Mi homenaje a Julián Assange, en el Día del Periodista

En este 27 de junio, cuando los y las periodistas venezolanas celebramos nuestro día en conmemoración a la creación del Correo del Orinoco, periódico creado por Simón Bolívar en 1818, en apoyo a la causa independentista, quiero hacerle un pequeño homenaje a Julián Assange, de 47 años y nacionalidad australiana, injustamente secuestrado por haberse atrevido a divulgar, desde WikiLeaks, en 2010, todas las tramposerías y delitos que el Pentágono cometió en contra de Afganistán e Irán, en medio de una impunidad total.

El New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde y El País, publicaron sus revelaciones y esto dio una visión más veraz de la actuación de EE.UU en estas guerras que ellos provocaron impunemente. Estas informaciones han contribuido, como pocas, a develar el verdadero rostro de ese país, más allá de especulaciones. He allí la razón de esta nota, de este homenaje. Pocos como él han hecho tanto por la verdad, esos fríos informes publicados en Wikileaks dan cuenta de esa dura realidad, mejor que cualquier crónica o artículo periodístico. No es fácil superar la realidad. Assange hizo lo que todo periodista debe hacer; luchar porque la verdad sea conocida.

Julián Assange está en prisión de máxima seguridad en Londres, durante 23 horas está encerrado y solo puede salir media hora al día. EE.UU quiere extraditarlo para juzgarlo por filtración de documentos secretos, espionaje, traición, piratería informática y otros 17 cargos bajo la Ley de Espionaje de 1917, pero solo será hasta septiembre, debido a la Covid19, cuando se reanudará el juicio. Si es condenado, podrían imputarle 175 años de prisión, una virtual pena de muerte.

El fundador de WikiLeaks logró filtrar a la prensa la pelusa de unos 251.287 cables, más de 400.000 informes clasificados sobre la guerra de Irán y 90.000 sobre de Afganistán. De ese color es su delito para los gringos. Según Patrick Cockburn, de London Review of Books, lo que más le sorprendió de esos cables fue leer como " Matar gente se conoce como EOF (‘Escalada de Fuerza’), algo que ocurría frecuentemente en los puntos de control militares de EE.UU. cuando soldados estadounidenses nerviosos ordenaban a los conductores iraquíes que se detuvieran o se fueran, con complejas señales de mano que nadie entendía". Otro informe describe el momento en que los soldados estadounidenses mataron a tiros a un hombre que se "arrastraba detrás de su posición de francotirador", sólo para saber más tarde que era el intérprete de su propia unidad.

Esta pequeña muestra de lo que se divulgó a través de WikiLeaks, da una dimensión de lo que destapó Assange y ayuda a entender la ferocidad en su contra desatada por EE.UU. En tiempos de Correa, en el 2012, se asiló en su embajada en Londres; allí permaneció 7 años, hasta que llegó lenin moreno, que traicionó todo: lo entregó a la justicia británica y le quitó la nacionalidad... Tengo idea de haber escuchado, o tal vez fue que lo pensé, que Venezuela le ofreció su embajada, pero él creyó, que era más seguro Ecuador, dado que nuestro país vivía ( y vive) en un completo hervidero...

Assange lo han acusado de todo, desde haber puesto en riesgo la seguridad de los soldados gringos en Agfanistán e Irán hasta cargos de violación, en 2010, hechos en su contra en Suecia, lo cual generó una investigación de la fiscalía que duró casi diez años, se abandonó tres veces, hasta que finalmente fue desechada en noviembre de 2019, por cuanto ya se acercaba la fecha de prescripción. Actualmente, está recluido en una prisión en Belmarsh, desde donde solicitó libertad condicional para no contagiarse del Covid 19, ya que tiene una salud precaria, según informa su actual pareja con quien procreo dos hijos en la embajada ecuatoriana. De igual modo, diversos organismos internacionales denuncian el precario estado de Assange y señalan que lo están asesinando lentamente. Las plataformas freeassange.com y freewikileaks.eu y freeassange.es abogan por su libertad.

Valga este breve recuento del quehacer de Julián Assange para explicar el porqué de mi homenaje a este hombre que se las jugó completicas a favor de la libertad de expresión, y hoy esta a punto de pagar con su vida tal atrevimiento. Te honro Assange y ojalá hubiese un poder en la tierra que permitiera librarte de ese tormento que vives. Desde Venezuela te apoyamos y nos solidarizamos con tu causa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 740 veces.



Morelis Gonzalo


Visite el perfil de Morelis Gonzalo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: