No en nuestro nombre

Simultáneamente a la publicación del informe de Human Rights Watch, denunciando al gobierno del Presidente Uribe por obstaculizar y sabotear el trabajo de los jueces que buscan esclarecer la dolosa actuación de los paramilitares y sus socios, los parapolíticos, aparece – según nos informó el diario El Espectador – el comandante de las FF:MM. de Colombia, general Freddy Padilla de León, señalando “que hasta el momento se descarta que exista un rearme paramilitar en la zona de Urabá o en el departamento de Antioquia. "Esta acción es terrorismo y lo que pretenden hacer es intimidar a la población". Y añadió que se hacen llamar Autodefensas gaitanistas de Urabá”.

Aplicando el método de esbozar un “mapa del comportamiento”, que era parte del método utilizado por mi padre, el líder popular Jorge Eliécer Gaitán, tanto en política como en su profesión de penalista, método que siempre es recurrente y repetitivo – tanto en las personas como en las organizaciones -, sabemos que el gobierno de Álvaro Uribe es taimado y actúa con acciones por debajo de la mesa, utilizando la fórmula de los FALSOS POSITIVOS, montando operativos encubiertos bajo falsos apariencias.

El gobierno de Uribe se disfraza como miembro de la Cruz Roja; le entrega la misión a Piedad Córdoba de gestionar la liberación de los secuestrados por las FARC a sabiendas de que Emmanuel estaba ya en manos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar; monta un simulacro de malos manejos – ya desmentido - para cerrar el Instituto Jorge Eliécer Gaitán y cumplir con la voluntad del gobierno, expresada por escrito por el Alto Consejero de Paz, Luis Carlos Restrepo, de enterrar la memoria de mi padre Jorge Eliécer Gaitán; incrementa el camuflaje de “revolucionarios” que, en realidad de verdad, son miembros de inteligencia, como acaba de suceder con los indios del Cauca, o manda provocadores a Venezuela que simulan ser bolivarianos pero que trabajan estrechamente con paramilitares infiltrados en el país hermano.

Por lo tanto, la maniobra de Uribe, en el día de hoy, es el FALSO POSITIVO del momento. El gobierno se inventó a la carrera un grupo al que le otorgó el apellido de “gaitanista”, para – matando dos pájaros de un solo tiro - enlodar el nombre de mi padre, a fin de demostrarle al mundo que son falsas las afirmaciones de Human Rights Watch, puesto que se supone que este grupo “paramilitar” se organizó “contra” Alvaro Uribe porque supuestamente no les ha cumplido a las autodefensas los acuerdos de desmovilización. Así, con una organización paramilitar que opera “contra” Uribe queda desmentida HRW

Basta, entonces, comparar la actitud del polémico Chávez que, ante las críticas de Human Wright Watch, los expulsó, acción muy censurable pero frentera. En cambio, al estilo típico de Alvaro Uribe, lo que hace es desmentir a Vivanco, director de HRW con el FALSO POSITIVO de un supuesto grupo de autodefensa al que, torticeramente, le pone el nombre de “gaitanista”, siguiendo con el propósito de sepultar la memoria de Gaitán, como lo escribió Luis Carlos Restrepo en un ensayo que circula en librerías titulado “La sangre de Gaitán”, donde expone su tesis de que parte de la política de “Seguridad Democrática” consiste en sepultar para siempre la memoria del líder popular. Y ¿qué mejor que enterrar el “mito Gaitán” asociándolo a su antítesis: el terrorismo? Porque no es una casualidad el apelativo de terroristas que le otorga el General en Jefe de las Fuerzas Armadas a estas supuestas autodefensas creadas para dejar en duda el informe de HRW.


glorigaitan@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1940 veces.



Gloria Gaitán


Visite el perfil de Gloria Gaitán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gloria Gaitán

Gloria Gaitán

Más artículos de este autor