¿Prepara EEUU un golpe de mano en Pakistán?

La Organización de Cooperación de Shangái ( OCS), fue fundada en 2001 por los Cinco de Shanghai (China, Rusia, Kazajistán, Kirgistán, Tajikistán) a los que se agregaron posteriormente Uzbekistán, India y Pakistán y sería junto con los países del ALBA e Irán el núcleo duro de la resistencia a la hegemonía mundial de Estados Unidos y Gran Bretaña.

En consecuencia, el objetivo confeso de EEUU sería dinamitar dicha organización teniendo a Baluchistán, Cachemira y Xinjiang como escenarios para sus operaciones con el objetivo confeso de implementar el caos constructivo siguiendo la estrategia brzezinskiniana del "choque de civilizaciones".

Dicha doctrina consiste en lograr la confrontación de China con el Islam (cerca de 1.500 millones de seguidores) así como secar sus fuentes de petróleo de los países islámicos del Asia Central para lograr la total rusodependencia energética china y en una fase posterior acabar enfrentándolas entre sí y finalmente someterlas e implementar el nuevo orden mundial bajo la égida anglo-judío-estadounidense.

Golpe de mano contra Sharif?

El Presidente Biden declaró durante un acto del Comité de Campaña Demócrata, cuya transcripción ha publicado la Casa Blanca, que "Pakistán puede ser una de las naciones más peligrosas del mundo debido a que tiene armas nucleares y ninguna cohesión".

Por su parte, el primer ministro pakistaní Shehbaz Sharif,en un comunicado recogido por la cadena Geo TV expresó su rechazo a las palabras de Biden indicando que "Pakistán rechaza las declaraciones que supuestamente ha hecho el presidente estadounidense, que son incorrectas factualmente e inducen a error", declaraciones que habrían escenificado la desafección hacia EEUU del actual Gobierno pakistaní que tendrá como efecto colateral un posterior estrechamiento de las relaciones con China.

El peligroso acercamiento de Pakistán a China habría acelerado la doctrina del Pentágono de lograr la balcanización de Pakistán y habría fomentado el movimiento de independencia en la provincia de Baluchistán donde se ubica el estratégico puerto de Gwadar con el objetivo confeso de hacer inviable el proyecto estrella de China, la "Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda".

Sin embargo, dado el fracaso de la insurgencia en Baluchistán, EEUU procederá a la implementación de un golpe de mano contra el actual Gobierno de Sharif tutelado por el ejército, verdadero poder en la sombra.

La CIA aprovechará el ingreso en prisión del ex primer ministro Imran Khan acusado de un presunto delito de corrupción y condenado en un juicio express a 3 años de cárcel para teledirigir las protestas de los seguidores de su partido, el PTI, la mayor fuerza política de Pakistán en la provincia oriental de Punjab, la más poblada e industrializada del país con el objetivo de provocar la intervención del Ejército y desatar una oleada de represión y muertes.

Así, la CIA intentará servirse de una cruenta represión para provocar un cisma en el monolítico establishment o estado profundo pakistaní, integrado por las fuerzas armadas, la inteligencia dirigida por la Agencia Inter-Services Intelligence, la temida ISI, así como funcionarios gubernamentales y grupos paramilitares. Tras ello, podríamos asistir a un golpe de mano por parte de los generales partidarios de establecer relaciones con EEUU y tras un interregno presidido por militares, implementarían un Gobierno civil presidido por Imran Khan que gravitaría en la órbita de EEUU.

Dicho Gobierno estaría tutelado por el Ejército y EEUU lograría que Pakistán retorne a la senda de las seudo democracias tuteladas por el "amigo americano" para en una fase posterior lograr la confrontación de China con el Islam (cerca de 1.500 millones de seguidores) así como secar sus fuentes de petróleo de los países islámicos del Asia Central.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1234 veces.



Germán Gorráiz López

Analista de temas económicos y geopolíticos

 germangorraiz@gmail.com

Visite el perfil de Germán Gorráiz López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: