Radio Habana Cuba y los 50 años de la revolución

El 1ero de enero de 1959, el Segundo Frente Nacional del Escambray entraba a La Habana y el Comandante Fidel arribaba victorioso a Santiago de Cuba; ya el tirano Batista había emprendido huída hacia Santo Domingo, en compañía del presidente electo Andrés Rivero Agüero, fruto de los fraudulentos comicios del 3 de noviembre del año anterior. Se instalaba a 90 millas del Imperio estadounidense el preludio de la Revolución Socialista y al fin Cuba pasaba de ser el “prostíbulo del Caribe”, el garito de la mafia gringa, a erigirse como el faro ideológico de América Latina. Un modelo de dignidad, de consecuencia teórica y práctica.

Así como no se puede figurar la Revolución Cubana sin Fidel, sin Camilo, sin el Che, sin las masas comprometidas, tampoco se puede concebir la Patria de Martí y el proceso histórico parido desde 1959, sin la presencia de una hija ejemplar: Radio Habana Cuba.

Nacida el 1ero de mayo de 1961 y bajo el fragor de la todavía reciente invasión a Playa Girón, orquestada por exiliados cubanos de Miami y la CIA, la cual fue aplastada en menos de 72 horas por el heroico ímpetu antillano, Radio Habana Cuba se transformó casi de inmediato en una referencia incuestionable de la realidad cubana. Ya desde las alturas de la Sierra Maestra se había planteado la necesidad de un sistema internacional de radio en onda corta, para dar a conocer los logros de la Revolución después de la toma del poder. Radio Rebelde, creada por el Che en febrero de 1958, había sido el primer estadio de lo que sería el proyecto de radiodifusión internacional más ambicioso conocido hasta la fecha, en América Latina.

Ante la agresión imperialista en contra de la naciente Revolución Cubana, los sabotajes, los actos terroristas y la guerra bacteriológica, Radio Habana Cuba fue un vehículo de expresión y lucha de ideas a través de las ondas hertzianas, una voz que le decía al mundo, en un mar de estática, interferencias y fenómenos de propagación, la verdad que acerca de Cuba se silenciaba en la “gran prensa” y los medios mercantilistas de desinformación. Igualmente, Radio Habana Cuba llevó a la praxis la máxima revolucionaria del internacionalismo y la solidaridad, al retransmitir los programas de La Voz de Vietnam (en pleno conflicto indochino), Radio Pyongyang (Corea del Norte) y Radio Moscú. Aunque no se crea, Radio Habana Cuba también divulgó, en la década de 1960, espacios dirigidos a la comunidad negra de Estados Unidos –Radio Free Dixie- y apoyó la lucha contra la discriminación étnica en el Sur.

El bloqueo genocida de Washington y su reiterada política de hostigamiento hacia Cuba, ha encontrado en el verbo encendido de la dialéctica radial una humillante derrota. El debate propuesto desde los micrófonos de Radio Habana Cuba, ha proporcionado una herramienta de análisis de incalculable valor para los pueblos de nuestra América y el orbe.

Interminables son las horas de didáctica revolucionaria a la escucha de los discursos de Fidel, al son de la vigorosa marcha acariciada por la garganta del recordado Ángel Hernández, en “Voces de la Revolución”. Crecimos al tono de la señal de intervalo originada de aquella obra inmortal de Agustín Díaz Cartaya (*), con el característico vaivén de una danza errática en alta frecuencia. Después de balbucear “papá”, “mamá” y “juguete”, muchos aprendíamos de memoria la frase mágica de la isla mayor: “Esta es Radio Habana Cuba, transmitiendo desde Cuba. Territorio Libre en América”. Gracias a la huésped de la Avenida Infanta (**) supimos que Fidel no comía niños, que en Cuba la gente no era autómata y que en la Revolución había educación, salud y cultura. Radio Habana Cuba nos explicó qué era el “apartheid” en Sudáfrica; nos reveló el terror de la represión en Argentina y Chile; y nos contó del exterminio yanqui en Centroamérica.

El paradigma de intransigencia en los principios y la dignidad, ha sido el legado que Cuba nos ha enseñado a través de las antenas de su emisora internacional. Una batalla que ha librado desde 1961 y que ha servido para mantener viva la flama combativa de los inconformistas de América y el planeta entero. Radio Habana Cuba ha sido el tenaz altoparlante de un pueblo virtuoso sometido a decenios de bloqueo comercial, político, cultural e informativo.

Al conmemorarse 50 años del Triunfo de la Revolución, es justo reconocer el papel fundamental de Radio Habana Cuba en la concreción y consolidación del proyecto socialista. La confrontación diaria con la mentira, la calumnia y la bajeza de espíritu, ha sido el devenir histórico de la radio internacional cubana (***). Su abismal contribución a la supervivencia de la Revolución y sus inocultables logros, ha sido prueba de la indoblegable voluntad de las cubanas y los cubanos. Larga vida a la Revolución y a Radio Habana Cuba.


(*) Tesista de Idiomas Modernos en la UCV

* Compositor de La Marcha del 26 de Julio, tema que identifica mundialmente a Radio Habana Cuba.

** Lugar donde se encuentran ubicados los estudios de Radio Habana Cuba, en la capital de la isla.

(***) Radio Habana Cuba transmite en nueve idiomas: español, inglés, francés, portugués, árabe, quechua, guaraní, creole y esperanto.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2535 veces.



Adán González Liendo(*)

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a70619.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO