Stalin y Trotski, siempre se odiaron: Lenin los controlaba; pero muerto éste en 1924, estalló todo

1. Está más que confirmado: Stalin ordenó el asesinato de Trotski en México en 1940 porque el trotskismo y su IV Internacional avanzaba. Stalin había asumido el gobierno en Rusia al morir Lenin en 1924 y, dado que los dos eran los más directos aspirantes, la batalla estalló: Stalin –muy hábil construyendo alianzas, sacó a Trotski del gobierno (donde era jefe del ejército), logró que se expulsara del comité central del partido, luego su salida del partido y luego su expulsión de Rusia.

2. La bronca entre los dos se inició por alrededor del año 1902 siendo Stalin bolchevique junto a Lenin y siendo Trotski menchevique en polémica con Lenin. Stalin era un militante muy sacrificado, muy clandestino, hacedor de trabajos duros de partido como cargar el mimeógrafo y hacer propaganda clandestina; además su cultura (burguesa) era muy limitada. Trotski, por el contrario, era escritor, polemista, muy culto junto a Plejanov y Mártov en un menchevismo más abierto.

3. A principios de 1917 tanto Lenin como Trotski estaban en el exilio en distintos países, pero después de la revolución de febrero encabezada por Kerenski (conocida como burguesa) en Rusia, Lenin y Trotski unieron fuerza en el partido bolchevique. Esta unidad no le gustó a Stalin y los bolcheviques que durante años habían luchado juntos. Se consideró que Trotski era un "advenedizo" que de dirigente menchevique se había cambiado al bolchevismo. "Nos jodemos en la lucha para que otro ocupe el segundo cargo".

4. Trotski fue nombrado jefe del ejército rojo y aquí mostró por el cargo que ocupaba -como Stalin- su despiadado autoritarismo al amenazar a los marinos de Kronstand y el congreso obrero; no faltaron los discursos anti anarquistas del gobierno. Claro, tampoco puede olvidarse que en esos años fueron asesinados por Carranza y Obregón, los dirigentes radicales en México: Zapata 1919, Flores Magón 1922 y Villa 1923. Fueron el momento de las dos revoluciones: de Rusia y México.

5. Hay un elemento ideológico interesante: Stalin reafirmada tercamente que en Rusia podría desarrollarse la revolución, es decir, en un solo país, esto es en Rusia. Trotski por el contrario, aseguraba que esto no era posible si no contaba con el apoyo de una serie de países y una idea de la revolución permanente. Stalin pasó a la historia como un asesino y Trotski –aunque gozó de todo el desprestigio en los treinta años del gobierno de Stalin- integró en parte del mundo una fuerte corriente trotskista que sigue batallando.

6. Yo en mis seis décadas de pensamiento y militancia en el PCM (cuatro años), el espartaquismo (10 años) y el anarquismo (desde 1978), tuve cientos de amigos y compañeros de lucha. Los más numerosos amigos fueron los que conformaron cinto corrientes del Trotskismo: PRT encabezado por Manuel y Peralta, El Socialista por el Güero y Lupín, Rojo por Nava, los posadistas por Tito y Adolfo y los de la corriente de Luis y Anita; pero, ya fallecido, Lupín, fue siempre el más cercano porque trabajamos como profesores varios años en el CCH/UNAM. (Ocho décadas del asesinato de Trotski).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 886 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: