La hydra de Norteamérica

Si bien es cierto que según el artículo de Díaz, María A (2020) publicada 7 de julio donde expresó "Leviatán piratas del Caribe" manifestó los mecanismos de dominio como "imperium mundis" de los espacios marítimos por parte del hegemon mundial cuya coalición reza la visión anglosajona de los nuevos tiempos para practicar un unipolaridad generada con el control de las grandes trasnacionales petroleras en los territorios donde exista intereses capitales por encima de los humanos; este dominio está dirigido a destruir los estado – nación desde una visión geoestratégica y la República Bolivariana de Venezuela es un botín para dichas patentes mundiales de control del capital.

Dicho esto, es imperativo explicar cómo se han generado dos movimientos simbólicos por parte de la coalición histórica entre el Reino Unido y los Estados Unidos recientemente, en donde en primer lugar, pretenden quitarle 31 toneladas de oro equivalente a un mil millones de dólares americanos al vivo estilo de la piratería de otrora en tiempos recientes y a su vez con alianza de abogados pagos por las corporaciones petroleras anglosajonas y angloparlantes utilizan como herramienta la Corte Interamericana de Justicia para arrebatarle un territorio cuya disputa esta dispuesta según el Acuerdo de Ginebra, cuyo tratado sigue vigente y firmado en Ginebra, Suiza, el 17 de febrero de 1966, pero la viva piratería de los nuevos tiempo están configurando una acción hostil entre ambas gobiernos ya mencionadas sumando al colombiano y brasileño, logrando con ello la creación de una Hydra.

Esta hydra es un monstro cuya leyenda griega expresa, la descendencia de Typhon y Echidna (según el temprano poeta griego Hesiod's Theogony), es un monstruo gigante con forma de serpiente de agua con nueve cabezas (el número varía), de acuerdo a la intensidad de la pelea y en este caso se observa a la pelea que presenta la reina del sur (Venezuela) en contra de una hydra de cinco cabezas cuyas cabezas están representadas entre los gobiernos de Colombia, Brasil, Guyana, Reino Unido siendo liderados por el gobiernos de los EEUU y sus corporaciones con la finalidad de apoderarse de los recursos naturales y a su vez no le perdonan ser la creadora de la OPEP, es por consiguiente que la lucha está dada en primer para destruir el estado – nación y con ello a la OPEP, pues, quien tenga el control del petróleo, tendrá el control mundial.

En un mundo en plena pandemia, se observa como existe una batalla hegemónica entre la humidad y el capitalismo, ambos sistemas disputan su sobrevivencia, uno por darle inmortalidad al sistema hegemónico supremacista capitalista y otro por colocar al ser humano y su ambiente como principal centro de desarrollo espiritual, es en tal sentido que, bajo esta explicación, el leviatán del Caribe quedo corto para darle entrada a la hydra como fenómeno económico mundial y pandémico en donde su único interés es destruir al humanidad para mantener la supremacía del capital como hegemon.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 334 veces.



Jesús A. Sanchez H.

Educador. Miembro del equipo PSUV sector universitario.

 jash79.jesusalberto@gmail.com

Visite el perfil de Jesús A. Sanchez H. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús A. Sanchez H.

Jesús A. Sanchez H.

Más artículos de este autor