El camino del Coronel Mario Pazmiño

Ecuador: de la Inteligencia especial de Febres Cordero a la Dirección de Inteligencia del Ejército

Las investigaciones sobre el ataque de Colombia a territorio ecuatoriano en Angostura y la infiltración de la CIA (Central de Inteligencia Americana) en la policía y fuerzas armadas de Ecuador sacaron a luz diversas historias, como la del agente-diplomático estadounidense Mark Sullivan y de varios funcionarios policiales o militares ecuatorianos que, de un momento a otro, pasaron a ser noticia en los medios de comunicación

Luego de ser destituido como Director de Inteligencia del Ejército, acusado de no brindar información oportuna al Presidente de la República, Rafael Correa, sobre hechos vinculados al bombardeo colombiano, el Coronel Mario Pazmiño es fuente asidua de consulta de los medios.

Su destitución se dio tras el ataque, y en el marco del inicio de la investigación realizada por el Ministerio de Defensa, sobre la infiltración de la CIA que fuera denunciada por el propio mandatario ecuatoriano.

En las últimas semanas, a la hora de indagar sobre supuestas vinculaciones de funcionarios del gobierno ecuatoriano con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) o con el narcotráfico, los medios recurren al coronel Pazmiño como “analista”.

En ese carácter, señaló hace unos días que los habitantes de la frontera ecuatoriano-colombiana son, de una u otra forma, parte de las guerrillas colombianas, lo que no solo pone en riesgo de muerte a muchas personas por las posibles retaliaciones paramilitares o del ejército colombiano, sino que abona a la tesis de la necesidad de un mayor involucramiento de Ecuador en el Plan Colombia como ya los han señalado algunas organizaciones sociales.

Una buena parte de la historia del coronel Pazmiño como miembro de inteligencia militar ha sido divulgada, sobre otra parte hay solo presunciones.

Cuando era Director de Inteligencia fue denunciado por organismos defensores de los derechos humanos y por otros militares, años antes del bombardeo de las fuerzas armadas colombianas en Angostura.

Con la investigación sobre la infiltración de la CIA y tras ser destituido fue acusado de entregar información a servicios externos de espionaje. Todavía falta saber cuál fue su trabajo durante los días previos y posteriores al ataque de Angostura.

Pero lo que muchos no conocíamos de la historia de Mario Pazmiño es su vinculación con León Febres Cordero cuando fue Presidente.

Pazmiño fue un miembro importante del Destacamento Especial de Inteligencia de la Presidencia de la República, cuando el líder socialcristiano era presidente de Ecuador, en el período que ocurrieron la mayoría de las violaciones a los derechos humanos en las últimas décadas.

En el Boletín de Informaciones 09 del Destacamento de Inteligencia Chimborazo, realizado en abril de 1986 y codificado 100730-ABR-986, se informa sobre una actividad de Inteligencia de ese destacamento coordinada con el entonces teniente Mario Pazmiño, del Destacamento Especial de Inteligencia de la Presidencia.

El documento, da cuenta de investigaciones y vigilancias a una mujer y dos hombres, acusados de pertenecer a la organización guerrillera Alfaro Vive Carajo.

Según el boletín, los seguimientos partieron de “los resultados de investigaciones realizadas por el Sr. Tnte. de EE.BB Pazmiño Mario en la ciudad de Cali Colombia” en coordinación con el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad).

Del documento se desprende la importancia que poco a poco iba adquiriendo Mario Pazmiño en su camino hacia la Dirección de Inteligencia de Ejército años después.


En abril de 1986, veintidós años antes del ataque de Angostura, el entonces teniente Mario Pazmiño realizaba investigaciones con la DAS en Colombia.

Ningún oficial sin importancia dentro de la inteligencia política podría pertenecer a un organismo especial de inteligencia de la Presidencia de la República y realizar viajes para investigaciones en Colombia con la DAS, en una época tan convulsionada y de constantes violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno.

Años después, Mario Pazmiño seria Director de Inteligencia del Ejército durante varios años hasta su destitución. Hoy como “analista”, tal vez, todavía tenga mucho que contar sobre el camino transitado desde el Destacamento Especial de Inteligencia de León Febres Cordero hasta la Dirección de Inteligencia del Ejército. Tal vez la Comisión de la Verdad que investiga las violaciones a los derechos humanos, y la Comisión que indaga el ataque de Angostura, estén interesadas en conocer lo que el agente de inteligencia todavía no ha contado. Lo difícil, es que él quiera contarlo…


kintto@yahoo.com
barometrointernacional@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3452 veces.



Kintto Lucas


Visite el perfil de Kintto Lucas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a76439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO