¿Prefieres a ladrones y asesinos del PRI, PAN, PRD, o al perdona ricos López Obrador?

1. Apenas proclamada en 1917, esa piltrafa hecha por la burguesía, que es la Constitución; que nunca ha ayudado al pueblo, que sólo ha servido para cubrir las espaldas de los grandes delincuentes con la complicidad de los "órganos de justicia"; tanto los robos, despojos y asesinatos, continuaron al mismo ritmo que se venían registrando durante la dictadura porfiriana. Sólo cambió un poco, pero ha sido más de lo mismo. Si se revisa un poquito la historia de México, se podrá ver que ningún gobierno o empresario se salva de ser puesto en la lista de los que se han hecho ricos, despojando al pueblo mediante la explotación y el robo.

2. Apenas jurada la Constitución, el presidente Carranza mandó asesinar en 1919 al líder campesino Emiliano Zapata. Obregón rebelado asesinó al mismo Carranza; luego gobernado asesinó al gran luchador anarquista Ricardo Flores Magón en 1922 y al líder Francisco Villa en 1923. Luego vendría la rebelión de la huertita. El presidente Calles en 1927 asesinó al general Serrano y sus amigos y luego el clero asesinó al mismo Obregón en 1928. ¿Se respetaba la Constitución? Después de asesinatos menos notables llegaría la expulsión del país del jefe del Maximato, Elías Calles en 1936. Para acabar con "la ley de la selva", vendrían los "arreglos", las "negociaciones", los "acuerdos".

3. ¿Qué puede esperarse de este México precedido de los grandes asesinatos, saqueos y robos? ¿Qué confianza puede tenerse en los políticos agrupados en partidos con poquísimos militantes pero con dirigentes con gran capacidad para apropiarse de todo? Se ha demostrado hasta la saciedad y el presidente López Obrador ha contribuido con sus denuncias, que por lo menos desde 1982, durante el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-88) –cuando Carlos Salinas gobernaba tras el trono- se comenzó a desarrollar la gigantesca privatización en beneficio de grandes empresarios mexicanos y extranjeros, que se llamaría "neoliberalismo".

4. El neoliberalismo (1982/2018), ha significado gigantescos robos, saqueos, acumulación de riquezas en pocas familias, así como profundo empobrecimiento y miseria del 80 por ciento de la población. ¿Cómo entonces acabar con el "neoliberalismo" que no es otra cosa que una parte inflada del capitalismo? El neoliberalismo es la fachada del gran edificio de muchos pisos del capitalismo; es imposible limpiar la fachada porque los tubérculos se asoman por todos lados dado que la podredumbre se encuentra desde los cimientos. Es necesario destruir –sin perdonar nada- todo desde la raíz para asegurar que la mala hierba esté liquidada por siempre.

5. López Obrador -el perdona todo- sin dañarla, dejará al poder muy molesto (la víbora), que inventará todas las acusaciones contra AMLO para cambiar radicalmente su política. Con el total apoyo de los medios de información propagará la huida de las inversiones, el desempleo, la inseguridad, el autoritarismo y la irresponsabilidad de sus denuncias que "debilitan el país". La burguesía, la ultraderecha, al recuperar el gobierno demostrará nuevamente que todas las instituciones tienen que someterse. La SCJN recobrará la plena libertad para determinar –mediante el recibo de gigantescos sobornos- como se maneja la Constitución, las leyes y a los abogados, sin perdones a los explotados. (2/VIII/21)

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 508 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: