México: la UPN, en el contexto político y la educación nacional

1. Me han invitado a dar una opinión sobre la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) porque durante 10 meses de 1985 –para hacer un favor burocrático- fui director de la Unidad Mérida. Sin embargo, como profesor e investigador, laboré en ella 11 años. Siendo director logré que todos los catedráticos escriban un artículo, pongan un dinero para la publicación de la revista que cada quien vendió para recuperar su dinero; también logré que todos impartieran una conferencia magistral con mucha asistencia; por último, fui convocante –con Marcelo Pérez e Hilario Vélez- a una manifestación de maestros y alumnos, que recorrió la plaza principal de Mérida, obligando al gobernador Manzanilla Schaffer, en esas mismas horas, a dar un terreno y construir el edificio actual de la UPN, tal como publicaron los periódicos).

2. Participando, de entrada digo que ningún fenómeno puede analizarse aislado, fuera del contexto que lo rodea y lo hace posible. La UPN es parte del funcionamiento del sistema educativo nacional y éste ha dependido siempre del nivel de desarrollo del país de las naciones que mayor presencia tienen en el mundo. Nadie puede demostrar que la educación mexicana se ha desarrollado bien, cuando se puede constatar que sólo la mitad de los niños inscritos en primer año, concluyen los seis años del ciclo, siendo estos los más pobres y miserables; además que sólo el 20 por ciento llega a la universidad. ¿Puede soslayarse que un alto porcentaje se ve obligado a desertar en sus estudios por falta de recursos económicos para comprar útiles, pagar pasajes o inscripciones?

3. De acuerdo con la OCDE, en México de 2017, de cada 100 alumnos que ingresa a la primaria solo la concluye un 50 por ciento; con mil sacrificios 20 alcanza la universidad y uno llegará –con muchos esfuerzos- al doctorado. Se establece que en México solo 17 por ciento de la población de 25 a 64 años ha cursado educación superior, esta cifra es la proporción más baja –esto es muy grave la comparación en números- entre los países miembros del organismo internacional, donde el promedio es de 37 por ciento. La deserción escolar en la educación media superior, reportó que 49.7 por ciento de los alumnos deja la escuela.

4. En este contexto se crea la UPN con claros objetivos políticos de control por el presidente López Portillo en 1978 (que salía del "boom" petrolero); por peticiones del SNTE de Jongitud Barrios (1974-89), representante del sindicalismo gobiernista, con el objetivo de "profesionalizar al magisterio de educación básica en servicio". Como sucede con cualquier funcionario, los rectores fueron nombrados por la SEP con acuerdos con el SNTE. Cientos de profesores de ese sindicato ingresaron como catedráticos, aunque no faltaron algunos universitarios. También se organizó una oposición con el fin de analizar y discutir los planes y programas.

7. Estamos muy mal en educación, lo hemos estado desde hace siglos según puede revisarse su desarrollo histórico, porque la educación escolarizada sólo la aprovechan los ricos y clases medias acomodadas, aunque suelen colarse dos o tres de clases bajas que sirven de ejemplo, de presunción. ¿Cuántos hijos de las clases mayoritarias, de los trabajadores, concluyen sus estudios en una universidad, en un postgrado, para tener derecho a recibir una beca de Conacyt, un nombramiento de investigador o recibir un reconocimiento de Investigador Nacional? Es muy importante ver que clase social alcanza esos niveles.

8. Sí, es indudable, para que un pueblo sea libre necesita educación. Espero que López Obrador, su secretaria de Educación, los maestros de la CNTE, el SNTE y seguidores de la Gordillo hoy, entiendan que el "Plan Educativo" no puede consistir en enterrar la vieja reforma de Peña Nieto o hacerle algunos cambios para que todo siga igual. Se necesita una reforma liberadora, libertaria, que enseñe a los alumnos a investigar y criticar todo, en primer lugar –"con todo respeto"-, todo autoritarismo del maestro, de los padres, del cura, gobierno, patrones, de los textos. Que maestros y estudiantes investiguen antes de adoptar un juicio o una posición.

9. Los estudiantes y sus maestros, aparte de aprender a pensar y planear, tienen que salir de su salón de clases, de sus escuelas, de su comunidad, para estar en contacto con otras personas, otras cosas, con la vida. ¿Para qué carajos sirven a la sociedad estudiantes, profesionistas, que no difunden sus pensamientos, sus experiencias, sus necesidades, sus demandas, creciendo con temores y miedos a la autoridad y el poder? Conozco más de 100 libros sobre educación y libertad, pero por su sencillez y claridad he recomendado mucho leer a Ivan Illich sobre la escolaridad, a S. Neill sobre la libertad y a Paulo Freire sobre educación y poder.

10. ¿Para qué se requieren más días y más horas de clase a la semana o al mes si se busca solamente adaptar a los estudiantes al sistema autoritario de explotación capitalista? Digo a la UPN que necesitamos otra educación; no más conocimientos inútiles que no ayuden a pensar, a investigar, analizar. ¿Para qué carajos nos sirve la historia, biología o matemáticas como enseñanzas memorísticas o repetitivas si no es para transformar el mundo? Pienso que de por sí hay personajes pusilánimes, pero hasta estos entran en movimiento y acción cuando se apropian del pensamiento crítico y libertario. ¿Para qué más profesionistas con pensamientos y acciones acomodaticias?

11. Para mí siempre ha sido difícil hacer propuestas concretas para reformas o componer algo, como la educación, que seguirá marchando de acuerdo al programa nacional capitalista. ¿O alguien piensa que se pueden componer las cosas, hacer algo trascendente, dentro de una enorme estructura de dominación? Nunca he luchado por reformas, por más salarios (mucho menos para mí) y limitados derechos, dado que lo único que hacen es reparar y dar más fuerza al sistema de dominación. Mi tarea hoy que no hay movilizaciones, es estudiar, analizar lo que sucede, buscando difundir mis propuestas con el fin de que ayuden un poco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 848 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: