Pudiera ser que, factores su partido, sea el segundo que le dan

Preparan otro golpe contra Evo, esta vez dentro del MAS.

Revisando los medios, hallo en el portal "Costa del Sol FM", una larga nota referida al conflicto dentro del MAS, el partido de Evo Morales. Allí, de entrada, se dice, "En una rueda de prensa, el diputado Rolando Cuéllar, del sector que respalda al presidente Luis Arce, insistió en que las organizaciones sociales de su partido llamen a un congreso para retirar a Morales del MAS, a quien acusó de estar "destruyendo" y "desestabilizando" al Gobierno".

https://www.costadelsolfm.org/2023/03/22/el-bloque-renovador-quiere-defenestrar-a-evo-morales-del-mas/

En la misma nota se agrega que "Esas tensiones se manifestaron con las críticas de Morales y los "evistas" hacía varios ministros, denuncias de supuesta corrupción, acusaciones e insinuaciones de traición contra Arce y el vicepresidente del país, David Choquehuanca, además de cuestionamientos a la situación económica del país".

En lo que a mí respecta, la noticia no es nada sorprendente. Cualquier observador, por muy ligero que sea, percibe que el gobierno de Arce, poco reconocimiento hace del líder "histórico" del MAS y expresidente de la República derrocado, alegando irregularidades, pese haber sido ratificado presidente con una ventaja holgada ante su opositor.

Además, entonces, parecieron haber asumido como cierta, la mentira que Evo y García Lineras, el vicepresidente, habían renunciado.

Para mí, no es determinante la información dada o acusación presentada por el diputado Rolando Cuéllar, de las fuerzas del presidente Arce, registradas arriba. Pues aparte del comportamiento gubernamental de intentar opacar o hundir a Evo en el anonimato, lo que es por demás evidente, hay hechos sustanciales de los tiempos del golpe contra él, que hablan de esas desavenencias, desacuerdos y hasta actos políticos, moralmente censurables, de parte del actual presidente boliviano y quienes dentro del MAS a éste siguen, diría yo, acríticamente. Conducta que se está volviendo por demás nociva y deplorable. En Venezuela, por ella, ahora mismo, hay un escándalo mayúsculo.

Con anterioridad, en el mes de noviembre del 2022, publiqué un trabajo titulado "La Añez de Bolivia, es como una matraca de alcabala, donde paga el más pendejo", el cual puede ser leído siguiendo este enlace https://www.aporrea.org/actualidad/a309864.html; en él hablé de la conducta sinuosa y hasta "cómplice" de factores del MAS durante el desarrollo del golpe contra el presidente Evo.

Allí señalé "El sustituto debía salir del partido ganador; en este caso, del MAS, eso es derecho electoral, esto no se cumplió, pues como dijimos, ella, la señora Añez, pasó o la pasaron por encima de 4 con derecho a suplir a Evo, en caso que las renuncias hubiesen sido ciertas."

Esta manifestación nuestra, partía del argumento del bando militar y la oposición, el cual sabíamos falso, según el cual, tanto Evo como García Lineras, el vicepresidente, habían renunciado

En este caso cabe preguntarse, ¿por qué no se cumplió? ¿Lo impidió la señora Añez? ¿En eso sólo privó la arbitraria decisión del Alto Mando Militar? ¿No vale revisar la conducta del MAS entonces?

En efecto, el parlamento boliviano está formado por dos cámaras y la señora Añez era vicepresidente de la segunda. Es decir antes de ella, estaban con derecho a sucesión, de ser eso legal y pertinente, los tres de la primera y el primero de la segunda. Por eso dije que, se "pasó o la pasaron por encima de 4 con derecho a suplir a Evo". Vuelvo a recordar que, tales renuncias nunca se produjeron y menos se ventilaron ante ningún organismo con competencia para ello, sino simplemente se trató de un golpe de Estado promovido por la derecha y los militares y ante el cual, factores del MAS desempeñaron un dudoso rol.

Observe el lector, como entonces pregunté, "¿No vale revisar la conducta del MAS entonces?"

La pregunta tuvo validez, por la conducta del MAS que, en ambas cámaras, donde se debía decidir la legalidad o no de la destitución de facto por parte de los militares, lo que en verdad sucedió, estando el congreso en pleno funcionamiento, sus representantes, siendo mayoría aplastante, no impidieron que eso aconteciese; no se sancionó la ilegalidad del acto. Y menos, se ocuparon de reclamar, dada la fuerza que tenían en el Congreso y calle que, en última instancia, de haber sido cierto, como alegaron militares y oposición, que Evo y García Lineras habían renunciado, le correspondía, en lo inmediato, al presidente del Congreso, militante del MAS, asumir el cargo en vacancia.

En aquel momento, como señalé en el artículo de mi autoría al cual estoy haciendo referencia, "En primera instancia, nunca se ha dado lectura a la renuncia, no se ha tratado la renuncia del señor Evo Morales, del señor Álvaro García Linera, que tenían que ser tratadas en la Asamblea (Legislativa Plurinacional)".

Es decir, se habló de una presunta renuncia de Evo Morales y García Lineras a sus cargos, sin presentar prueba alguna y, de paso, se ignoró al presidente de la Asamblea Plurinacional de Bolivia y a los demás funcionarios en el orden respectivo. O estos se prestaron para el juego.

En el artículo que, como ya dije, publiqué en noviembre del año pasado, señalé además, "¿Por qué no se dio cumplimiento a esto? ¿También lo impidió el mismo personaje? ¿Qué hicieron las dos cámaras del congreso?"

En aquella oportunidad, llamé la atención sobre la extraña conducta del MAS, que teniendo mayoría en ambas cámaras, no manifestó ante Bolivia y el mundo, el hecho que se había dado valor a unas renuncias sin prueba alguna y hecho una escogencia indebida. Y hasta que, los altos mandos del MAS en esa Asamblea Plurinacional, prefirieron ausentarse del congreso o no hacer quórum y menos valer su mayoría, en una conducta que todavía no ha sido aclarada. Se limitaron a explicar algunos que la represión les impidió asistir a las asambleas.

Y agregué, "¿No hicieron los militares uso de las contradicciones que parecieron surgir en el seno del MAS?"

Pero dije algo más, en el acto en el cual la señora Añez se autoproclamó, en el seno del Poder Legislativo de Bolivia, "hubo un número más o menos importante de congresistas, quienes formaban la minoría y unos cuantos del MAS que hicieron quórum, lo que de hecho es un delito y complicidad, pues quienes formaban la mayoría se abstuvieron de asistir a aquel acto de proclamación que ya estaba acordado, entre los militares del alto mando y una macolla política opositora de derecha y unos "masistas" dudosos. Pues según tengo entendido, quien lo dude investigue en las fuentes, no hubo nadie que demandase la ilegalidad de aquel acto de proclamación. Todos se centraron en que se había dado un golpe de Estado al desconocer el triunfo de Evo".

Y hay algo más contundente, ante aquella ilegalidad y hasta como silencio cómplice, por lo menos de factores del MAS, que acudieron a hacer quórum para que la señora Añez se "autoproclamase", tesis impuesta en los medios, pero sin verdadero sustento real, legal ni razonable, el congreso boliviano siguió funcionando si como lo acontecido fuese legal y valedero.

Sólo los factores populares, partidarios de Evo, se mantuvieron protestando en las calles.

Es decir, no es nada difícil concluir que el MAS, el partido de Evo, pese aquellas atrocidades, de hecho y de derecho, se prestó para darle "legalidad" a lo que falsamente llamaron "autoproclamación" de la señora Añez, que llegó por decisión de los militares, complicidad de la derecha boliviana y "extraña conducta" de importante factores del MAS.

Hay, además, un hecho digno de resaltar. Cuando el Congreso de Bolivia debió reunirse, primero para considerar o decidir acerca de la presuntas renuncias del presidente Evo y el vicepresidente, lo que nunca se produjo y en consecuencia, de haber sido aquellas ciertas, escoger de presidente entre quienes presidían las dos cámaras, que sería la segunda instancia, se dijo que una buena cantidad de congresistas militantes del MAS y solidarios con Evo, fueron impedidos de asistir, pues contra ellos se desató una feroz persecución.

Es decir, los golpistas, los militares, supuestamente en acuerdo con la señora Añez, dada su posición en las cámaras, como ya dijimos en el quinto puesto, se cuidaron que la mayoría de los congresistas, militantes del MAS, conocidos partidarios de Evo no asistieron, bajo la amenaza de ser detenidos y hasta sometidos a vejaciones y golpizas, tanto como las hubo. Es decir, en eso, hubo una selección.

Los hechos que ahora se difunden por los medios noticiosos que hablan de las intenciones de quienes forman parte de la tendencia o fracción del presidente Arce, de "retirar a Evo del MAS", porque se les ha vuelto una piedra en el zapato haciendo críticas, denuncias, particularmente relacionadas con la corrupción, viene a cuento para recordar, como he recordado, lo relacionado con el golpe contra y Evo y encontrar fundamento a las sospechas que entonces e intenté poner de relieve. Mis sospechas aumentaron, cuando he visto desde el inicio de la presidencia de Arce, la intención de ignorar al dirigente indígena boliviano.

Todo lo anterior pone de relieve, cómo los adulantes suelen tener tanto poder, para en determinados momentos, sobreponerse a la verdad, la justicia y las buenas intenciones. Pero la vida, suele poner las cosas en su sitio



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com      @elidamas

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: