¿Fue erradicada la pobreza en China?

Hace unas semanas el presidente de China, Xi Jimping, hizo unas declaraciones controversiales, en las que afirmó, entre otras cosas, que se había erradicado la pobreza en China y que el gigante asiático ha contribuido a la lucha global para superar tal condición:

"’Gracias al esfuerzo conjunto del Partido Comunista y el pueblo de China hemos logrado una victoria completa sobre la pobreza’, manifestó Xi.

El dirigente evaluó en un 70 por ciento la contribución de China a los esfuerzos globales para erradicar la pobreza" https://www.connuestroperu.com/mundo/68966-xi-jinping-declara-erradicada-la-extrema-pobreza-en-china

Seguramente eufórico por el hecho de que China al parecer ha sido la única nación en el planeta con crecimiento positivo en plena crisis sanitaria por la COVID-19, Jimping se mostró excesivamente optimista respecto a la situación económica del país asiático y su papel beneficioso de primer orden en la economía global. No obstante se evidencia que tales declaraciones son demagógicas, a pesar de que ciertamente la nación asiática ha tenido un crecimiento notable en las últimas décadas, hasta el punto que prácticamente ha superado a Estados Unidos como primera potencia mundial, y ha solventado con éxito la emergencia derivada de la actual pandemia.

Tras lo señalado en los párrafos precedentes, cabe hacer varias observaciones:

1.- Por lo general los indicadores de la pobreza en todo el mundo son ambiguos, incluso en China. En su conjunto no reflejan la realidad socioeconómica de gran parte de la población.

2.- China, que de "comunista" solo tiene a su principal partido político, es capitalista hasta los tuétanos, y un factor clave para el desarrollo de su enorme potencial económico, ha sido sin duda alguna la explotación bestial de mano de obra interna y externa a un bajo costo; de hecho la mano de obra en China, en promedio, es una de las más baratas de la Tierra, y la mano de obra que contratan las empresas chinas en el exterior labora por unos salarios míseros y escasos beneficios. Hace algunos años, por ejemplo, fue publicada una noticia respecto a las duras condiciones de buena parte de la masa obrera de China, refiriéndose a que en una filial de cierta transnacional tecnológica estadounidense, se estaban suicidando los trabajadores, agobiados por las largas y extenuantes jornadas laborales, la presión patronal y los bajos sueldos.

3.- Al referirse a la erradicación de la pobreza, posiblemente Jimping aludía a aspectos como la relativa modernización de las zonas rurales, el impresionante desarrollo urbanístico, la mejora continua en la prestación de los servicios básicos y los importantes avances tecnológicos en China. Pero está claro que la presencia de dichos aspectos no equivale necesariamente al bienestar económico general. Y es que la opulencia de una minoría en el orbe va de la mano con la pobreza y miseria de casi toda la humanidad; mientras unos pocos tienen abundante dinero y grandes propiedades lujosas, cómodas y modernas, muchos apenas si tienen para cubrir ciertas necesidades, incluso en la poderosa China.

4.- Es falso que China esté ayudando a erradicar la pobreza global, considerando que esta potencia al igual que Estados Unidos, Rusia y otras entidades poderosas del presente y pasado solo han velado por sus propios intereses. Su prosperidad por encima de todo, y en este sentido ha negociado con otras naciones en forma desventajosa para éstas; las empresas chinas cuando operan en el exterior cuentan con mano de obra barata y negocian amplios beneficios en diversos ámbitos. Entonces es una verdad de perogrullo que toda potencia a lo largo de la historia oprimió económicamente a numerosos pueblos, y China no es ni será la excepción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 528 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: