El despegue ruso hacia África

Como un gran éxito ha sido catalogado el Primer Foro Rusia-África efectuado los días 23 y 24 de octubre en la ciudad de Sochi y al que asistieron representantes de más de 100 Estados y territorios, no solo africanos sino también de Francia, Australia, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos.

La cumbre estuvo encabezada por el presidente ruso, Vladimir Putin y su homólogo egipcio, Abdelfatah Sisi, quien este año ostenta la presidencia pro témpore de la Unión Africana.

Innegablemente que ha sido un éxito rotundo para Moscú que después de un largo tiempo de no tener una presencia importante en el continente africano, tras la desaparición de la Unión Soviética, ahora entra con fuerza en esa región.

Las relaciones de Moscú con esas naciones habían caído en comparación con las que tienen China, la Unión Europea y Estados Unidos. En 2018 el comercio entre China y África fue de 205 000 millones de dólares y el de Rusia solo 20 000 millones de dólares.

En el foro participaron 6 000 personas, incluidos 1 900 representantes de delegaciones oficiales y 45 jefes de Estado y de Gobierno; se firmaron más de 500 acuerdos, memorandos y contratos por 12 500 millones de dólares.

Una relevante decisión ofreció Putin durante la inauguración la que fue recibida con fuertes aplausos por los participantes, al informar que su gobierno había decidido cancelar más de 20 000 millones de dólares por deudas acumuladas por África en la era soviética y predijo que el Producto Interno Bruto del continente rondará los 29 billones de dólares en 2050.

El presidente ruso señaló que su país destaca como uno de los 10 principales proveedores de alimentos al continente, con exportaciones por 25 000 millones de dólares y que ese potencial hay que aprovecharlo, pues la apuesta ahora es incrementar los intercambios hasta llegar a los 40 000 millones de dólares.

Se conoció que varias compañías rusas trabajan en proyectos de gas y petróleo, energía nuclear, en la minería y en la seguridad informática y desarrollo de la economía digital. Moscú se comprometió a colaborar con los sistemas de salud y la lucha contra las epidemias en el continente.

Al significar que las viejas metrópolis occidentales se instalan en el continente para extraer el máximo beneficio y aprovechar las riquezas y recursos estratégicos africanos, indicó que Rusia ofrece otro tipo de relación, promete ayudar sin condicionamientos políticos, así como abrazar el principio de no interferencia en los asuntos internos de los países.

Putin señaló que el gigante euroasiático cooperará con inversiones en los próximos cinco años por miles de millones de dólares.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, declaró que espera un nuevo amanecer de la asociación África-Rusia, abrazar el nuevo resurgir de esa asociación en general, y en particular, las revitalizadas entre Nigeria-Rusia.
Buhari recordó que el continente es rico en seres humanos y riquezas naturales, pero está rezagado en capital y tecnología, y confía en que con socios fuertes como Rusia, poder lograr el objetivo de tener una región donde prime la paz y la prosperidad.

Durante la cita, la petrolera Lukoil firmó un memorando de entendimiento con Guinea Ecuatorial para participar en proyectos de prospección y producción de hidrocarburos en ese país.

El presidente Teodoro Obiang Nguema, dijo que los dos acuerdos de cooperación firmados son el preludio de una mayor colaboración entre las dos naciones.

Obiang comunicó que Guinea Ecuatorial invitó al presidente ruso a participar en el encuentro cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) que se celebrará en la ciudad de Malabo entre los días 26 y 29 de noviembre.

Otro país africano que firmó acuerdos con Moscú fue Sierra Leona y su primer ministro, David John Francis puntualizó que Rusia tiene gran experiencia y conocimiento y le ayudará a evaluar, verificar y confirmar todos los recursos naturales en su territorio.

Con el apoyo de Rusia, aseguró, no necesitaremos hacer peticiones al Banco Mundial, y Sierra Leona podrá utilizar los datos para de evaluación de las garantías soberanas en la realización de grandes proyectos de infraestructura.

En hora buena regresa la Federación Rusa al África, un continente que necesita del apoyo de las grandes economías para el desarrollo y bienestar de su población, pero que éstas no vayan con las ansias de explotación como lo hicieron las potencias coloniales y después las compañías transnacionales de Occidente.

 


.
 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 411 veces.



Hedelberto López Blanch

Graduado de contador (1967) y Licenciado en Periodismo (1972). Ha reportado numerosos eventos internacionales celebrados en Cuba, Angola, Zambia, Mozambique, Libia, Tanzania, Qatar, Zimbabwe, Sudáfrica, Alemania y Rusia. Fue corresponsal permanente de Juventud Rebelde en Nicaragua y asesor de redacción del diario Barricada en esa nación centroamericana entre 1985 y 1987. Ha obtenido varios premios de periodismo.

 hedelberto@yahoo.es

Visite el perfil de Hedelberto López Blanch para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hedelberto López Blanch

Hedelberto López Blanch

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284136.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO