Crítica ácida

De la alegría anticomunista summum al ridiculócrata Castillo inca

Atrapados en su amor de probeta hacia el capitalismo salvaje y todo lo que represente "el bien" guía política internacional "the way of life" estadounidense, encuentro dos escritos muy tempraneros el domingo 25 julio 2021, acerca de la alegría que produce a algunos un confinamiento sorpresivo a causa de la Covid 19, en Hanoi y Ciudad Ho Chi Ming, República Socialista de Vietnam, hoy afligida como gran parte de la humanidad al acelerarse la variante delta de la coronavirus. Vietnam, sexta nación más poblada del mundo, 98 millones de habitantes, es en extensión la tercera parte de los kilómetros cuadrados que conforman Venezuela.

La antigua Saigón capital del pro gringo Vietnam del Sur hasta el fin de la guerra, ciudad de 14 millones de habitantes rebautizada Ciudad Ho Chi Ming, y Hanoi capital de Vietnam entraron el 24 de julio en confinamiento de 15 días para combatir la peor crisis desde el inicio de la pandemia en el 2020, al constatar aumento sorpresivo y elevado de infectados en 48 horas. Dictaron orden a la colectividad de permanecer en sus hogares y solo salir a comprar alimentos o ir al hospital.

Se prohíben reuniones de más de dos personas y se reducen los servicios en los sectores esenciales, las restricciones severas las viven en ciudad Ho Chi Ming todavía urbe de costumbres heredadas del capitalismo survietnamita, extensión de normas sanitarias obligatorias hasta el primero de agosto. Sucede tras contener Vietnam el virus con éxito durante gran parte de la pandemia, el rebrote del 24 de julio afectó a cinco mil y eleva el total a 83.191 infectados, con apenas 370 decesos confirmados por la Organización Mundial de la Salud, luego de un año y cuatro meses.

Los salvajes capitostes de la ignorancia han echado a rodar que Vietnam miente, argumento igual al de los mienta madre de nuestra Venezuela, aquellos de "Maduro c d t m" que dicen lo mismo sobre nosotros y las víctimas fatales por la pandemia, ejecutando un summum anticomunista desfasado. Ni de broma se imaginan por ejemplo que Vietnam con 4 millones 369 mil dosis de vacunas y solo 324.000 personas inmunizadas tienen un muy lento proceso de vacunación. En honor a la verdad cabe preguntarse por qué no les venden vacunas los rusos a Vietnam, o no se las solicitan los comunistas vietnamitas, si la Sputnik rusa es la más efectiva del mundo y se sobreentiende Rusia no le haría mal al pequeño país vietnamita, lo que si hace EE UU a Venezuela. Política internacional digna de ser estudiada sin los complejos del grotesco proceder chocarrero de Pedro Castillo, el maestro rural y campesino peruano que accede al Poder Ejecutivo.

Imitando a aquel coronel Humala ganado por la bota yanqui luego de ser candidato antiimperialista peruano, Castillo no critica las intervenciones y amenazas gringas, es presidente con "P" de protegido y tiene que hablar mal de Chávez y Venezuela públicamente, para congraciarse con los que le impusieron que o aceptas o mueres como otros, y debe calarse el bozal acostumbrado. Se descubre el Castillo mental político de quien una vez proclamado, en su primer discurso ventiló obediente el "entendimiento", esperado por el capital salvaje y los USA, tras ablandamiento de 42 días.

Castillo el nuevo presidente inca, paz mediante cumple confesando no ser comunista, ni chavista, circunstancia que permite recordar a Simón Bolívar quien los liberó con lecciones de patriotismo antiimperialista hace dos siglos. Venezuela socialista y bolivariana siglo XXI dicta la pauta de la heredada valentía, rebeldía y absoluta soberanía, con respaldo moral de multitudes en el mundo entero que a pesar de la manipulación mediática "made in USA", les queda el rabo afuera en el sentido de las animaladas políticas, con el perdón de los animales y su instinto de supervivencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 680 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: