Invasión de EEUU en 1965 continúa con nueva modalidad de control militar sobre Rep. Dominicana

Es muy importante honrar a los héroes y heroínas de la Guerra Patria de 1965, aunque en no pocos casos estos homenajes están plagados de simulaciones. Pero lo verdaderamente crucial en relación con esta fecha memorable es denunciar y decidirse a enfrentar con energía loa intervención descarada y los controles militares de EU sobre nuestro país, los que continúan implementando con nuevas modalidades derivadas de aquella agresión brutal.

Nuestro Movimiento Caamañista-MC no desistirá de la lucha por alcanzar esos propósitos hasta rescatar la soberanía nacional y derrotar todas las formas de intervención propias de un país, al que el mismo PENTÁGONO que auspicio la invasión militar de 1965, le ha negado durante 57 años su autodeterminación en lo militar y en todas las vertientes de las gestión de Estado.

Al retiro de las tropas invasoras en 1966 le siguió la estructuración de un cuerpo de asesores (MAAG) con un total 500 efectivos militares estadounidenses, que hasta el presente controla los mandos de las fuerzas armadas dominicanas.

Igual la estructuración de una red integrada por 5,000 agentes de la tenebrosa CIA.

Esa agencia estadounidense controla la DNI, la DEA la DNCD y el FBI la Policía Nacional.

La IV FLOTA del Pentágono merodea el Caribe y hace escala periódica en la isla.

Las base militares en Aruba, Curazao y Puerto Rico sirven a la estrategia de EU de impedir todo proceso caribeño hacia la conquista de una nueva independencia.

Las operaciones Nuevo Horizonte han sido aprovechadas para conocer palmo a palmo todo el territorio nacional y facilitar eventuales operaciones de intervención y control militar.

La cúpula militar y el Presidente Abinader pactaron con el Comando Sur no solo su libertad para intervenir en toda la isla, sino además para acompañar sus acciones intervencionistas en la región latino-caribeña.

El Puerto de Manzanillo, financiado por el BID, ha sido previamente entregado al Comando Sur, con tendencia a convertirlo en una base marítima para operaciones civiles y militares

De hecho somos una posesión del PENTAGONO, de su Comando Sur y su IV FLOTA, a ser usada contra nuestra autodeterminación, la de Haití y de cualquier otro país de esta sub-región, muy especialmente aliado a Colombia, contra Cuba y Venezuela.

Esto nos coloca en la inaceptable condición de una COLONIA MODERNA, económicamente tutelada por el FMI, el BM y el BID, cuyo territorio y emplazamientos militares bajo el mando de EEUU sirven para imponer una nueva fase de la estrategia neoliberal y de la privatización y extranjerización del Estado dominicano y del patrimonio público y natural de la Nación.

En tales circunstancias, Abinader hace las veces de Gobernador de Colonia y agente activo del gran capital privado asociado a las elites capitalistas mundiales y a su programa de guerra global infinito destinado a la imposible misión de recuperar la hegemonía y el dominio unipolar de EEUU a escala mundial

Contra esto hay que rebelarse y al mismo tiempo repudiar que en una fecha tan memorable como el 28 de abril haya sido invitado al país Iván Duque, gobernador de la colonia colombiana, presidente genocida de un país con 10 bases militares gringas, afiliado a la OTAN.

Se trata de una ofensa mayor, indicadora de la desvergüenza de Luis Abinader y su gobierno tutelado por EEUU y la oligarquía capitalista dominicana sumisa a sus funestos designios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 382 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: