La propaganda

Si la propaganda es la ciencia de convencer a una audiencia pasando por alto la razón. Los estereotipos moralmente dicotómicos de un poder moralmente superior versus uno inferior se crean para filtrar las complejidades del mundo de una manera que solo puede resultar en una conclusión. Presentar todos los eventos a través del prisma de la democracia versus el autoritarismo es el equivalente moderno de la división binaria colonial de pueblos civilizados versus salvajes o cristianos y paganos . El cu lto de la democracia como grado de civilización superior que permite bombardear y destruir para imponer un sistema de gobierno particular considerado el único legítimo; ese criterio no está muy lejos de las guerras de religión y de quemar en la hoguera a quien diacrepa

El lenguaje es posteriormente distorsionado por los estereotipos que surgen de este. El concepto de "nuevo lenguaje" de George Orwell implicaba el uso de un lenguaje simple y palabras dicotómicas que despiertan y contrastan actitudes favorables con actitudes negativas. Distorsionar el lenguaje significaba que "La guerra es paz, la libertad es esclavitud y la ignorancia es fuerza". De manera similar, se ha construido un lenguaje nuevo y simple en el mundo real en el que la discusión de las realidades objetivas es reemplazada por palabras distorsionadas: la subversión es promoción de la democracia, el golpe es revolución democrática, la guerra es intervención humanitaria y la violación del derecho internacional es una regla. sistema internacional basado en la norma más básica y primitiva: el derecho del más fuerte a ser la excepción en el cumplimiento de las normas; hasta el momento de Afganistán ese estado excepcional era Estados Unidos, que invadió Afganistán con un pretexto absurdo, acompañado de una banda deotros estados delincuentes, (Coalition of the willing)en alguno de los cuales sucedió algún cruento atentado que convenía para presentarlo como país tambiénagredido por el terrorismo islámico . En contraste, cualquier acción de Rusia va acompañada acríticamente de palabras como régimen, autoritario, agresor, imperialista, esfera de influencia y otros términos que desarrollan un reflejo pavloviano de desprecio e ilegitimidad.

La estrategia de Yatsenyuk y Lucas es muy atractiva, ya que Washington intenta ansiosamente ganarse la lealtad de sus aliados con respecto a Rusia y China al enmarcar toda la política internacional como una lucha de democracia contra autoritarismo. El público también ha sido telegrafiado para tal interpretación. ¿Cuándo fue la última vez que alguno de nosotros abrió un periódico y leyó sobre intereses de seguridad en competencia entre la OTAN y Rusia? La propaganda con ese estereotipo de la civilización occidental contra los bárbaros rusos, que en dos ocasiones han salvado a Europa de un tirano, tiene 500 años de continuidad, en cuyo objetivo es mantener a Europa en vasallaje y que siga pagando un un 2%% de suPIB como tributo a la industria de armamento norteamericana por el temor ijustificado de una invasión rusa a Europa. Algo que nunca ha sucedido sino al contrario las dos veces que las tropas rusas han entrado en Europa ha sido para liberarla de un tirano: primero de Napoleón y luego de Hitler.

La educación estadounidense tiene estándares muy bajos en lo que respecta a la enseñanza humanística. Se mantiene deliberadamente así porque ciencias como la Historia, la Filosofía y la Literatura desarrollan una inteligencia perspicaz impermeable a las tonterías de la propaganda.

Por ejemplo, el Secretario General de la OTAN, Sr. Stultenberg, dijo cuando los Destructores franceses y británicos patrullan las aguas del Mar de China, Stultenberg toca la alarma porque China se está acercando a la frontera territorial de la OTAN. Stultenberg cree que su audiencia es tan estúpida como él. Uno de los peores efectos de la influencia estado unidense en Europa es que han logrado bajar el nivel de exigencia en los estudios; porque los ignorantes son más fáciles de manipular que las personas cultas. Eso es una verdad de doble via; porque luego hay malos gobiernos que culpan de la ineficiencia de sus servicios públicos o la escasez de combustible al sabotaje extranjero. Cualquier persona bien informada sabe que el gobierno de Washington no tiene razón alguna para querer cambiar los regímenes de Caracas o La Habana, porque ambos, ha destruido la capacidad productiva nacional y son buenos clientes y no representan amenaza alguna que vaya más alla de una verborrea retórica marxistoide que sirve como una hoja de higuera para tapar la propia ineficacia administrativa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 520 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor