(Soliloquio entre arquetipos)

Ciudades-estados en el mundo antiguo y en el contemporáneo

A pensar nos pusieron los antiguos habitantes del planeta, acuciosos observadores a "Pepa de ojo" del cosmos, y luego los revoltosos de las ciencias con sus aportes teóricos que se ocuparon de convencernos que esa "masa" que habitamos, no solamente se movía, sino que daba vueltas al menos en dos direcciones y, para remate en lo social terminaron globalizándonos; tan es así, que se llegó a afirmar que los humanos tenían su origen por allá, por el África y Asia, y que se fueron desparramando por todas partes. De ser así, entonces no debe sorprendernos que muchos pobladores desearan de nuevo recorrer ancestrales caminos.

¡Ojalá! Que un amigo que me lee, y me comenta críticamente sobre mis frecuentes alusiones europeas; entienda que posiblemente de esa formación cultural occidentalizada que uno recibe a lo largo de toda la vida, alguito debe andar en nuestra psique, cuestión que seguramente los especialistas en psicología profunda puedan explicar.

Nuestro mundo está signado por la cultura de los dioses y héroes, generalmente somos seguidores de algo O de alguien, y ese vacío muchas veces se llena asumiendo simbólicas filiaciones: "hijos de", por supuesto de destacadas personalidades O legítimos herederos de procesos relevantes; tales como: "hijos de la Democracia", O "hijos e hijas de la Revolución. En esas humanas y normales asunciones de roles e identificaciones, sobresale una fase superior: me refiero a la figura del "ser revolucionario", cualificación muy exigente que ni por casualidad toco, pues eso es una dimensión político-ético-ideológica que escapa a la capacidad opinatica de un mortal como el que escribe.

En estos trajines solilóquiales, en tiempos tan convulsionados, hay una palabra, más bien un concepto que me da vueltas hasta el mareo, se trata de la "Democracia", esa que nos viene desde Pericles, singular institución establecida en la ciudad-estado de Atenas, sociedad modélica sustentada en "logros" en la Política, la Economía, las Artes, la Filosofía, y hasta en el "democrático amancebamiento" protagonizado por Pericles y Aspasia, que por cierto, más de dos milenios después, hechos similares, sin ser Pericles, protagonizaron demócratas presidentes venezolanos.

Atenas-ciudad-estado, realmente fue muy próspera, con pleno funcionamiento de sus instituciones, organizada, donde cada grupo social, ocupaba el lugar establecido, tanto en la guerra, como en la vida pública de acuerdo con su condición de clase.

Ahora bien, esa riqueza de la democrática ciudad-estado tenía en lo fundamental dos orígenes: la esclavitud constituida por una población mayoritaria ubicada algunos en la ciudad y otros en zonas aledañas, y por otra parte el carácter imperial del gobierno ateniense que imponía sus normas comerciales y contributivas a las colonias y pueblos vecinos. Sin embargo la base estructural creadora de la riqueza, era esa inmensa masa de esclavos, que cotidianamente acrecentaban el patrimonio económico a sus dueños, incidiendo en la elevación del PIB de Atenas, que le permitía al poder político-militar financiar sus productivas aventuras imperiales.

¡Ah!, por cierto, estos esclavos no elegían O sea, que en esa paradigmática organización social, no eran votos. Sin embargo el concepto "Democracia" y su alta carga conceptualmente benefactora (pero clasista), se instaló como un axioma en el torrente de las ideas políticas en nuestras sociedades y en nuestra consciencia. Ahí, es que surgen las interrogantes sobre estos asuntos de los "Arquetipos".

Incorporo esta curiosidad de la cultura y de la psique, en este soliloquio, intentando entender las convulsiones sociales en las ciudades contemporáneas: Quito, Guayaquil, Santiago de Chile, Buenos Aires, Puerto Príncipe, Beirut, Bagdad, La Paz, Sucre, Managua, Ciudad de Panamá, Moscú, Hong Kong, París, Barcelona(Cataluña), Caracas. Donde se observan situaciones sociales diversas que van más allá de escarceos de las masas O simples coyunturas.

Pareciera que globalmente hay un agotamiento de un modelo, económico-capitalista y son las urbes el ámbito de su expresión. Con el desarrollo industrial y la sociedad de consumo y de servicios florecieron algunas ciudades, y que andando el tiempo, los reacomodos fabriles sub-urbanos generaron decrecimiento del empleo y un abundante proletariado de servicios de baja remuneración tanto en el sector privado como público. En consecuencia tenemos ciudades con amplios sectores de ciudadanos de baja productividad e insatisfechos. Esos ciudadanos terminarán reclamando nuevos modelos de organización social y de vida.

Las clásicas ciudades-estados griegas en el marco de su dinámica histórico-económico de su tiempo atendieron necesidades tales como: concretar la tendencia gregaria y beneficios sociales para impulsar entre otros: las actividades comerciales, y fortalecer su seguridad.

Pero, ¡Hoy! ¡Hoy!, indudablemente que las ciudades son totalmente diferentes a las clásicas griegas, pero no falta quien diga: "de que vuelan vuelan", y nos preguntamos: ¿Será que nosotros en Venezuela por --inercia histórica, derivada del confort de la economía rentista-petrolero-minera, también hemos creado "ciudades-estados"?: Caracas, Valencia, Maracaibo, Barquisimeto, Ciudad Guayana, ¿O será que hay una sola Ciudad-Estado: Caracas? ¿Será casual la expresión "que después de Tazón y Petare, lo demás es monte y culebra"? ¿Qué pasaría en nuestros conglomerados urbanos, si la actividad económica no se recupera con urgencia?. Todos sabemos, que el país nacional tiene muchos años esperando por una política y economía diferente, que salga de la Acrópolis y se extienda a la nación.

De Atenas, sabemos lo que pasó con la Democracia, se fueron de guerra al Peloponeso, de allí salieron con las tablas en la cabeza, luego los reyes de Macedonia padre e hijo, no se pararon en "nudos gordianos", se impusieron sobre todos los dioses y mitos a lo largo y ancho de la Hélade, y buena parte del mundo conocido. Luego llegaron los romanos, y más de dos mil años después siendo Estado-nacional, a la cúpula política griega confusa y enredada, se les presentó el Minotauro disfrazado de FMI, lo demás es historia conocida.

LA REVOLUCION ES CULTURAL

Rafael Castro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 570 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284080.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO