La Primavera Negra

Hoy, desde la esfinge de la "libertad", se escuchan y nos dejan atónitos los gemidos rebeldes de los Afroamericanos... Son tambíen cantos y plegarias de una libertad negada; parados frente a la Casa Blanca, diciéndoles a los amos del imperio ¡Somos Oro negro, marfil negro y semillas negras!.

Hace Quinientos años, barcos negreros atravesaron el Atlántico trayendo como esclavos, a los hijos descendientes del Dios Zulu, para emprender la más cruenta tortura en la historia de la humanidad (Esclavitud); dando inicio a un modelo de Desarrollo inhumano y cruel… ¡El Capitalismo Salvaje! Cimentándose con la mano de obra esclava.

Hoy, Quinientos años después reaparece la nostalgia de grilletes y cadenas, de los descendientes de una raza expuria, explotadora y cruel, en las calles de Mineapolis, en Estados Unidos, los espíritus rebeldes de Malcon X y Martin Luther King, vuelven impregnados y rebozantes de febril revolución !por la dignidad!.

La raza negra descarga su ira por la libertad heredad de sus míticos guerreros del pasado… ¡Es hora de romper las cadenas de un capitalismo excluyente y xenófobo!.

Los fantasmas del Ku Klux Klan, dirigido por el alquimista-xenófobo, Donald Troump, de una forma inmesericorde violenta los derechos civiles y políticos de la raza más bella y pura del Planeta Tierra

¡La Negra!.

Desde la abolición de la esclavitud en Estados Unidos, en 1863, los descendientes del continente africano han sufrido violaciones sistemáticas en todos sus derechos; ni siquiera en el mandato del primer presidente de raza afroamericana, Barak Obama, han tenido plenas garantías de sus derechos civiles y políticos.

Malcon X, el gran activista por los derechos civiles de la población afro, de América del norte, exclamo la siguiente frase "No se puede separar la Paz de la libertad, y sin esa libertad no habrá Paz".

Hoy, en las principales calles de los Estados Unidos, todos sin distinción de razas están exigiendo esa misma libertad; los disturbios que llegaron a la Casa Blanca, obligaron a la evacuación del Presidente Trump y su familia, un recuerdo parecido con la toma de la Bastilla, en París en 1789 , obligando a los satrapas reyes de Francia a abandonar el Palacio de Versalles, producto de la Revolución Francesa. En este caso por ahora sólo sé apagaron las luces del Óvalo Imperial, algo que no sucedía desde 1889.

Los supremacistas blancos, financiados por los grandes capitalistas y banqueros, se arman hasta los dientes para imponer terror en las calles, Trump amenaza con abrir fuego contra los sublevados.

Estas son las consignas y canticos de sus alabanzas reinvindicativas:

¡Basta ya!

¡Milicia negra, obrera y popular para aplastar a los fascistas, disolver a la policía asesina y a la banda de espías y bandidos del FBI!

¡Fuera Trump, verdugo de los trabajadores y explotados del mundo y asesino del pueblo afroamericano, los inmigrantes y toda la clase obrera de EEUU!

¡A George Floyd lo mató el Estado!.

!Los carniceros imperialistas yanquis tratan a los obreros negros e inmigrantes de EEUU como a los trabajadores y los oprimidos del mundo.!

!Desde América Latina a África y Asia…

Desde Europa a Japón…

¡De pie junto a explotados sublevados de EEEUU!

¡Ganemos las calles y rodeemos todas las embajadas yanquis del mundo!

¡Juicio y castigo a los asesinos y criminales de guerra de la Casa Blanca, el Pentágono, la CIA y todas las fuerzas represivas!

¡Tribunales obreros y populares! ¡Justicia para George Floyd!.

Como justo homenaje a la resistencia, de la primavera negra, recordamos los versos, de la primera Mujer poeta Afroamericana, Phillis Wehetley, que en su en condición de esclava escribió en su lengua materna éstas sinfonías cargadas de un impresionante simbolismo.

"Fue la misericordia la que me trajo desde mi tierra pagana, enseñando a mí ignorante alma a entender que hay un Dios, que hay un salvador también:

Ya que no he buscado ni sabía de la redención.

Algunos ven nuestra oscura raza con ojos desdeñosos, "su color es un grito diabólico".

Recordad, cristianos, negros tanto como Caín, y unirse al Angélico tren".

Hoy, la primavera se viste de lirios negros, soplan vientos y alas de libertad, en las calles y ciudades del mundo se construyen las primeras barricadas, de una nueva sociedad, que se pinta de Negro, se pinta de Mulato y se pinta de Indio.

Hoy más que nunca los Derechos Humanos, no se mendigan se arrancan en la lucha de los pueblos explotados y marginados.

!Ojalá florezca por fin la Paz primaveral, donde todos seamos una sola raza llena de plenas garantías de Derechos y libertades!.

!!!No puedo respirar...No puedo respirar... Por favor quitarme la rodilla de encima...No puedo respirar!!! . (Palabras de Floyd, antes de morir).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 390 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter