¿Será Donald Trump la tabla de salvación de Netanyahu?

Netanyahu habría banalizado la maldad debido a la total ausencia de moralidad en sus acciones que le lleva a cometer crímenes de lesa humanidad sin reflexionar sobre sus consecuencias y sin discernir el bien o el mal de sus actos. Así, la utilización por Israel de la tortura sistemática, el Genocidio de la población gazatí y demás prácticas malvadas no serían considerados por Netanyahu a partir de sus efectos o de su resultado final debido a que las deidades le han elegido para «la alta misión de eliminar a Hamás de la faz de la Tierra y construir el Gran Israel», situación distópica que ha llevado al activista judío de los Derechos Civiles y superviviente del Holocausto, Israel Shakak a afirmar «Los nazis me hicieron temer ser judío y los israelíes me avergüenzan de ser judío».

Israel y la masacre de Gaza

La incursión de Hamas con 1.200 personas asesinadas y cerca de 270 rehenes, fue aprovechada por Netanyahu para desatar en la opinión pública mundial el efecto Bandwagon o " efecto arrastre" que consiste en que" las personas tienden a apoyar las ofertas que se consideran ganadoras pues les proporciona una alta dosis de oxitocina que refuerza su autoestima al saberse parte de un colectivo ganador".

Para ello, Netanyahu se sirvió de la teoría de "la aguja hipodérmica o bala mágica" del estadounidense Harold Lasswell, que se basa en "inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia". (los palestinos son terroristas e Israel tiene el Derecho de defenderse).

Netanyahu, consciente de su precaria situación política y judicial, aprovechó la cruenta ofensiva de Hamas para declarar el Estado de Guerra (defensa de la seguridad de Israel) y desencadenar una demoledora ofensiva en la Franja de Gaza que le permitiera aplazar el proceso judicial en el que está acusado de soborno, fraude y abuso de confianza, así como una posible condena por crímenes de lesa humanidad

El verdadero objetivo de la campaña militar de Gaza sería provocar una segunda nakba en la que 1,5 millones de palestinos se vieran obligados a abandonar una Gaza convertida en un amasijo de escombros y restos humanos que imposibilitaría el retorno de la población gazatí desplazada y confinada en el campo de concentración al aire libre ubicado en Rafah.Dicho confinamiento forzoso de la población gazatí sería una medida de presión para que Egipto abra su frontera y los palestinos queden asentados en la Península del Sinaí, tras lo cual Israel procedería a la Declaración unilateral de la soberanía sobre Gaza y sus zonas marítimas.

Por trece votos a dos, la Corte Internacional de Justicia ha ordenado a Israel parar la ofensiva de Rafah y cualquier incumplimiento de las órdenes de la Corte favorecería la posición en el litigo de Sudáfrica, que ha denunciado a Israel por el incumplimiento de la convención de la ONU contra el genocidio. 

Sin embargo, la labor obstruccionista de Netanyahu en las negociaciones para lograr una tregua indefinida aunado con el ataque de Hamas con cohetes, ha provocado el cierre por Israel de los pasos fronterizos y la consiguiente interrupción de entrada de una ayuda humanitaria que se antoja vital para una población gazatí asolada por la hambruna al tiempo que Netanyahu habría obtenido luz verde de EEUU para el asalto final a Rafah previo desalojo de los miles de gazatíes allí recluidos.

Sin embargo, el efecto Bandwagon u "opinión de la mayoría", provoca un rechazo posterior y despierta una simpatía por la opción minoritaria que se conoce como "efecto Underdog o perro apaleado". Dicho término fue usado por primera vez en 1859 y consiste en que "el individuo se inclinaría por la opción política menos valorada( perro apaleado), ya que la considera injustamente atacada o menospreciada" y cuyo paradigma, sería el reciente ataque israelí a un campo de refugiados en Rafah con decenas de muertos.

El castigo asimétrico de Israel sobre la Franja de Gaza con más de 36.000 víctimas palestinas, (la mayoría mujeres y niños), así como unos 10.000 cadáveres enterrados en los escombros, habría desencadenado una ola de apoyo mundial a la población civil gazatí masacrada por Israel, escenificada en los abucheos del público a la cantante israelí en el Festival de Eurovisión, así como en las manifestaciones anti Netanyahu en Tel Aviv, en las manifestaciones pro Gaza de las principales capitales occidentales y en los encierros en Universidades europeas y estadounidenses y en la movilización popular de los países árabes contra intereses israelíes y estadounidenses.

Intenta Netanyahu alargar la guerra hasta la previsible victoria de Trump?

En el plano doméstico, la desafección de la sociedad israelí respecto a Netanyahu debido a su nefasta gestión de la crisis con Hamás y a su nulo interés por rescatar con vida a los rehenes israelíes habría desencadenado las movilizaciones de los familiares de las personas secuestradas por Hamás ante la residencia de Netanyahu, a quien hacen "personalmente responsable de su retorno a casa con vida". Asimismo, la dimisión de Benny Gantz del Gabinete de Guerra y su exigencia de convocar elecciones en otoño, sería un misil en la línea de flotación de un Netanyahu cada vez más aislado.  

Asimismo, tras la decisión de la Corte Penal Internacional de solicitar órdenes de arresto contra Netanyahu y Galant acusados de «crímenes de lesa humanidad», Netanyahu es sabedor de que una vez acabada la guerra asimétrica contra Hamás, se arriesga a un proceso penal internacional.  Así, Joe Biden, en una entrevista publicada por la revista Time, admitió que «Netanyahu, estaría prolongando la guerra por motivos políticos y para mantenerse en el poder al frente de una compleja coalición de gobierno».

En consecuencia, tras dar por finalizada la campaña de Gaza, habría decidido invadir el Sur del Líbano para desplazar a los 400.000 habitantes del sur del Líbano al otro lado del río Litani, con la esperanza de ganar tiempo hasta la previsible victoria en noviembre de un Donald Trump, en la certeza de que podrá contar con su ayuda Isra evitar el juicio ante la Corte Penal Internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 731 veces.



Germán Gorráiz López

Analista de temas económicos y geopolíticos

 germangorraiz@gmail.com

Visite el perfil de Germán Gorráiz López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: