(La vida en México 1940-1994)

Mil páginas de reflexión de José Agustín en Tragicomedia Mexicana

1. Acabo de rescatar los tres tomos del magnífico trabajo del gran escritor José Agustín, "Tragicomedia Mexicana". Por varios años los tuvo mi "hermanita" Haydée, a quien se los presté para que aprenda política. Yo los he leído y consultado varias veces y, porque es una inseparable obra, pretendo volverla a leer en las próximas semanas y meses. Quien no ha leído este trabajo, se ha perdido mil páginas de reflexión crítica, análisis, comentarios, de enorme calidad e independencia. No sé si el escritor haya continuado trabajando esta historia política y contracultura con el mismo tenor o estilo; decenas de miles de sus lectores esperamos que sí.

2. A mí me encanta el tomo 2 que abarca los gobiernos de Echeverría y López Portillo (1970-82) porque fueron esos años en los que mi activismo en grupos y organizaciones anti electorales fue mayor. El capítulo de "La casa de la risa" analiza el triste papel oportunista de intelectuales que festejaban y pedían subsidios al presidente Echeverría (1970-76). Éste siempre reiteraba –después de la matanza de estudiantes de 68 en el gobierno anterior de Díaz Ordaz- su acercamiento a los jóvenes, la "apertura", el diálogo, además de haber reconocido la injusta distribución de la riqueza y la necesidad urgente de cambios.

3. El escritor relata las enormes contradicciones que tuvo Echeverría con otro escritor muy crítico, Daniel Cosío Villegas, a quien –a pesar de comidas e invitaciones -así como la autorización del presidente de dinero para editar 23 volúmenes de Historia de la Revolución Mexicana- no pudo detener en sus críticas y la publicación de su libro "El estilo personal de gobernar". Comenta José Agustín que "esto contribuyó al estado de ánimo que llevó a Echeverría a derribar el Excélsior de Scheler en 1976". Antes Excélsior –el privilegiado- había publicado la revista "Plural" bajo la dirección de Octavio Paz y la "Revista de Revistas" dirigida por Vicente Leñero.

4. No olvido las grandes movilizaciones –en las que participamos cientos de miles de trabajadores y amplios sectores de la población en defensa del sindicato de electricista encabezado por Galván. Me correspondió participar en la CDMX, Puebla y Veracruz. Parecía que Echeverría quería deshacerse del eterno líder de la CTM Fidel Velázquez. Escribe José Agustín: "Al sugerir la semana de 40 horas, el sector privado inició la consabida fuga de capitales, la dolarización de la economía, la contracción de inversiones e inició una alza de precios". ¿Puede olvidarse que el líder de la CTM declaró la guerra contra el valioso obispo de Cuernavaca, Méndez Arceo, por el contenido de sus sermones?

5. En este capítulo José Agustín nos narra los asesinatos de los guerrilleros Jenaro Vázquez y Lucio Cabañas, así como de la represión y asesinatos de estudiantes del 10 de junio de 1971, el festival de Avándaro y la contracultura. Si en poquitos años del echeverrismo –que buscó reivindicar el cardenismo y el asilo a chilenos y argentinos- sólo habría que pensar en los sucesos políticos, económicos y culturales de los sexenios de gobierno que se construyen a partir de los años 40. Por ello recomiendo mucho buscar estas obras, leerlas y reflexionarlas. Desde hace años que no sé del escritor José Agustín, no sé si esté en Guerrero o en la CDMX. Donde quiera, le mando un gran abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 470 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: