¿Ofrecen los BRICS y su Nuevo Banco de Desarrollo alternativas al Banco Mundial, al FMI y a las políticas promovidas por las potencias imperialistas tradicionales?

En los últimos años el rechazo legítimo a las políticas promovidas por las potencias imperialistas tradicionales (América del Norte, Europa Occidental y Japón) seguido de los anuncios realizados por los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) han despertado un gran interés y la expectativa de grandes cambios, incluida la creación de una moneda común para cuestionar el dólar como moneda dominante. ¿Qué significa todo esto realmente? ¿Cuál es el balance del Nuevo Banco de Desarrollo y del Fondo Monetario de los BRICS?

En pocas cifras, ¿cuál es el peso de los BRICS?

Los cinco países miembros fundadores de los BRICS [1] creados en 2011 son Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica, representan el 27% del PIB mundial, el 20% de las exportaciones mundiales, el 20% de la producción mundial de petróleo, el 41% de la población mundial. Hay que añadir que en la cumbre de agosto de 2023 se anunció una ampliación de los BRICS y el acrónimo del conjunto ampliado se convierte en BRICS+. Seis países más debían unirse: Egipto, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía, Irán y Argentina. Finalmente, tras la elección de Javier Milei en noviembre de 2023, Argentina se retiró. Si añadimos los cinco nuevos miembros para calcular el peso de los BRICS+, el gran cambio con respecto a la situación anterior se refiere a la producción de petróleo. Los BRICS+ representan el 42% de la producción mundial de petróleo y el 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Algunos datos adicionales: los BRICS+ representan el 29% del PIB mundial, el 25% de las exportaciones mundiales y el 45% de la población del planeta.

Desde hace años se viene hablando de la posibilidad de que los BRICS lancen una nueva moneda, ¿qué hay de ello?

Aunque hay personas que esperan que esté en la agenda de la próxima cumbre de los BRICS, que se celebrará en 2024 en Kazán (capital de la República de Tatarstán que forma parte de la Federación de Rusia) bajo la presidencia de Rusia dirigida por Vladimir Putin, la creación de una moneda común de los BRICS no se mencionó en la declaración final adoptada en la cumbre de los BRICS celebrada en agosto de 2023 en Sudáfrica [2]. Es cierto que en su discurso de clausura de esta cumbre, el presidente brasileño anunció que los BRICS habían:

"aprobado la creación de un grupo de trabajo encargado de estudiar la adopción de una moneda de referencia para los BRICS. Esto aumentará nuestras opciones de pago y reducirá nuestras vulnerabilidades" [3].

El economista brasileño Paulo Nogueira Batista, que representó de 2007 a 2015 a Brasil en el FMI bajo la presidencia de Lula, y que luego fue vicepresidente del Nuevo Banco de Desarrollo (creado por los BRICS) de 2015 a 2017, es uno de los que esperan que la creación de una moneda BRICS esté en la agenda de la XVI Cumbre de los BRICS. En una comunicación de octubre de 2023, Paulo Nogueira Batista dijo:

«El propio presidente Putin, así como el presidente Lula, han hablado a menudo de la desdolarización y de la eventual creación de una moneda común o de referencia para los BRICS. Desde al menos 2022, los expertos rusos han estado trabajando en el tema. La razón por la que Rusia está en el origen de esta idea es bastante clara».

Por supuesto, Nogueira alude a las sanciones a las que se ha sometido a Rusia desde la anexión de Crimea en 2014 y especialmente desde la invasión de Ucrania en 2022.

Paulo Nogueira Batista continúa resumiendo algunos de los avances realizados y los numerosos obstáculos encontrados, y concluye:

«Tenemos la suerte de que Rusia presida los BRICS en 2024 y Brasil en 2025 - precisamente los dos países que parecen estar más interesados en crear una moneda común o de referencia. Si todo va bien, los BRICS podrían tomar la decisión de crear una moneda en la cumbre que se celebrará en Rusia el próximo año. Para la cumbre de Brasil, en 2025, los BRICS pueden anunciar los primeros pasos de su implementación» [4].

Pero hay otras opiniones. En efecto, Lesetja Kganyago, economista neoliberal y gobernador del Banco Central de la República de Sudáfrica, es mucho menos optimista que Paulo Nogueira. Esto es lo que William Gumede escribió en el periódico Businessday el 21 de agosto de 2023, cuando se celebraba la cumbre de los BRICS:

"Lesetja Kganyago, puso en guardia sobre la utilidad de establecer una moneda común en un bloque comercial cuyos miembros están distribuidos en sitios geográficos muy diferentes. El éxito del euro, la moneda común de la UE, se basa en parte en la proximidad geográfica, la similitud de las instituciones y los regímenes económicos y políticos, y el abandono por parte de las economías individuales de sus monedas nacionales.

Una moneda de los BRICS también requerirá un banco central de los BRICS, una política monetaria común, una alineación de las políticas fiscales y una sinergia entre los regímenes políticos de todo el bloque comercial. Sin embargo, en el estado actual de las cosas, las monedas de los BRICS tienen regímenes de banco central mal adaptados y no son fácilmente convertibles, a diferencia de la UE cuando se creó el euro. Los bancos centrales de China y Rusia también están controlados por el Estado, mientras que Sudáfrica, India y Brasil tienen bancos centrales independientes. La gran pregunta es si China o Rusia renunciarían a su soberanía sobre las monedas nacionales, lo que es crucial para el éxito de una moneda común" [5].

Podemos agregar que es difícil imaginar que la India bajo Narendra Modi, que probablemente ganará las elecciones de mayo de 2024, entre en conflicto con Estados Unidos apoyando el lanzamiento de una moneda común, especialmente desde que continúan los enfrentamientos económicos y militares entre China e India.. Frente a China, India refuerza sus relaciones con Israel, con Washington, Australia y Japón, al tiempo que ayuda a Rusia a vender su petróleo y manteniéndose en los BRICS. India, como indica Kganyago , se preocupa mucho por la soberanía sobre su moneda. Al igual que Brasil, ya que permite a ambos mantener o fortalecer su influencia en su área de influencia económica tradicional. Brasil en relación con las economías vecinas: Paraguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela,... India en relación con Bangladesh, Nepal, Sri Lanka,...

Creo que es más crucial evaluar lo que está actualmente en vigor en lugar de especular sobre la probabilidad de que una moneda común de los BRICS se materialice un día. Lo cierto es que más allá de los discursos de los representantes rusos y brasileños, en la práctica, hasta ahora el establecimiento de una moneda común no ha avanzado.

En pocas palabras, ¿qué es el Nuevo Banco de Desarrollo? ¿Cuál es la participación de cada país de los BRICS en el Nuevo Banco de Desarrollo y cómo funciona?

El NBD se creó oficialmente el 15 de julio de 2014 con motivo de la 6a Cumbre de los BRICS celebrada en Fortaleza, Brasil. El NBD concedió sus primeros créditos a partir de finales de 2016. Los 5 países fundadores tienen cada uno una parte igual del capital del Banco y ninguno tiene derecho de veto. El NBD, además de los cinco países fundadores, cuenta como miembros con Bangladesh, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto [6]. Uruguay está en vías de hacer efectiva su participación. El NBD tiene un capital de 50 mil millones de dólares que se espera que se aumente en el futuro a 100 mil millones de dólares. Hay rotación para el ejercicio del cargo de presidente del NBD. A turnos de 5 años, todos los países tienen derecho a ejercer la presidencia. Dilma Rousseff, la actual presidenta es brasileña, el próximo o la próxima presidenta será rusa y será nombrada en 2025 por Vladimir Putin, que acaba de ser reelegido para la presidencia de la Federación de Rusia hasta 2030. El Nuevo Banco de Desarrollo anuncia que se centra principalmente en la financiación de proyectos de infraestructuras que incluyen sistemas de distribución de agua y sistemas de producción de energía renovable. Insiste en el carácter "verde" de los proyectos que financia, aunque esto es muy discutible.

¿Qué dice Paulo Nogueira sobre el Nuevo Banco de Desarrollo?

El nuevo banco de desarrollo con sede en Shanghái y del que Moscú es accionista,
respeta las sanciones contra Rusia y no le ha concedido crédito desde 2021

Teniendo en cuenta las responsabilidades que ejerció como representante de Brasil en el FMI y luego como vicepresidente del Nuevo Banco de Desarrollo (NDB en inglés), es interesante publicar un amplio extracto de las palabras de Paulo Nogueira Batista sobre el nuevo banco creado por los BRICS:

"El Banco ha logrado muchas cosas, pero aún no ha marcado la diferencia. Una de las razones es, francamente, el tipo de personas que hemos enviado a Shanghái desde 2015 como presidentes y vicepresidentes de la institución. Brasil, por ejemplo, bajo la administración Bolsonaro, envió a una persona débil para convertirse en presidente desde mediados de 2020 hasta principios de 2023 - técnicamente floja, orientada hacia Occidente, sin liderazgo y sin la menor idea de cómo llevar a cabo una iniciativa geopolítica. Por desgracia, Rusia no es una excepción a la regla: el vicepresidente ruso del NBD es notablemente inadecuado para este puesto. La debilidad de la gestión ha llevado a menudo a una mala contratación de personal.

Estos problemas internos del Banco se han visto agravados por obstáculos políticos más generales, incluidas las tensas relaciones entre China e India, las sanciones impuestas a Rusia desde 2014 y, sobre todo, desde 2022, así como las crisis políticas en Brasil y Sudáfrica. Estos problemas macropolíticos dentro de los miembros fundadores y entre ellos también han perjudicado al NBD.

Brasil envió a Dilma Rousseff, ex presidenta de Brasil, a la presidencia de la institución. Sin embargo, tiene menos de dos años para enderezar el Banco. No es suficiente. Por lo tanto, el futuro del NBD se basa en gran medida en Rusia. En efecto, Rusia tendrá la oportunidad de nombrar un nuevo presidente por 5 años, a partir de julio de 2025. Estoy convencido de que Rusia podrá, esta vez, enviar a una persona fuerte para este puesto, alguien de alto nivel político, técnicamente sólido y con una visión clara de los objetivos geopolíticos que llevaron a los BRICS a crear el NBD".

Las esperanzas de Paulo Nogueira de que Rusia dé mucha más fuerza al NBD a partir de 2025 deben ser mitigadas por dos factores principales. Por un lado, la evolución de la guerra en Ucrania y las sanciones adoptadas a nivel internacional por América del Norte, Europa Occidental y Japón contra Rusia. En segundo lugar, la decisión del NBD de 4 de marzo de 2022 de no conceder más créditos a Rusia. El NBD ha optado por cumplir con las sanciones establecidas por los socios de Washington y se ha abstenido de conceder nuevos préstamos a Rusia, el temor a una rebaja de su calificación crediticia, ya que casi el 7% de los compromisos del NDB están en Rusia (la rebaja de las agencias de calificación neoyorquinas se produjo de hecho a mediados de 2022). Esto se puede comprobar en el sitio web del NBD: https://www.NBD.int/projects/all-projects/ y en particular aquí: https://www.ndb.int/projects/all-projects/?country=russia&key_area_focus=&project_status=&type_category=&pyearval=#paginated-list donde se constata que el último proyecto apoyado financieramente por el NBD en Rusia data de 2021.

¿Qué otros elementos de decepción expresa Paulo Nogueira sobre el Nuevo Banco de Desarrollo?

Volvamos a la evaluación de Paulo Nogueira sobre la debilidad del NBD:

¿Por qué se puede decir que el NBD ha sido una decepción hasta ahora? Estas son algunas de las razones. Los desembolsos han sido sorprendentemente lentos, los proyectos se aprueban pero no se convierten en contratos. Cuando se firman los contratos, la ejecución efectiva de los proyectos es lenta. Los resultados sobre el terreno son escasos. Las operaciones -financiación y préstamos- se realizan principalmente en dólares estadounidenses, moneda que también sirve como unidad de cuenta del Banco".

El nuevo banco de desarrollo presta principalmente en dólares

¿Cómo podemos, como BRICS, hablar de forma creíble de desdolarización si nuestra principal iniciativa financiera sigue estando mayoritariamente dolarizada?

No me digan que no es posible realizar operaciones en moneda nacional en nuestros países. El Banco Interamericano de Desarrollo, el BID, por ejemplo, tiene desde hace muchos años una experiencia considerable en operaciones en moneda brasileña. No entiendo por qué el NBD no se aprovechó de esta experiencia. Se puede esperar que Dilma Rousseff comience a resolver estos problemas.

El NBD también está lejos de ser el banco mundial que habíamos considerado cuando se creó. Sólo tres nuevos países se han unido a él en más de ocho años de existencia. Esto hay que compararlo con el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras [7], el AIIB, dirigido por China, creado más o menos al mismo tiempo que el NBD, que cuenta con más de 100 países miembros desde hace algún tiempo. Además, la gobernanza del NBD es pobre y las normas no son respetadas por la dirección. El consejo de administración es ineficaz. No se respeta la transparencia. El Banco es opaco, se hace pública poca información sobre los préstamos y los proyectos. Los recursos humanos son escasos. Muchos puestos importantes en el Banco están sin cubrir y el desánimo de las y los empleados es omnipresente, lo que conlleva salidas y, por tanto, una disminución del número total de empleados y empleadas."

Recordemos que esta observación muy crítica no proviene de un enemigo de los BRICS, está formulada por un partidario convencido de la necesidad de dar más fuerza a las iniciativas de los BRICS.

Cabe subrayar que en abril de 2023 el préstamo más reciente en los mercados financieros realizado por el NBD tomó la forma de bonos en dólares estadounidenses [8] en lugar de hacerse en renminbi como era el caso al principio de las actividades del banco. Esta es una prueba más de que la práctica del NBD y la estrategia de los BRICS no están en consonancia con el deseo mostrado de reducir decididamente el lugar del dólar en el comercio internacional. En los años 2020-2021, el 75% de los préstamos del NBD se realizaban en dólares estadounidenses. La dirección del NDB ha anunciado que reducirá los futuros empréstitos y préstamos en dólares al 70% de los activos y pasivos para 2030 (un objetivo poco ambicioso). Habrá que comprobarlo.

¿Qué conclusión sacar del hecho de que el NBD pide prestado en los mercados financieros y en dólares?

Esta es una muy buena pregunta. La primera conclusión es que hay una gran incoherencia entre afirmar como hacen los líderes de los BRICS que quieren reducir el lugar del dólar y pedir prestado en dólares en los mercados financieros. Deberían, si fueran coherentes, desarrollar una moneda común o realizar cada vez más intercambios en una cesta común de sus monedas. Y si no obstante se trata de usar el dólar estadounidense, ¿por qué tomarlos prestados en los mercados financieros cuando China tiene una enorme cantidad de dólares en sus reservas, se trata de más de 3 billones de dólares estadounidenses (3.307.000.000.000 de dólares estadounidenses a 31 de diciembre de 2022 según el Banco Mundial). India y Brasil también tienen reservas en dólares en cantidades bastante grandes. Según el Banco Mundial, las reservas de divisas de Brasil ascendieron a finales de 2022 a 325 mil millones de dólares estadounidenses, las de la India a 563 mil millones de dólares y las de Rusia a 582 mil millones de dólares. También podemos preguntarnos por qué Rusia dejó en Europa occidental, principalmente a Euroclear en Bruselas, casi 300 mil millones de euros de reservas que finalmente se bloquearon en el marco de las sanciones que siguieron a la invasión de Ucrania en 2022. La conclusión que se puede sacar es que, lejos de haber construido juntos poderosas herramientas comunes para financiar intercambios e inversiones, los BRICS permanecen anclados en relaciones basadas en la supremacía del dólar y que reproducen el modelo de financiación adoptado por las principales instituciones financieras internacionales como el FMI y el Banco Mundial. Ciertamente hay una diferencia y es importante: el Nuevo Banco de Desarrollo no condiciona sus préstamos a la aplicación de políticas de ajuste estructural (aunque el Banco Mundial tampoco lo haga, dado que los préstamos están principalmente basados en proyectos y microeconomías, y deben por tanto estar justificados como financiables independientemente de las políticas macroeconómicas de un país). Esta diferencia, subrayada muchas veces por numerosos autores y autoras, se aborda en mi serie de preguntas y respuestas sobre China como potencia acreedora.

Para saber más, leer:
[Parte 1] Preguntas y respuestas sobre China como una potencia acreedora de primer orden
[Parte 2] Preguntas y respuestas sobre China: ¿Cómo es el sistema de préstamos de China?
[Parte 3] Preguntas y respuestas sobre China: ¿Está haciendo China lo mismo que el Banco Mundial, el FMI y Estados Unidos?
[Parte 4] Preguntas y respuestas sobre China: ¿Podría China otorgar préstamos de otra manera?

¿Qué tipos de proyectos son financiados por el Nuevo Banco de Desarrollo?

Efectivamente, es importante examinar los tipos de iniciativas financiadas por el NBD. El riguroso análisis del economista sudafricano Patrick Bond de los proyectos financiados por el NBD en la República de Sudáfrica muestra que estos proyectos refuerzan la extracción de materias primas y la producción de combustibles fósiles, a menudo en beneficio de prestatarios claramente corruptos y opresores (Leer "BRICS New Development Bank Corruption in South Africa", publicado el 5 de septiembre de 2022, http://www.cadtm.org/BRICS-New-Development-Bank-Corruption-in-South-Africa ).

En este artículo, Patrick Bond concluye:

"El NBD no aparece como una alternativa a un sistema de financiación del desarrollo centrado en Washington y plagado de problemas. Por el contrario, el caso sudafricano muestra que están reunidos los ingredientes para que el NBD amplifique un desarrollo desigual financiando algunas de las instituciones más notoriamente corruptas del país, para proyectos que a su vez son muy dudosos"

Según Patrick Bond, el NBD no aparece como una alternativa a un sistema de financiación del desarrollo centrado en Washington y plagado de problemas

En un documento reciente presentado por Patrick Bond en el Foro Social Mundial en Nepal en febrero de 2024, titulado "The BRICS New Development Bank & Sub-Imperialism: Working within, not against, global financial power" [9], el autor muestra que las políticas de los BRICS, y en particular las del NBD, no constituyen una alternativa al modelo imperialista dominado por Estados Unidos. No rompe con el dominio del dólar y reproduce el mismo modelo de exportación extractivista.

Podemos compartir razonablemente la opinión de Samir Amin, también retomada por Patrick Bond, sobre los BRICS, cuyas políticas no rompen fundamentalmente con la globalización capitalista neoliberal. Samir Amin escribió:

"La ofensiva en curso del imperialismo colectivo Estados Unidos-Europa-Japón contra todos los pueblos del Sur se basa en dos patas:

- la pata económica - el neoliberalismo globalizado impuesto como la única política económica posible; y

- la pata política - intervenciones continuas, incluidas las guerras preventivas contra quienes rechazan las intervenciones imperialistas.

En respuesta, algunos países del Sur, como los BRICS, en el mejor de los casos solo caminan sobre una pierna: rechazan la geopolítica del imperialismo [10] pero aceptan el neoliberalismo económico" [11]

¿En qué estadio se encuentra el Fondo Monetario de los BRICS conocido por su sigla en inglés CRA?

Como escribió Samir Amin, los BRICS rechazan la geopolítica del imperialismo pero aceptan el neoliberalismo económico

Volvamos a la opinión expresada por Paulo Nogueira Batista sobre los BRICS y su Fondo Monetario Común:

"Los BRICS son sin duda una fuerza mayor en el mundo, y lo ha sido desde el principio, en 2008. De hecho, podemos ser un factor crucial en la consolidación de un planeta post-occidental y multipolar. Esto es lo que se espera de nuestros países. Sin embargo, uno puede preguntarse si los BRICS han respondido plenamente a este tipo de expectativas. ¿Cuál es nuestro balance desde que empezamos a trabajar juntos en 2008, por iniciativa de Rusia? ¿Qué podemos lograr en el futuro? Para intentar responder a la primera pregunta, seré franco y a veces incluso un poco duro. No veáis en mis palabras arrogancia o pretensión. Serán la expresión de una opinión experta, falible como todas las opiniones. Espero que mis comentarios no estén completamente fuera de lugar. ¿No es cierto que la autocrítica, aunque dolorosa, puede resultar beneficiosa en última instancia? No hablaré como investigador universitario, sino como practicante, habiendo estado involucrado en el proceso de los BRICS desde el principio en 2008, desde Washington D.C., hasta 2017, cuando dejé el puesto de vicepresidente del banco de los BRICS en Shanghai. Más allá de los discursos, declaraciones y comunicados, hemos logrado hasta ahora dos cosas prácticas y potencialmente muy importantes: 1) un fondo monetario de los BRICS, llamado el Acuerdo de Reserva Contingente - el ARC (Contingent Reserve Arrangement - CRA en inglés); y, más significativamente, 2) un banco multilateral de desarrollo, llamado el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB en inglés), más conocido como el banco de los BRICS, con sede en Shanghái"

"Los dos mecanismos de financiación existentes de los BRICS se crearon a mediados de 2015, hace más de ocho años. Permítanme asegurarles que cuando empezamos con el ARC y el NBD, había una preocupación considerable sobre lo que los BRICS estaban haciendo en este campo en Washington, el FMI y el Banco Mundial. Puedo dar testimonio de ello porque viví allí en ese momento, como administrador para Brasil y otros países en el consejo de administración del FMI.

Con el tiempo, sin embargo, la gente en Washington se ha tranquilizado, sintiendo quizás que no íbamos a ninguna parte con el ARC (= el Fondo Monetario Común de los BRICS) y el Nuevo Banco de Desarrollo"

Por tanto, Paulo Nogueira Batista afirma que debido a la lentitud de la implementación del ARC y el NBD por parte de los BRICS, los dirigentes del FMI y del BM, que anteriormente habían expresado una gran preocupación por el potencial de competencia, acabaron sintiéndose tranquilos.

¿Por qué no ha avanzado este proyecto de Fondo Monetario Común?

Según Paulo Nogueira, que aborda el tema de la lentitud en torno a la creación del Fondo Monetario Común que debían crear los BRICS bajo el nombre de ARC:

El Acuerdo de Reserva Contingente (ARC) de los BRICS

El ARC ha sido congelado por nuestros cinco bancos centrales. Sigue siendo pequeño; sólo tiene cinco miembros, y su trabajo se ve obstaculizado por muchas restricciones. No se creó la unidad de vigilancia que habíamos previsto y no se realizó ninguna operación de apoyo a la balanza de pagos, solo tests. Si los BRICS realmente quieren ofrecer una alternativa al FMI dominado por Occidente, el ARC debe ampliarse en términos de recursos, se debe permitir que nuevos países se unan a él, se debe aumentar su flexibilidad, se debe establecer una unidad de vigilancia sólida (similar a la de la iniciativa de Chiang Mai en Singapur) lo antes posible, y el vínculo con el FMI debe ser progresivamente suavizado.

Todo esto es más fácil de decir que de hacer. Habiendo participado intensamente en los dos años de negociaciones que culminaron en el ARC, puedo decir que la razón principal de la falta de progreso es la feroz resistencia de nuestros bancos centrales, con la excepción del banco central chino. El banco central brasileño es probablemente el peor.

El banco central sudafricano no estaba lejos de hacer que el ARC fuera inflexible, lo que es muy extraño dado que Sudáfrica es el único país de los BRICS que podría necesitar apoyo a la balanza de pagos en un futuro previsible.

¿Qué hay de Rusia? ¿Podemos hacer comprender al banco central ruso que el ARC es hoy potencialmente aún más importante que cuando lo diseñamos, teniendo en cuenta la evolución del contexto geopolítico?

No me digáis, además, que el ARC sufre los mismos problemas que todos los demás fondos monetarios creados como alternativa o como complemento del FMI. Por ejemplo, el pequeño FLAR - Fondo de Reserva Latinoamericano [12] - y el Fondo Monetario Árabe [13] tienen más miembros que el ARC y son instituciones activas que han llevado a cabo numerosas operaciones de apoyo a la balanza de pagos. Mientras tanto, nuestro ARC está dormido".

Es sorprendente constatar que mientras Sudáfrica a mediados de 2020, durante Covid-19, decidía pedir prestado 4.300 millones de dólares para mantener el equilibrio de la balanza de pagos, en lugar de poder pedir prestado al ARC, tuvo que recurrir al FMI. El reforzamiento de las inconsistencias por las contradicciones (especialmente entre China e India) entre los BRICS les han impedido hasta ahora crear el fondo monetario común que se habían prometido establecer hace ya diez años. Un factor adicional jugó: aparte de Sudáfrica, los miembros de los BRICS no carecen de reservas de divisas (e incluso Pretoria controla más de 54.000 millones de dólares en divisas y 9.000 millones en oro). Dicho esto, si realmente hubieran querido constituir un importante polo de atracción respecto a países más débiles, habrían tenido todo que ganar creando ese fondo monetario, y distinguirlo del FMI. Desgraciadamente, aunque el CRA existiera, sus artículos de acuerdo confirman que después de tomar el 30% de su cuota (en el caso de Sudáfrica, 3.000 millones de dólares), entonces el país prestatario debe acudir al FMI para un programa de ajuste estructural antes de poder acceder al 70% restante de la cuota. Se trata de una habilitación diabólica del FMI porque aumenta su influencia sobre los prestatarios de los BRICS..

¿Cuáles son los elementos de la declaración final de la cumbre de los BRICS de 2023 que muestran que no representan una alternativa al modelo económico aplicado por Washington y sus aliados?

Veamos algunos extractos de la declaración final de la Cumbre de los BRICS de agosto de 2023, que muestran muy claramente que las políticas que se defienden en ella van en la dirección de la globalización capitalista neoliberal promovida por las potencias imperialistas tradicionales, las instituciones como el Banco Mundial, el FMI, la OMC, el G7, el G20 y las grandes empresas privadas (las negritas son nuestras).

"- 8. Reafirmamos nuestro apoyo al sistema comercial multilateral abierto, transparente, justo, predecible, inclusivo, equitativo, no discriminatorio y basado en reglas, en cuyo corazón se encuentra la Organización Mundial del Comercio (OMC), (...)

- 9. Subrayamos la necesidad de avanzar hacia el establecimiento de un sistema comercial agrícola justo y orientado al mercado...

- 10. Estamos a favor de un sólido sistema de seguridad financiera mundial, en cuyo centro se encuentra un Fondo Monetario Internacional (FMI)

- 29. Constatamos que los altos niveles de deuda en algunos países reducen el margen de maniobra presupuestario necesario para hacer frente a los retos de desarrollo en curso, agravados por los efectos de desbordamiento de los choques externos, especialmente el brutal endurecimiento monetario en las economías avanzadas. La subida de los tipos de interés y el endurecimiento de las condiciones de financiación agravan la vulnerabilidad de la deuda en muchos países. (...) Uno de los instrumentos, entre otros, para abordar colectivamente las vulnerabilidades de la deuda es la aplicación predecible, ordenada, oportuna y coordinada del marco común del G20 para el tratamiento de la deuda,...

- 30. Reafirmamos la importancia de que el G20 siga desempeñando el papel de primer foro multilateral en el ámbito de la cooperación económica y financiera internacional, que incluye a la vez mercados desarrollados y emergentes y países en desarrollo, donde las grandes economías buscan conjuntamente soluciones a los desafíos globales. Esperamos acoger con éxito la 18a Cumbre del G20 en Nueva Delhi [9-10/9/2023], bajo la presidencia india del G20. ( …)".

(Extractos de: XV Cumbre de los BRICS Declaración Final de Johannesburgo, 23 de agosto de 2023, https://brics2023.gov.za/wp-content/uploads/2023/08/Jhb-II-Declaration-24-August-2023-1.pdf Traducción al francés por Fausto Giudice, Tlaxcala https://drive.google.com/file/d/1rqTlm4DHZ_iO6qQff7RwUXnboVMZm5T0/view)

Como indican estos extractos, los BRICS aceptan el marco capitalista mundial estructurado en torno a una serie de pilares institucionales de los que ellos mismos dicen que deben seguir desempeñando un papel central.

No solo no proponen un marco institucional alternativo al que se estableció después de la Segunda Guerra Mundial o después de la crisis de 2008 cuando se activó el G20, sino que lo que ellos mismos construyen adopta el mismo modelo de financiación. Adoptan un modelo de desarrollo económico centrado en la explotación de los recursos naturales de los países del Sur global y de su muy competitiva mano de obra con el fin de intercambiar el máximo de productos y servicios en el mercado mundial dominado por grandes empresas privadas y por grandes potencias económicas y militares. En ninguna parte de las declaraciones de los BRICS se encuentra una crítica al sistema capitalista, a su modo de producción, a sus relaciones de propiedad, a la explotación de los pueblos y de la naturaleza. La razón es simple, los BRICS son ellos mismos países que han adoptado el sistema capitalista, con algunas características específicas como en el caso de China, donde las empresas estatales y el Estado central desempeñan un papel clave.

Estamos muy lejos de la construcción de la nueva arquitectura internacional que los pueblos necesitan.

Para obtener más información sobre el intento de establecer un banco del Sur en América Latina: Próximamente

El autor da las gracias a Patrick Bond, cuyos numerosos trabajos sobre los BRICS han sido útiles para la redacción de este artículo. También a Maxime Perriot y Patrick Bond por su revisión y a Claude Quémar por la ayuda en la búsqueda de documentos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 930 veces.



Eric Toussaint


Visite el perfil de Eric Toussaint para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: