razón por la cual debe darle la orden a sus emisarios en honduras para que se facilite el regreso del Presidente Manuel Zelaya y que los golpistas abandonen el poder usurpado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1732 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Romel Alí Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a82371.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO