España: ¿Jaque de Puigdemont a Sánchez?

La denuncia del sicofante tardofranquista,el seudo sindicato Manos Limpias contra la mujer de Sánchez por " presunto tráfico de influencias", y la posterior admisión a trámite por el juez Peinado, se convirtió en todo un misil en la línea de estabilidad emocional y de resiliencia de Sánchez al dejarle paralizadas las hormonas segregadoras del arrojo político.

La "maquina del fango"

El gran escritor italiano, Umberto Eco, en su novela Número cero (2015, Penguin Random House) acuñó el término de " máquina del fango", consistente en "tratar de deshumanizar y deslegitimar al adversario político a través de denuncias tan escandalosas como falsas".

Así, en los laboratorios de la Fundación FAES, cuya cabeza visible sería el ínclito Aznar, se habrían cocinado las falsas informaciones y tergiversaciones contra Begoña Gómez y luego enviadas simultáneamente a toda la pléyade de web digitales derechistas surgidas exprofeso para defenestrar primero a Podemos y ahora a Pedro Sánchez.

Dichas webs derechistas serían agentes patógenos inoculadores del virus de la desinformación y podrían arrasar con los principios de la sui generis democracia formal española al poseer un ADN dotado de la doble enzima trumpista ( finiquito de lo politicamente correcto y utilización de fake news y su tarea sería difundir bulos, medias verdades y tergiversaciones que luego tendrán su plasmación escrita en el diario El Mundo, convertido en portavoz oficioso del PP.

Sacrificar la torre para salvar al rey?

Superado su período de reflexión y catarsis, Sánchez impulsado una vez más por el llamado síndrome de Pontius , (citado en 1820 por el psicólogo estadounidense Charles Graham Pontius) y consistente en "una distorsión en la percepción del peligro que tendría su origen en el exceso de adrenalina de la persona afectada", se presentó ante la sociedad dispuesto a iniciar la cruzada contra la "máquina del fango" y los creadores de bulos mediáticos encarnados en las web digitales derechistas.

Sin embargo, tras las elecciones catalanas, Pedro Sánchez se habría despertado con un inesperado cisne negro que podría acabar con sus días de vino y rosas en la Moncloa. El término "cisne negro" designa a un "acontecimiento inesperado e impredecible que produce consecuencias a gran escala y que es explicable solamente a posteriori", y en el caso de Sánchez, ese cisne negro habría adoptado la forma de jaque corto de Puigdemont a Sánchez tras las elecciones catalanas.

Así, Junts, su formación política, quedó segunda en las recientes elecciones catalanas tras lograr 35 escaños para el Parlament catalán por los 42 escaños conseguidos por la torre catalana de Sánchez, Salvador Illa y en un atrevido e inesperado enroque corto, Puigdemont le habría lanzado un jaque a Sánchez quien se verá obligado a sacrificar su torre para evitar el jaque mate y perder la Presidencia del Gobierno del Gobierno en la jugada.

El enroque corto de Puigdemont consistiría en sellar un acuerdo de legislatura con Sánchez que incluiría la abstención del PSC catalán en la sesión de investidura de Puigdemont quien saldría elegido Presidente de la Generalitat con los votos afirmativos de Junts, ERC y CUP así como la concesión por el Gobierno central a Cataluña de un Convenio Económico similar al de las Haciendas vasco- navarras e importantes inversiones en las infraestructuras catalanas y dicho Acuerdo implicaría el apoyo expreso de la formación de Puigdemont a Sánchez en la aprobación de los Presupuestos del 2025 y 2O26 así como dejar en suspenso el tema del referéndum de autodeterminacion hasta el 2026.

Ambos políticos habrían adoptado los principios de la inteligencia maquiavélica, que se distingue por una extraordinaria capacidad para encontrar las debilidades ajenas y utilizarlas en beneficio propio así como de realizar acciones complejas que pueden no ser entendidas en un principio por sus votantes pues sus metas se proyectan hacia un futuro mediato (Declaración de Independencia de Catalunya y la III República española,) y dado que el objetivo confeso de ambos dirigentes es ser Presidentes, podríamos asistir al sacrificio de Salvador Illa en aras de salvar al rey, quien a su vez sería recompensado con una cartera ministerial.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Germán Gorráiz López

Analista de temas económicos y geopolíticos

 germangorraiz@gmail.com

Visite el perfil de Germán Gorráiz López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: