Tiempos de coronavirus ¿una profecía de Fidel Hollywood o la consecuencia de nuestros propios errores?

Estamos es una cuarentena donde algunos la respetan y el resto como de costumbre bajo la cultura del vivalapepismo recomienda ponerse un tapabocas que ellos no utilizan y piden no salir de sus casas mientras ellos hacen turismo vecinal sin embargo y afortunadamente no son la mayoría pero lamentablemente es necesario tener presente que la imprudencia de esos pocos pueden JODER a unos muchos.

Ahora bien en estos tiempos de cuarentena mientras unos recomiendan hacer la rutina que teníamos que aplicar desde hac mucho tiempo como lavarse las manos, no fumar en exceso, compartir con la familia, intercambiar películas, música, libros y hasta juegos donde le caen a patadas al papel de baño (para no decir de CULO y no confundir el termino de la naciente organización opositora anunciada por la reencarnación de la fabula el Rey desnudo) me tomo el atrevimiento de recomendar un discurso de Fidel Castro del año 2000 en la sesión inaugural de la Cumbre Sur, donde dese una visión muy clara de la realidad y de los tiempos venideros afirmo que "Nunca antes la humanidad tuvo un potencial científico-técnico tan formidable, una capacidad de generación de riqueza y bienestar tan extraordinaria, y nunca antes el mundo fue tan desigual y la inequidad tan profunda"

Cualquier parecido con la realidad NO es coincidencia sino inconsciencia, pareciera que la sociedad de la comunicación que supuestamente superamos, en realidad fue la sociedad de la contradicción porque la humanidad con mas computadoras, teléfonos inteligentes, redes sociales, NO aprendió a comunicarse y advertir de manera muy contundente que tenemos un solo mundo al que debemos cuidar no obstante envuelto en el paradigma de la terquedad, asumimos una sociedad del conocimiento donde en oda a la contradicción con mas universidades y profesionales universitarios no aprendeos a reconocernos como seres humanos ni interpretar el termino CON-CIENCIA es decir una ciencia el servicio de la humanidad y del mundo en contraposición a los grupos de poder que siendo pocos (como los que no se ponen el tapabocas) deciden inconsultamente por muchos traducidos en bombas nucleares, sanciones económicas mediante medidas coercitivas o por grupos comunitarios (OEA, ONU, FMI, etc.).

En correspondencia con lo planteado, se hace necesario sacar de esto un aprendizaje no verlo como una película de ciencia ficción de Hollywood donde la humanidad se ve amenazada por extraterrestres cuando el mal es generado por terrestres consecuencia de nuestros propios errores en ese sentido, Fidel Castro en la cumbre del G-77 (2000) refirió

"La globalización es una realidad objetiva, que pone de manifiesto nuestra condición de pasajeros en un mismo barco, este planeta habitado por todos. Pero en ese barco los pasajeros viajan en condiciones muy desiguales.

Una exigua minoría viaja en camarotes de lujo dotados de Internet, teléfonos celulares, acceso a redes globales de comunicación; disponen de dieta alimenticia abundante y balanceada; consumen agua limpia; tienen atención médica sofisticada y acceso a la cultura.

Una abrumadora y doliente mayoría viaja en condiciones que semejan las horribles travesías del comercio de esclavos entre África y América en el pasado colonial. Hacinados en bodegas insalubres, con hambre, enfermedad y desesperanza, viajan en ese barco el 85 por ciento de sus pasajeros.

Es evidente que carga demasiada injusticia para mantenerse a flote, y sigue un curso tan irracional y absurdo que no puede ser capaz de arribar a puerto seguro. Este barco parece destinado a chocar con un iceberg. Si así ocurre, nos hundiremos todos."

En correspondencia con lo que hoy vivimos con el OVI – 19 o Coronavirus dicha pandemia nos hace pasajeros de un mismo barco ya no es un problema Chino como afirman algunos eruditos de redes sociales es un problema global donde si bien unos países tienen mejor sistema de salud que otros, la pandemia no discrimina poder económico, militar o intelectual, para muestra veamos cual es la realidad de los países mas influyentes del mundo, en ese sentido si esta lucha por la supervivencia ante un enemigo común no genera un aprendizaje para construir un mejor mundo o como dijera Alí una humanidad más humana, la carga será cada día más pesada, incapaz de hacernos arribar a puerto seguro y donde claramente nos hundiremos todos.

Realmente estas líneas no tienen la intención de dar sermones o una clase magistral de golpes de pecho sino que por el contrario poner a disposición este discurso http://usuaris.tinet.cat/medicuba/medicuba004.htm así como muchos me recomendaron de buena intención películas, música y libros para afrontar esta cuarentena pero si quiero de corazón pedir que ante esta situación, saquemos un aprendizaje desde el principio de la reflexibilidad profunda en función de que la globalización sea para unir y no como dicia Fidel (2000)

La globalización fue encerrada en la camisa de fuerza del neoliberalismo, y como tal tiende a globalizar no el desarrollo, sino la pobreza; no el respeto a la soberanía nacional de nuestros Estados, sino su violación; no la solidaridad entre los pueblos, sino el "sálvese quien pueda" en medio de desigual competencia en el mercado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 730 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas