"Artillería comunicacional"

Cuando un ciudadano(a) común, bien sea cotidiano, aldeano, o campesino, después de superar la adolescencia y casi ser mayor de edad, decide hacer carrera académica militar, o va cumplir con este servicio y deber patrio voluntariamente o reclutado a la fuerza, ingresa a la milicia con la esperanza de prepararse filosófica, sociológica, política, doctrinaria, jurídica, científica y técnicamente, para asumir el valiente e hidalgo propósito de defender la soberanía de su patria, de cualquier agresión de otro país que pretenda pisotear la historia, la idiosincrasia, la soberanía territorial, aérea y acuífera, al trasgredir las fronteras geográficas de su país; además este ciudadano o ciudadana, también se forma para defender a la sociedad y a los intereses endógenos patrios, tomando en cuenta lo previsto en la Carta Magna o Constitución de la República y el estamento jurídico de la Nación donde es oriundo u oriunda bien sea de nacimiento o naturalizado; debe asumir la administración de la seguridad pública interna y externa; controlar con métodos persuasivos, los comportamientos des adaptados de la ciudadanía, cuando estos pongan en peligro el bien estar de la población, o los bienes públicos del estado o los de propiedad privada.

Por tales razones, la preparación práctica y académica de un miliciano o miliciana, debe estar regida por principios disciplinarios de respeto y obediencia a las leyes, reglamentos, normas y mandatos, siempre y cuando los mandatos no atenten contra la lógica razional del principio moral y ético formal o profesional, orientado a sacrificar su vida o la de sus seres familiares mas cercanos.

Lamentable mente, para la humanidad, la milicia se originó históricamente en el seno de la sociedad económica mente por tentada e imperial; en consecuencia el entrenamiento y la formación académica de los militares, a girado siempre bajo el principio "Prusiano" de la obediencia vertical del mando organizacional; es por ello que la preparación Psicológica y cultural, les aliena el comporta miento práctico de actuación real; esa preparación alienante, convierte al ser humano en una máquina destructora irracional, que cuando está en el máximo de la adrenalina corporal, es capaz de asesinar, masacrar, torturar, humillar, deshonrar, a su propia existencia o ala de su semejante, ya que la irracionalidad lo induce ver a todo lo que lo rodea, como un potencial enemigo.

Tanto los políticos de derecha extrema fascista, como los de izquierda ultrista y sus organizaciones partidistas, historicamente han venido utlizando a las fuerzas armadas de sus países o a las organizaciones militares no gubernamentales, para combatir al que consideran su enemigo, sin ninguna piedad ni respeto, porque lo determinante es vencerlo, sin importar el método o medio que se utilice para lograr el fin victorioso.


Es así como las fuerzas armadas y policiales Hondureñas, la israelita, la Estadounidense, la Peruana, la Colombiana, o la de cualquier otro país donde hoy día los poderosos imperiales oligarcas perciben la pérdida gradual y sostenida de sus intereses económicos, jurídicos y políticos bastardos y anti patrios; utilizan a los militares, para militares y policías, para defender a como de lugar, lo que ellos han considerado y consideran sus imperdibles feudos; para ello siempre han contado y cuentan con el apoyo solapado e incondicional del poderoso imperio norte americano y sus socios de la Comunidad Económica Europea; cuyos empresarios son dueños de las grandes fabricas de armas, maquinarias y todo tipo de objetos de destrucción humana y material masivo.

En consecuencia el "Gorilismo civico militar", en el caso hondureño, se siente onnipotente e inbatible, capaz de desafiar a las leyes internacionales y las internas de este país, les importa un pepino la pérdida de las buenas relaciones que deben tener con los pises americanos y los del resto del mundo; los altos mandos militares y policiales sediciosos, obligan con el apoyo del resto de los poderes constituidos y el de la perversa iglesia católica, a las tropas conformadas en su mayoría tanto a nivel militar como polical, por ciudadanos humildes del pueblo económicamente débil; para que actuen con extrema vilolencia contra sus hermanos de clase y de sangre; quienes gracias a Tele Sur y VTV canal 8 de Venezuela, hemos visto los acontecimientos ocurridos desde hace siete días, hemos podido apreciar como esa fuerza armada y policial al servicio incondiconal del dictador fasista Huberto Michelet y el generalato gorila, atropellan violentamente y con grocera saña, los derechos humanos de los civiles que protestan al gobierno transitorio defacto y exigen el inmediato e incondicional regreso de el Presidente constitucional, legítimamente electo, Sr. José Manuel Selaya.

Si las naciones de gobiernos democráticos y soberanos, no presionan contundente mente y emergente mente a esa dictadura medievalista, para derrocarla lo antes posible, el imperio yanqui y europeo, irá imponiendo ese estilo nefasto de hacer polítca de imposición neo colonial, para detener el avance de nuevos y humanos conceptos gubernamentales en la región americana.
--
freddymarcial@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1219 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a81624.htmlCd0NV CAC = Y co = US