Benito Mussolini de fanfarrón a padre del fascismo

El italiano Benito Mussolini es el padre del fascismo, más allá de representar a una ideología política ultranacionalista, su verdadero accionar consistió en defender de forma exacerbada sus convenientes posiciones. Mussolini era un fanático vehemente, un sociópata, un manipulador de oficio, un mentiroso compulsivo, ambiguo, cínico y delirante, con conducta antisocial.

Este ex izquierdista, antes de gobernar Italia, trabajó como profesor de francés, historia y geografía. Luego se dedicó al sindicalismo revolucionario, al periodismo y a un activismo de extrema izquierda que termina finalmente traicionando cuando gira hacia la extrema derecha.

En 1908 Mussolini lidera una huelga de trabajadores agrícolas, histriónicamente personifica mucho antes que los bolcheviques rusos ese antagonismo de lucha de clases. En mencionada acción sindical lo apresan por amenazar a un representante del empresariado agrícola.

A Mussolini lo calificaron en su época como el mayor fanfarrón de Europa. En 1919 nace el fascismo, cuando el fanfarrón crea las hordas paramilitares "Fasci Di Combattimento" compuesta por nacionalistas, renegados de la izquierda, mercenarios, ex soldados de la I Guerra Mundial y expresidiarios.

Los "Fasci Di Combattimento" se organizaron en escuadrones, cada uno de los cuales se llamó Squadre d’Azione ("Escuadrón de Acción"), para destruir las organizaciones políticas y económicas. Inmediatamente, las Squadre d’Azione entraron en acción en contra de organizaciones no solo socialistas, sino también de comunistas, republicanos, católicos romanos, sindicalistas y cooperativistas.

Cientos de personas fueron asesinadas a medida que los escuadrones fascistas crecían en número. Paradógicamente, la censura y la autocensura viene de la mano de un Mussolini con roles de periodista. Irónicamente, el movimiento "Fasci Di Combattimento" se convierte en el aliado perfecto de los empresarios que tanto combatió Benito Mussolini en su pasado como sindicalista.

Mussolini destruyó sus propias banderas de lucha

El fascismo y neofascismo es hoy tema de debate por una propuesta legislativa que según busca erradicar el odio y la discriminación. Para algunos opinadores, en esta se recurre a un discurso instrumental para fines distintos a los planteados como justificación del Proyecto de Ley Contra el Fascismo.

El neofascismo y expresiones similares, es definido en la propuesta legislativa como:

"Toda postura ideológica o expresión, independientemente de su denominación, que reproduzca total o parcialmente los fundamentos, principios, propósitos, métodos y rasgos propios del fascismo"

Retomando el fascismo italiano, este no aceptó oposición alguna y utilizó el totalitarismo para reivindicar la antidemocracia. El fascista clásico no admite la libre discusión acerca de las propias verdades, ni su crítica racional.

No admite la crítica, desprecia y rechaza las diferencias. Toda crítica es mala y toda fidelidad incondicional es buena.

Los frentes paramilitares de la "Fasci Di Combattimento" se transforman en el Partido Nacional Fascista, su doctrina cohabita con la monarquía, pero se opone al liberalismo ilustrado revolucionario francés y declara la guerra al marxismo.

Mussolini defraudó a la izquierda, al sindicalismo y al periodismo. De la justicia social al igualitarismo pasó a formar parte de esa expresión de clase dominante de especie superior que desata el culto a la violencia. No solo fue un antimarxista, sino también un antiliberal, antisocialista y antidemócrata.

  • Mussolini fulminó las libertades y sometió al Poder Judicial. Decretó la detención de contrincantes políticos y recurrió a jueces serviles para que plasmaran sus sentencias y aniquiló la oposición valiéndose del Poder Judicial.
  • Para el fascismo quien no es amigo es enemigo y hay que aniquilarlo.
  • El fascismo no designaba a los jueces por sus méritos intelectuales sino por su lealtad al régimen.

Su desprecio por los súbditos, débiles y trabajadores, lo convierte en un ex profesor y ex sindicalista enemigo de la educación, del sindicalismo y de la democracia. Obviamente, que la democracia es vista por fascistas o neofascistas como un riesgo amenazante del poder. Mussolini nunca disimuló su intención de perpetuarse como gobernante italiano con estilo autoritario y totalitario.

En términos psicológicos pudiéramos afirmar que sus "Trastornos de Personalidad" alimentó sus fuerzas en donde logra aglutinar apoyo en sectores movidos por el odio, el resentimiento, el fanatismo y la ambición. Otro rasgo característico fue su obsesión con las conspiraciones y la exageración hacia una amenaza enemiga.

Más allá de que Mussolini traicionó sin escrúpulos el ejercicio del periodismo, Más allá de que abolió la libertad de expresión. De que promovió un sindicalismo nacional a la medida de su régimen. Mussolini resultó ser un maniático narcisista, que promovió el culto a su propia personalidad, definiéndose como una autoridad suprema, con características de héroe.

Según una encuesta del centro estadístico Eurispes uno de cada cinco italianos cree que "Mussolini fue un gran líder que solo cometió algunos errores".

La realidad es que Benito Mussolini, con sus decisiones, es el gobernante contemporáneo que mató a más italianos en la historia de la nación. Fue quien provocó una guerra en la que murieron centenares de miles de personas, causando daños irreparables al patrimonio cultural, social y económico de Italia.

Hitler admiraba y sobreestimaba mucho a Mussolini.

A pesar de las apariencias, en los anales del tiempo, fue Mussolini quien marcó la senda que Hitler siguió, no al revés. En verdad, el guía italiano antecedió al alemán en casi todos los senderos trazados en sus proyectos geopolíticos.

Figuras como Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi manifestaron públicamente su admiración hacia Benito Mussolini. Otros sectores en Europa hablan abiertamente de neofascismo creando movimientos que buscan revivir el fascismo del siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 898 veces.



Edward Carrasco

Docente y redactor de artículos de marketing digital, tecnología, social media, geopolítica, salud, música, deporte y sexualidad.

 edward.carrasco23@gmail.com      @EdwardJCarrasco

Visite el perfil de Edward Carrasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: