Sindicalista "papá Francisco", clama por aumento del salario, pensiones, jubilaciones, a nivel global

Es prioritario, que el movimiento sindical global, entienda la agenda histórica que le toca enfrentar.

Debido a que no se trata de levantar las banderas de la lucha de clases, contra el patrono o la toma del poder político.

El papá Francisco y su equipo de luz, a los 87 años, recuerda sus años de lucha en su Argentina natal y las comunas obreras, organizadas por sacerdotes y en lucha abierta contra la dictadura militar. Muchos obreros, sindicalista y sacerdotes, fueron torturados y asesinados.

Es posible, la duda, al ver que un patrono tan pero tan rico, como el estado del Vaticano, este levantando las banderas por una justicia social.

Y todo se debe, a que el papá Francisco, entiende que el Nuevo Orden Mundial, tomó el PODER en el año 2020, usando la pandemia Covid19, para inmovilizar toda clase de lucha y sobre todo las luchas obreras. "Todo el mundo quieto y nada de reclamos".

Además, de que la clase obrera emergente "emigrantes" en toda Europa y U.S.A. ya no es necesario traerlos en barcos de negros esclavos, ellos y ellas llegan solos, huyendo de las guerras, pobreza y hambrunas extremas en África, Asia y América.

Y es la mano de obra disponible, para realizar el trabajo, que los jóvenes europeos, no quieren realizar.

El movimiento sindical, debe entender que esta lucha, ya no se trata políticamente de derechas, izquierdas o centro. Ya los capitales nacionales o su patronal ya no existe, es un patrono global, que tiene el control total de la agenda: ideológica, económica, social, militar, religiosa, espiritual.

Y el movimiento sindical solo, no va a lograr nada de nada, quedará anclado en las profundidades de las luchas históricas de la humanidad y sus recuerdos de un pasado de mártires de Chicago.

Realizar un viraje táctico estratégico de un nuevo modelo sindical global, partiendo de la "unidad sindical" y entender cuál es el objetivo del Nuevo Orden mundial.

Y sin discutir mucho, es: el exterminio de la clase trabajadora y de la humanidad.

Sin distinción de los obreros y profesionales. La inteligencia artificial, está desplazando los pocos empleos, que quedan en el planeta.

El narcotráfico con la cocaína y el Fentanillo, drogas legales e ilegales, destruyen el alma de la clase trabajadora. Incluyendo el uso de la mujer como botín de guerra y convertirlas en damas de compañía.

Los sindicatos, no pueden ver la guerra como algo lejano o extraño, la guerra en Ucrania, llegó a Europa y la inflación en los alimentos y servicios es una realidad.

Gaza es un crimen en contra de la clase trabajadora. Hay más de 60 países en guerra.

La guerra Santa entre judíos y musulmanes, afecta los precios del petróleo y otros productos, ademas de los migrantes, que huyen hacia Europa.

En Colombia, asesinan dos dirigentes sindicales al mes.

Es por esta razón, que el buen hombre papá Francisco, levanta las banderas de la clase trabajadora planetaria y exige aumento del salario, pensiones y jubilaciones.

Para los gobiernos de Europa, ya el pago de pensiones y jubilaciones, son impagables y el N.O.M. Ha ordenado salir a como de lugar, según ellos de unos seres humanos que ya no producen nada.

Y lo más extraño, es que actualmente hay dos dirigentes sindicales en cargos presidenciales, como son el señor presidente Lula en Brasil y el señor Nicolás en Venezuela. Quien mejor que ellos, para orientar al movimiento sindical, a desempeñar su nuevo papel histórico político, espiritual.

Ya que de eso se trata, hay en la lucha de clases de hoy siglo 21, los poquitos de arriba "N.O.M." y las masas hambrientas de justicia social en todo el planeta.

Por lo tanto no queda de otra: HAY QUE CAMBIAR LA HISTORIA.

Gracias por leer mi artículo.

Fuente: Novela ciencia ficción, Intriga Contra el papá Francisco.

Venezuela.



 





 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3976 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: