Entrevista con el economista Zelensky: el muerto que camina

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

*/¿Por cuánto tiempo más puede mantenerse la farsa que Ucrania es un verdadero contendor en la guerra y cuenta con una razonable posibilidad de ganarla?/*

Probablemente el presidente de Ucrania no tuvo mucho que celebrar durante las navidades y el año nuevo. ¿Qué habría que celebrar? Luego de regresar desde Washington justo hace un par de semanas con un cheque por solo doscientos millones de dólares en vez de los cincuenta mil millones que era lo que él estaba esperando y que tuvo que haberlo tenido muy preocupado durante el período navideño. ¿Cuánto tiempo más le queda como presidente? ¿Por cuánto tiempo más podrá mantener la farsa de la victoria, en la misma Ucrania? Pocos creen que la guerra puede ser ganada bajo las actuales circunstancias al estar desesperadamente de baja tanto en equipamiento militar como en soldados. Incluso su propio comandante en jefe a menudo reniega de la situación y critica a su jefe, con un número de ahora ex asesores que están felices por el agotamiento de Zelensky. "Iluso" es la palabra que se sigue escuchando. Ellos sostienen que él es el único que cree que la guerra es todavía una opción viable y que la victoria es todavía algo que se puede alcanzar.

De tal modo que no es ninguna sorpresa que se vuelva hacia los únicos amigos que le quedan en el mundo para que lo ayuden: los medios occidentales de prensa. Esta manada de prensa ha invertido tanto en cierta narrativa que apoya a Ucrania y demoniza a Rusia, sin siquiera darle un vistazo a los hechos en el sentido que no habría sido una sorpresa ver que The Economist –la altanera revista económica que es tan pro Unión Europea que Bruselas la utiliza como vocero de sus propias y fallidas políticas –llegando hasta el colmo. Y luego está la entrevista posterior del propio tabloide limpia traseros del Reino Unido, TheSun, cuyo periodista no nos defraudó con abundantes puntos de discusión de la OTAN en su copia que Ud. podría equivocarse y creer que fueron escritos por el propio personal de prensa de la OTAN.

¿Dónde, por el amor de Dios, se encuentran los periodistas como Jerome Starskey, quien, bendito sea, probablemente cree que 600 mil personas han muerto en Ucrania "con una mayoría de soldados rusos"?. Risible.

Pero el artículo del Economist que le permite a Zelensky continuar con el tema de que Putin es un líder salvaje que con dientes y muelas era el loco que iba a invadir los países europeos y comerse a todos nuestros niños, fue difícil tomarlo en serio. Aparte de todo eso, choca con la propia línea de Joe Biden que sostiene que Putin está en caída libre y que ha "perdido" la guerra de Ucrania. ¿Podrían ellos mantenerse en ambos lados? ¿Sugeriría esto que el equipo de prensa de Zelensky ya ni siquiera se está comunicando con la Casa Blanca?

De muchas maneras, el artículo del Economist hace aparecer a Zelensky como más bien ridículo, poniéndole apodos a Putin (animal) lo cual puso al dirigente ucraniano como el hombre muerto que camina. Putin de ningún modo ha mostrado interés en invadir o atacar a la Europa occidental, pero eso no detiene a Zelensky manteniendo viva su falsa acusación y repetirla en la entrevista con The Sun. Ni la OTAN ni su servil grupo de periodistas del centro occidental de comunicaciones necesitan molestarse con los hechos, por cuanto ellos se regodean con estas fantasías propias de jardín de infancia.

La realidad para Zelensky es que la guerra nunca va ser ganada por su propio ejército y que ahora debiera estar buscando que el partido se mantenga vivo solo para mantenerse en el poder por un año más, si es posible. Ya no estamos observando a un líder en tiempos de guerra dirigiendo desde el frente, sino más bien un déspota corrupto, ahora obsesionado por su nuevo desafío: su supervivencia política.

El tan esperado paquete de ayuda durante el mes de enero, si es que llega, será un apósito para la herida abierta. En realidad, su única esperanza de supervivencia es mantener a su cábala bien alimentada con la riqueza que ellos puedan succionar del timo de la guerra. En la medida que estas cantidades se reduzcan con el tiempo, la realidad sería que ellos decidan aumentar el armamento que envían a Libia a cambio de dinero rápido, cosa que solo aceleraría la caída de Zelensky o lo aceleraría hacia un acuerdo de paz con Putin, de tal modo que la nueva vaca que será ordeñada ya no será el armamento occidental sino la ayuda para la reestructuración de parte de la Unión Europea. Pero el nuevo paquete de ayuda que Biden está tratando de asegurar no se espera que sea nada como los 50 mil millones de dólares que fueron retenidos por los senadores norteamericanos preocupados por las fronteras del país. Resulta difícil saber cómo haría Zelensky para mantener esta farsa en movimiento, pero, podemos estar seguros que serán los periodistas occidentales los que lo ayudarán en su propia y nefaria campaña de relaciones públicas y las mentiras que defeca hacia la ingenua audiencia occidental que presumiblemente está feliz de leer los artículos acerca de la guerra que solo describen las pérdidas rusas pero no mencionan las de Ucrania.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

https://strategic-culture.su



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Martin Jay

Periodista británico.


Visite el perfil de Martin Jay para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: