Salarios en México al año: Jueces, INE, judicatura, 5.5 millones de pesos; trabajadores 51 mil

1. El presidente López Obrador gobierna –como todos sus antecesores- para los ricos. En sus discursos y "Mañaneras" repite mil veces la frase de "primero los pobres", pero en la práctica –por profunda cobardía, por miedo terrorífico a ser derrocado, tiene un consejo de multimillonarios como asesores, no les sube ni les cobra impuestos, permite que sigan acumulando gigantescas ganancias anuales, tiene en su gobierno a personajes del PRI, PAN, PRD, mientras rechazan a sus seguidores del partido Morena por ignorancia o por falta de experiencia para gobernar. Veamos salarios hoy, en que el dólar equivale 20 pesos.

2. Después de tres años de gobierno de López Obrador, hoy se ha publicado que "los máximos" del poder judicial cobran cada año más de 5.5 millones de pesos; el consejo de la Judicatura Federal más de 5.5 millones; 919 magistrados 4.6 millones; consejeros del INE más de 4.4; 666 jueces de distrito 4.2 millones, etcétera. Mientras tanto, los trabajadores que producen toda la riqueza del país, cobran al año 51.4 mil pesos. La diferencia es que los ladrones del gobierno cobran en millones y los trabajadores en miles. El mismo presidente ha repetido que en México se paga el salario mínimo más miserable del mundo: 141 pesos diarios. Siete dólares.

3. La mayoría de los mexicanos, que conoce esa realidad de los robos y saqueos, se ríe al decir que "nada se puede hacer frente al gobierno que tiene al ejército"; los pobres más ignorantes y dogmáticos dicen que "así lo hizo dios y lo único que queda es rezar"; eso parece terrible porque es un signo de impotencia, de resignación, cobardía, comodidad, ignorancia política sobre el qué hacer. ¿Qué estrategias y tácticas de lucha social hemos ofrecido a los trabajadores los poquísimos izquierdistas vivos para destruir el capitalismo? Nada, los hemos dejado en brazos de los empresarios, los políticos, los medios de información, la religión.

4. Recuerdo las grandes huelgas obreras que vivimos en la ciudad de México y algunos estados en la década de los setenta, antes que empresarios, gobiernos y partidos oportunistas nos aplasten con los juegos electorales pacifistas. En algunas logramos triunfos pasajeros, pero en la mayoría perdimos las batallas por decretos de la secretaria del Trabajo o por represión. Las pequeñas organizaciones maoístas, espartacas, trotkistas, anarquistas, sumábamos a cientos de estudiantes de planteles del Ciencias y Humanidades de la UNAM y de licenciaturas, así como del Poli, para acompañar con mítines y pequeñas caminatas de barrio, a trabajadores en huelga de fábrica, como Spicer, huleros, ferrocarrileros, etcétera.

5. Hoy por falta de ideas y voluntad política de la poca izquierda radical en México, la derecha, los reaccionarios, los conservadores capitalistas, son muy poderosos; por ese motivo hasta el gobierno centrista de López Obrador cada día se somete más a esos mismos que exprimen y esclavizan a la población. Si ni siquiera les sube o cobra impuestos a los grandes empresarios, menos podría pensarse en que fueran expropiados en parte de sus riquezas para sacar a los miserables y a los pobres del fango en que se encuentran desde hace siglos, particularmente en los últimos 50 años. En vez de transformación seguirá el engaño y la miseria de siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 290 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: