La Tecla Fértil

La oligarquía no desea desaparecer de los escenarios de poder democrático

La historia, en este tiempo nos viene explicando el despotismo de las modernas aglomeraciones urbanas en cada Metrópolis. En su mayoría bajo el tutelaje de asalariados, que, deben cancelar impuestos a grandes burócratas y, así tener oportunidad de acceso a los servicios básicos. Los siglos XVII y XVLLL, son claves para entrar al mercado, bajo un proceso de resistencia frente a los comisionados del mercado que abastecían de granos a los centros de acopio y muelles de Londres.

En un principio todas las ciudades miraban hacia París, se encontraron con un control de la economía hacia la subsistencia. Era una forma de Imperialismo al igual que el inglés y, de esta manera comenzó las políticas de desmantelarían de precios.

Se ven cosas, el Estado no puede ahogar a la población Civil, en el caso venezolano, las imposiciones económicas como pagos de tributos es una caracterización de La Monarquía Española. Una sociedad civil saludable protege a los ciudadanos de un poder estatal abrumador. Entonces, las Tesis sobre organizaciones civiles y comunitarias nos hacen víctimas de los delincuentes con pocos márgenes de seguridad.

Los ciudadanos. Se organizan para romper con el fenómeno de la globalización y, los nuevos políticos junto al empresariado privado provocan crisis financieras falsas para tolerar ligeras subidas de la inflación. Es difícil que los inversores se establezcan en América Latina por los temores que viene motivando la vieja izquierda, es una respuesta que se viene dando hacia El Foro de Sao Paulo. La supremacía financiera busca superar al humanismo y, a la diversidad cultural.

Debe existir un universo conceptual que defina el actual proyecto bolivariano, porque, los recursos humanos del Sur han sido entregados al Norte. Cambiando ahora, de panorama; Cuba y China con aristas hacia Irán. La respuesta es simple, el Estado debe reducirse y dejar que el mercado neoliberal funcione con libertad, recordando a Robert Nocick. La izquierda se ha convertido en neoliberal y, esta silenciando a periodistas y columnistas que le motivan criterios de opinión.

Es una nueva fase política de control de los ciudadanos y controlar las ventajas económicas. Las oligarquías vienen alimentando estos grupos políticos para no desaparecer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 535 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: