Washington, OEA y FARC vaticinan otros golpes

La canciller Hillary Clinton en clara muestra de reto e irrespeto diplomático recibe a dos emisarios de Globovision, canal comprometido con el golpe dado a Chávez en abril del 2002, y cuando ya, Venezuela acepto el regreso del embajador norteamericano expulsado del país por injerencia desestabilizadora con los mismos que el departamento de estado recibió en Washington.

Insulza dice: “que si Zelaya no regresa al poder, se estarán abriendo puertas para otros golpes en la región”. CNN.

Mientras las desprestigiadas FARC no secén en su intento de llegar al poder por las armas, irrespetando la evolución revolucionaria de la participación popular en las revoluciones pacificas, el plan Colombia continuara con Santos para evitar que la soberanía popular se concrete en los países del ALBA. Interés egoísta de la otrora ideológica guerrilla.

Gobierno colombiano y FARC saben que están en un punto muerto; militarmente, al gobierno de EEUU le conviene que las FARC existan, excusa para sostener a Colombia como Israel en el Medio Oriente, cabeza de playa para orquestar la guerra sucia contra los gobiernos revolucionarios. Imperialismo político clásico, fiel a la voluntad de conquista, mas mecánicamente hasta disminuir la presión con Ecuador, para después dedicarse de lleno a Venezuela.

Esta estrategia es sentida pero mal conocida. Esta directamente relacionada con la elección presidencial en Colombia. Uribe, paulatinamente, según lo proyectado se queda sin apoyo, la Iglesia le quito el suyo, consideran que es contraproducente una nueva reelección; mientras tanto los comicios internos de los partidos colombianos esta en apogeo. Me parece muy extraño que las FARC no se den cuenta que, están siendo utilizados como tontos útiles.

El polo democrático, cualquiera que gane no asegura un triunfo para las elecciones nacionales. Liberales y conservadores metidos en una misma ensaladera, se quedaron sin la toalla de Maralunda, viejo ofrecimiento para acceder a la presidencia, ahora los secuestrados, son, bajo la mirada del humanismo un pacto secundario. Lo cierto es que, nadie en esas primarias llena la expectativa de los colombianos.

Quien agrando a Santos es, un intrascendente juez ecuatoriano que firmo la orden de captura internacional, algo que jamás ocurrirá mientras el plan Colombia se este ejecutando. Juez, a quien abría que investigar si por dinero, forma parte de la estrategia de aglutinar expectativa y unir al país en torno a Santos.

El gobierno estadounidense provoca por si solo, el doble de guerra sucia que todos los servicios de inteligencia juntos. Esta capacidad desestabilizadora en América Latina y el mundo, pretende que este, se desenvuelva en un caos, para sostener la industria de las armas, básica para la economía de la guerra.

La expansión desestabilizadora y golpista, a mediano plazo, empieza en la administración Obama. El golpe de Honduras, la estrategia de la OEA de jugar con el tiempo, el si y el no de Washington, descubre las flaquezas latinas con respecto a sus garantías democráticas, al fin y al cabo EEUU tiene la ultima palabra. Mismos orígenes y mismos estímulos políticos de la derecha usando a los militares, al margen de los mismos, se violan los derechos humanos y soberanía popular.

Materia de estrategia con el G7, proyección política en donde las decisiones vitales deben proceder forzosamente de EEUU y del hombre que esta al frente de todo. Por eso ha sido colocado allí. Diplomáticamente la seguridad nacional pasa por el, para los medios y la publicidad. Estratégicamente no, es asunto militar, en donde la prioridad esta en Afganistán, plan concebido para Asia. En Sudamérica, con los golpes basta, aventura para la próxima década.

Esta alineación sistemática del plan afgano y los futuros golpes en Sur América, tienen una justificación económica para los EEUU por el G20. Argentina, Brasil y México representantes latinos de ese grupo representan para los norteamericanos, argumentos de orden político, moral y cultural, con alto valor para el capitalismo, conduciría a reducir la tentación revolucionaria en la región.

El G20, atrae formas directas de técnicas de fabricación industrial y procedimientos de gestión global. Para esos países, algunos, como es el caso de Brasil con una industria adelantada, el G20 esta obligado a una mayor productividad propagando la economía, “favoreciendo la industria” dicen los capitalistas. Y, eso pasa por una inversión norteamericana en tecnología y dinero; para que eso ocurra, no puede existir socialismo. He ahí, la importancia del plan Colombia con Santos para Sudamérica.

Frenar una nueva sociedad es la meta del G8, con Rusia y China incluidos, economías capitalistas aliadas con los intereses de repartirse el mundo. No se trata de una sociedad mucho más rica, se trata de evitar la riqueza de un modo de vida diferente al conocido.

Modo de vida diferente que pasa por una libertad sin precedentes de la gente con respecto a las coerciones económicas, físicas, biológicas, con un tiempo libre superior al tiempo de trabajo, abolición de las dinastías, gran desarrollo de los medios culturales y de información, poder equilibrado con la naturaleza y la vida. Eso es lo que tratan de evitar.

Esto no es una probabilidad es una realidad, la cual somos libres de abolir. Lo somos tanto más cuanto que, las fuentes de riqueza y de progreso son hoy, más que nunca, más materiales con los Gs.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2880 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: